Vuelta a la vida!

jueves, 6 de diciembre de 2012

Hola chicos! ¿Me echábais de menos?
Espero que sí, porque con todo lo que he tardado, es para hacerlo.
Este verano e inicio de curso han sido muy intensos, pero tengo cosas que decir.
En primer lugar, fanfic.es ha muerto para mí. Supongo que haga una última actualización a la historia con un aviso importante para los lectores que seais de ahí, pero considero que ahora el futuro se encuentra en Wattpad, una plataforma en donde lo más importante son las historias originales. Aunque ando un poco decepcionada por haber perdido el botón de Shuffle, pero es que simplemente es un lugar perfecto para los escritores de originales.
Y también hay noticias frescas sobre El Fantasma del Lhanda, y es que, con total seguridad, saque una saga de él.  Ya tengo pensada el preludio (parte importante de la trama) y parte de la segunda parte, pero todo a su tiempo, aún quedan muchas sorpresas para Daimen, Clarya, Surina y Luke en esta aventura como para empezar con la segunda.
Espero que disfrutéis con ellos todo lo posible, y que sepáis que actualmente hay más publicado en wattpad que en fanfic, queridos lectores, así que disfrutad de ello.
Un saludo!!

El guerrero ~Microcuento~

Hola chicos! Volvemos a la vida con los microcuentos. La verdad es que hace mucho que no entraba, hay tanto que comentar!
En primer lugar, pasé limpio a segundo de carrera, ¡y de momento he aprobado todos los exámenes!
Me paso el día por tumblr, es un dichoso vicio que solo recomiendo a los que quieran perder su vida social. Ahora ando en un dúplex super genial con mi novio y su mejor amigo... Oh dios, es que tengo tanto que comentar! jajaja
Ahora supongo que postee otra entrada informativa con todos los cambios y las noticias sobre mi historia. Aquí os dejo con un microcuento destinado a revivir un poco esto :D


El Guerrero

El guerrero se abrió paso entre enredaderas espinosas, enfrentándose no solo a las mayores bestias del planeta, sino también, a sus más grandes miedos. Había cruzado miles de leguas para llegar frente al castillo abandonado. Todas sus energías habían estado destinadas a ese momento, estaba obligado a abrir esa puerta, adentrarse en la oscura morada del monstruo que tanto atemorizaba al pueblo.
Golpeó la puerta de piedra, y con un bramido ensordecedor llamó a su rival.
La criatura no tardó en responderle, avanzó hacia él serpenteando como el reptil que era, y se alzó, imponiendo miedo y respeto, antes de responder con un rugido.
El guerrero sonrió.
La espada en su mano empezó a oscilar y a avanzar hacia el cuerpo de la criatura. Ser tan grande le era una desventaja, y confiaba en que pudiera alcanzar a la bestia varias veces antes de que ella pudiera dar con él.
Y así fue, una y otra vez, la espada se hundía en el cuerpo de la bestia, que parecía muy torpe en sus movimientos. Cuando estuvo completamente debilitada, su enorme cabeza chocó contra el suelo, y el guerrero se dispuso a dar su golpe de gracia.
Entonces, escuchó un llanto.
Las crías de la bestia avanzaron hacia su madre, casi inerte. Se abrazaron a ella y lamieron la sangre de sus heridas, una y otra vez. El guerrero observó sorprendido aquella reacción, y la espada cayó al suelo con un golpe metálico. Incapaz de reaccionar, huyó de la escena del crimen, dejando sin un miembro a una familia inocente que lo único que querían era protegerse.