Editando Lhanda I: Prólogo

sábado, 28 de diciembre de 2013

Buenas! Tras esperar rigurosamente un mes de haber terminado Lhanda para volver a tenerla entre mis manos, por ser incapaz de contenerme, me dispongo a comenzar la edición. Hoy a las 12 de la mañana abrí el documento en scrivener y comencé a mirar.
Había dos cosas que sabía.
  •  Primera, Edward es un vampiro...
 Ay, mierda, me equivoqué. Volvamos a empezar.
Había dos cosas que sabía.
  • Que nunca se debe cambiar nada en la primera lectura.
  • Y que lo harás igualmente, aunque de manera controlada.
Así que, con ese conocimiento, busqué entre mis favoritos aquella página con una masterlist (en inglés) sobre procesos de edición y fui seleccionando ciertas páginas que se adecuaban a mis necesidades actuales, y comencé la revisión.

Ay, Dios mío, si necesito una copa.


Un invierno sin escarcha ~Fanfic RotG~ Capítulo 1

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Feliz Navidad!  Espero que os gustara la otra parte del fic, ahora como regalo he decidido dejar también el primer capítulo, para que lo disfrutéis. 
Link al prólogo aquí


Polos Opuestos ~Drabble~

martes, 24 de diciembre de 2013

 ¡Buenas! Subo este drabble a las 2 de la mañana del 24 de diciembre, no porque me haya vuelto loca ni nada así, es que mi habitación está gobernada por una niña y no puedo leer en la cama, así que mejor emplear ese tiempo en escribir jaja.
A ver, una cosa importante a comentar (aparte de feliz navidad adelantada), el blog está en proceso de remodelación. En primer lugar me he metido con el html ahí por encima y he copypasteado el menú desplegable para ponerlo más o menos como me gustaría (pero ya sabéis que si queréis algo más concreto, lo taggeo todo). Si hay algo en el diseño que no os gusta, estoy abierta a sugerencias, así que podeis opinar.
Y bueno, ahora un poco sobre el drabble, este relatillo tiene historia detrás, son dos "razas" de una novela en un parón similar al de un reloj sin cuerda, pero cuando me pidieron en el ask el Drabble de Calor no pude resistirme, intenté crear mucho contraste y tal vez me ha acabado faltando un contraste visual claro a lo largo de la novela, sobre todo porque en mi cabeza yo basándome en dos imágenes tengo muy claro cómo han interactuado con el tiempo... Y podría seguir enrollándome porque esa historia me gusta y muchas veces la recuerdo con ilusión, pero sin ganas para seguirla de momento.
¡Ah! ¡Otra cosa interesante es que en navidad se acaba el mes de rigor antes de empezar a revisar Lhanda! Eso significa que empezaré el duro proceso y tal vez escriba algo sobre como quiero tirar el portátil por la ventana todos los días. Ya comentaré, que al final esto será más largo que el drabble.


Un invierno sin escarcha ~Fanfic RotG~ Prólogo

sábado, 21 de diciembre de 2013

Y comenzamos otro fic porque así soy yo (y porque no encuentro la continuación del Rymeria, aparte de que me han dejado plantada).
Este es un fic sobre El Origen de los Guardianes, es decir, un fic muy navideño sobre todo para las fechas en las que estamos jaja. Se ubica 14 años más tarde de los acontecimientos de la película, y muchas cosas han cambiado...
Bueno, como no quiero hacer spoiler, aquí dejo el prólogo.

Un invierno sin escarcha

Prólogo

Habían pasado varios años desde que el invierno llegaba sin una sola nevada. Las calles de Burgess no presentaban rastro alguno de nieve, lo que hacía que sus habitantes se preguntaran si esta era la gravedad del cambio climático: que, entrada la segunda quincena de Diciembre, no hubiera un solo copo, y casi apenas charcos, en el suelo.
Un coche azul se detuvo frente a una de las casas de la entrada del pueblo. Quedaba cerca de la estatua de su fundador, Thaddeus Burguess, una estatua que tenía más historia de la que muchos conocían. Pronto su primer integrante, una mujer con el cabello caoba y un peculiar gorro de lana, se bajó del coche, deteniéndose en la parte trasera para sacar un carrito de bebé. Su acompañante, un joven de cabello castaño, corrió a ayudarla a montar el carrito mientras ella silenciaba a la pequeña criatura que se había despertado nada más salió del coche.
- Gracias, cielo…- Murmuró la joven, besando en los labios a su acompañante.- Voy a ver a mis padres, ¿recoges esto y nos vemos en un rato?
- Por supuesto, Pippa.- Sonrió él.- Espero que no tardes, Sophie está que no para deseando ver a la pequeña.
La risa musical de su compañera le hizo ensanchar su sonrisa, mientras ella asentía y se alejaba un par de casas para presentar el bebé a los suyos.
Y es que catorce años, una mudanza, una carrera y una boda, parecían dar para mucho, aunque todo pareciera casi igual.
Porque a veces la historia parece tener el hábito de repetirse.

Pasando inadvertida ~Relato corto~

jueves, 12 de diciembre de 2013

Diana siempre había sido algo parecido a una fanática de las historias de fantasmas, siempre había creído que existía algo sobrenatural que se mantenía oculto en el mundo, y buscaba el más mínimo fallo o una señal que diera forma a esta realidad.
Sin embargo, no fue hasta que enterraron a su abuelo, que no se dio cuenta de lo cerca que podría estar de ese mundo.
Mientras sus padres lloraban su muerte, y ella, cabizbaja, estaba en una esquina, intentando no centrarse en las lágrimas que caían por su mejilla sino en las estatuas que surcaban el pequeño cementerio. Era la primera vez que estaba ahí, y nunca había atravesado sus calles. Mucho menos admirado los ángeles abandonados en un llanto de musgo, ni las cruces cubiertas de enredaderas.
Mucho menos los lauburus, aquel extraño símbolo tan común en su cultura.
Todos ellos estaban a la vista, cubriendo un amplio espectro de las tumbas que quedaban a la vista. Parecía casi una costumbre o una tradición, como si fuera necesario acompañar a cada difunto con uno de ellos. Raro era aquel que no presentara aquel símbolo.
Pero nadie parecía haberse dado cuenta de la diferencia.
Diana había estudiado desde siempre la simbología, formando una de las partes que más le había fascinado de la mitología y cómo todo parecía guardar una relación precisa, sin haber un solo cambio.
Entonces… ¿Por qué el símbolo estaba a la derecha en el mausoleo central? Si las cabezas se encontraban a la derecha, significaba vida, y era un objeto que se utilizaba en el uso cotidiano.
La ceremonia finalizó, y ella seguía ensimismada observando la extraña entrada de aquel panteón, rodeada de símbolos completamente opuestos al resto. Tal vez no era el mejor momento para pensar en ello, tal vez era mejor pensar en su abuelo, llorar junto a su tumba, y dejar ir esas preocupaciones que no tenían ningún sentido y que, según su madre, tenían gracia cuando era joven, pero empezaban a molestarla cuando ya habían pasado dieciséis años conviviendo con ellos.
Pero no podía.

Palimpsesto ~Drabble~

martes, 3 de diciembre de 2013

También conocido como "mis amigos me odian"


Escribió mil veces “Te odio” en un papel arrugado. Lo escribió tantas veces que su lápiz se quedó sin punta, y con tanta fuerza que se encontraba polvo del grafito sobre el folio, haciendo que cada letra estuviera borrosa por culpa del polvo de carbón que, tal vez, había ansiado convertirse en un diamante.
¿Qué había hecho ella para merecerse tal sufrimiento? ¿Cuál había sido el motivo por el cual ahora los lápices observaban en silencio su final, en manos de una joven con el corazón partido, las mejillas húmedas y la mirada perdida?
No era difícil averiguar el motivo, rodeada de fotos hechas añicos, de cartas de amor con la tinta desgastada de pasar las manos sobre ellas, ahora acompañadas de un reguero de lágrimas imbuidas en rabia y tristeza a partes iguales.
Porque es difícil seguir adelante cuando te han roto el corazón.
La joven, temporalmente satisfecha con el trabajo de su obra, dejó de lado el cuaderno con las dos palabras repetidas en secuencia durante toda la página, apagando la luz y dejando la habitación a solas.
Porque, en el fondo de su corazón roto y envuelto por el odio, se podía ver, como en la hoja del cuaderno, cual palimpsesto, que debajo de aquel grabado de odio, seguían quedando guardadas las palabras que habían sido escritas primero en el papel.
Palabras que leían “te amo”