Recuerdos {Relato Corto}

miércoles, 15 de febrero de 2017

[Existen recuerdos agridulces que nunca desearías olvidar]


El coche se detuvo de mala manera frente a la verja de entrada de la residencia de ancianos, y al instante la joven, en el asiento trasero, se removió. Podía sentir el ambiente colarse por las rendijas del aire acondicionado y envolverla con esa sensación de tristeza que siempre le acompañaba durante las horas que pasaban allí, necesitando incluso ducharse para deshacerse de esa sensación en su piel.

Su padre suspiró al verla, pero ella intentó no fijarse. También veía sus ojos cansados de encontrarse siempre con una mujer senil que una vez había sido su madre, pero algunos días no parecía capaz de hilar en sus recuerdos hasta reconocer el rostro del hijo al que había cuidado. Por eso ella tampoco quería entrar: temía el día en el que fuera ella la desconocida.

Una vez al año {Drabble}

miércoles, 8 de febrero de 2017

[Algunos trenes pasan solo una vez al año... pero es dificil no subirse a ellos]



A veces los viajes de tren se pueden hacer eternos, incluso en pequeñas distancias. Media hora solo, pero los pies se le empezaron a enfriar mientras un nerviosismo previo a la emoción subía por su pecho. Entre sus manos quedaban varios libros, apretados contra su pecho como si fueran tan valiosos como su vida y cualquier rasguño que recibieran pudiera partir en dos su alma.

Por la ventana podía ver el paisaje verde intenso sucederse a gran velocidad, intercalando árboles con pequeños pueblos donde un par de pasajeros se unían al tren. El asiento de su lado seguía vacío, por lo que la mochila que llevaba era su compañera de viaje. Dentro había otro libro, una toalla y una cámara de fotos dispuesta a guardar recuerdos de todo lo que pasase a continuación.

Ansiosa, con los pies vibrando para que su nerviosismo se escapara por alguna parte de su cuerpo, decidió leer para distraerse. Pero no llegó a terminar la primera frase del libro cuando llevó la vista al móvil, a los mensajes que iban llegando y anunciaban un día imposible a punto de realizarse. La sonrisa se coló en sus labios, ensanchándose más de lo que parecía posible para las primeras horas de la mañana. Pero no se esfumó mientras respondía, ni mientras miraba por la ventana con inquietud y expectación, esperando ver a lo lejos la silueta de una ciudad que empezaba a conocer como si viviera en ella.

¡Comienza la ronda de blogs colaboradores!

sábado, 4 de febrero de 2017

¡Buenos días!

Ya está aquí la ronda de blogs colaboradores de febrero, que ya os había comentado en esta entrada. Me agradece ver que siga habiendo gente preparada para otra ronda pese a que haya pasado tanto tiempo entre ambas, sobre todo ver a tantos repetidores. A ver si pronto se animan otros, pero al menos entre nosotros seguimos disfrutando.

Ahora, paso a hablar de los participantes.

Escritores

Reseñadores


En esta ronda Sara se encargará de coordinarlo todo porque éramos impares, aunque ya a la próxima nos plantearemos lo de apuntarnos como escritoras para poder participar las dos.
El tema de esta ronda tenía que ir en torno a una mentira e incluir un anillo. ¿Qué ideas se os habrán ocurrido con esto? La verdad es que tengo ganas de leerlas, pero lo primero de todo es mostraros las parejas de esta ronda.


El primer capítulo de esta ronda debería publicarse a lo largo de la semana que viene, y así consecutivamente hasta el 6 de marzo, semana en la que deberían publicarse las reseñas. Después haremos una recopilación con los relatos y las reseñas para que podáis descargarlas y leerlas cómodamente en pdf.

La siguiente ronda comenzará el 20 de marzo, pero ya podéis inscribiros desde este formulario.



¡No olvidéis estar pendiente de los blogs de la iniciativa para leer increíbles historias!

Las Ciudades de los Muertos {Relato Corto}

miércoles, 1 de febrero de 2017

[En el oeste se encontraban las ciudades de los muertos... Y algunos de ellos estaban despiertos]


Hacía tiempo que no recorría aquellas zonas, pero seguía recordando hacia dónde llevaba cada sendero aunque los carteles ya no estuvieran allí. Mientras Theren parecía investigar alrededor en busca de alguna pista sobre qué iban a encontrarse, Lyreth habló con rapidez.

— Kairea está al este, es una ciudad grande, marcada por el comercio. Suele ser punto de reunión de mercaderes en las estaciones cálidas e incluso en invierno suele tener visitantes.— Explicó, señalando hacia el sendero de su derecha. Hubo un titubeo antes de hablar. En el oeste se encontraban las ciudades de los muertos, y era difícil suavizar esa declaración.— Al oeste…

— Sé lo que hay. Entiendo algo de geografía, sobre todo de ciudades “malditas”.— Respondió Theren, aunque sonreía con calma. Resultaba difícil ver en él al chico asustado de un lobo que una vez se cruzó en su camino, aunque cierto era que habían pasado muchas cosas entre medias. Cuando se quiso dar cuenta estaba correspondiendo la sonrisa del joven, incluso sin ser consciente de por qué. Recogió su bolsa del camino, colocándosela al hombro al ver que habían tomado una decisión.— Será mejor ver esas ciudades con mis propios ojos.