Portátil enfermo.

martes, 1 de abril de 2014

¡Buenas!


Mi bebé está malito D:
Y sí, por mi bebé me refiero a mi portátil.
No, no es un virus, tranquilos, dejad las mascarillas.
Tiene una bisagra jodida y se ha bloqueado, con lo cual, antes de que se rompa del todo (ya se le rompió la carcasa) he decidido llevarlo al informático de debajo de mi casa a ver si me lo pueden arreglar antes de semana santa (exámenes, ¡yay!), pero durante ese tiempo solo dispongo del portátil de Martín (que por cierto, hace unas entradas divulgativas sobre química en Agujeros de gusano y más avanzadas en Quantum Dots), y básicamente solo por las mañanas, así que mi número de relatos se va a ver reducido durante este mes. Intentaré escribir alguna cosita, pero no prometo nada. No es que abunde el tiempo la verdad.

Así que nada, simplemente quería explicar mi desaparición y decir que volveré con alguna noticia sobre Lhanda y sobre las historias que vaya escribiendo, que ya comenté en el último relato del four by flash. Siempre podéis hacer un repaso a todos los relatos escritos ese mes, que seguro que tenéis para rato :D

¡Nos vemos pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario