Antología El Universo

lunes, 21 de diciembre de 2015



¡OMG OMG OMG!
¡No os vais a creer la pasada de antología que han hecho Ananda y Elleh! ¡Es preciosa!
Esta entrada es una mezcla de fangirleo y avisaros de lo bonita que es, y de que participé en ella pese a que me coincidió con el NaNoWriMo, lo cual ya es increíble, y me quedó algo medianamente decente, lo cual para mi es mejor.
Pero encima es que ES LO PRIMERO QUE LEE LA GENTE. Pero en serio Ananda, Elleh, no pensasteis demasiado, ¿no? Qué corte, qué vergu y qué todo cuando me he visto la primera de la lista. Luego la antología mejora, lo prometo.
Si, mi autoestima sigue bien, gracias por preguntar.

El diario de Lucía: la flauta dorada.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Si os preguntáis de qué va esto, yo también me lo pregunto un poco. Pero bueno, os voy a poner en situación.
Durante las últimas jornadas "minas tirith" vi en el navegador de mis primos la pestaña de popmundo. Ya sabía que mis primos son unos amantes de esta página, que yo de pequeña le había dado una oportunidad y me había rendido antes de empezar casi. Llevamos ya diez lecciones de las jornadas y casi desde ese mismo tiempo a mí me picaba el gusanillo de volver a hacerme una cuenta.
Y como veréis en esta entrada de Laura, soy procastinator furiosa, así que tenía que hacer honor a mi nombre.
Y me creé a Lucía Fossas Espalder, originaria de Barcelona, con un padre que la empuja hacia la economía mientras ella se rebela y sigue su sueño: ser una estrella... de la música clásica.
Supuestamente la gente con cuenta VIP tiene la opción de subir entradas a su blog. Pero yo soy pobre, así que me he decidido por algo más sencillo como escribir aquí. Así que iré escribiendo entradas como si estuvieran escritas por mi pequeña artista, como si fuera en su blog personal, para compensar. Espero que os guste, porque a mí me tiene muy emocionada la chiquilla.
 Y, sin más dilación, os dejo con Lucía.



Los segundos antes de entrar a un escenario siempre se me han hecho eternos. A veces es imposible olvidar el pasado, a tu padre gruñendo que le pondrás en ridículo, a tu madre callando, como siempre, porque seguir tus sueños es más difícil de lo que parece, sobre todo cuando careces de apoyo.
No quiero decir que mi padre no hubiera ayudado un poco a mi formación: me da casa, me paga la universidad, me compró mi primer instrumento musical. Pero eso no significa que tenga todo su apoyo. Si por él fuera me ponía a trabajar en su empresa y seguir sus pasos, dejando atrás mi sueño para siempre.

Discovery Writing o escribir a la aventura.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Durante junio y julio, mientras estudiaba, me puse de fondo Writing excuses, el podcast de radio de Brandon Sanderson & co donde hablan sobre diferentes aspectos de la escritura, desde el proceso creativo hasta la parte de editar. Aprendí muchas cosas, pero una que se me quedó muy grabada es lo que ellos llamaban el Discovery Writing.


NaNoWeek semana 4: depresión post-NaNo

martes, 1 de diciembre de 2015



Ayer a las 12 de la noche acabó el NaNoWriMo. Como sabíais yo ya tenía las 50mil palabras, pero aún así quería estirar un poco el número de palabras antes de tomarme un descanso de escribir para seguir corrigiendo y haciendo cositas pero no tan densas como es el NaNo y, en concreto, HSN. Creo que seguiré escribiendo a ratos esta novela, solo que no con un plan como el NaNo. Primero además tengo que resolver un poco el conflicto final de la novela, porque sé como quiero que acabe pero tengo que ver cómo llegó ahí y cuanto va a llevarme (seguramente 3 veces más de lo que diga, porque eso es lo que me ha pasado con esta historia durante el NaNo).

Se apoyó sobre el brazo de su hermano al caminar, notando las caricias en su hombro y sus intentos de consolarla. Pero no sabía si le dolía saber la verdad: que su familia seguía rota por la guerra, o ya había asimilado la cruda realidad.

Pero en fin, aquí vengo a deciros cómo ha ido esta cuarta semana y, como os dije, llegué a las 60mil, pero Santander trastocó mucho mi proceso de escritura, además que empezó la vagancia y la saturación a niveles muy elevados. Antes no me quedaba trabada en ningún capítulo pero, admitámoslo, fue acabar el reto y relajarme mucho, yo nunca había llegado al reto sin terminar la historia (Lhanda estaba empezada y la molécula de la discordia es una historia cortita), por lo que no sabía que después de las 50mil entras en modo saturación y necesitas descansar.

NaNoWeek Semana 3, vagancia y spoilers.

martes, 24 de noviembre de 2015

Si alguien se sorprende al ver este banner es que no leyó la entrada anterior, donde ya os decía que había alcanzado las 50000 palabras en esta tercera semana. Pero bueno. La verdad es que en la tercera semana coincidió mi ausencia de tiempo con mareos y cosas que me hicieron perder las ganas de escribir de manera constante, además que había llegado a puntos donde no sabía cómo avanzar rápido. Todavía me estoy reponiendo de eso, pero sin embargo estoy empezando a tener cada vez una idea más clara de cómo avanzar en la novela para ir escribiendo. Total, el reto está terminado, ¿no?

Ha coincidido que la tercera semana tenía mucha carga de estudios, pero nada que me impidiera ponerme a escribir a ratos. He aprovechado para probar también el funcionamiento de evernote, ya que uno de los premios del NaNo son tres meses de premium, y así hacerme a la idea de si me interesa o no. Teniendo en cuenta que Google Keep ha dejado de funcionar en mi tablet, yo diría que sí me interesa, pero bueno.


NaNoWeek: Semana 2 o mi primera bajona.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Escribo esta entrada a miércoles 18, un poco tarde para la semana 2, cuando en realidad pensaba haberla escrito ayer y si me conocéis en twitter veréis que ya he superado las 50000 palabras (pensaba no hacer spoiler y me he dado cuenta que es inviable si quiero añadir una foto de las estadísticas). Sin embargo y aun así, voy a contar solo desde el día 9 hasta el 16. Y el resto ya os enteraréis la semana que viene. Como no he terminado la historia, solo el NaNo, pues seguiré haciendo entradas. La historia no termina a las 50mil, ni de coña.

Pero bueno, por partes. El día 9 pegué un buen estirón. Me había ido a dormir dándole vueltas a una escena de la historia que tenía muchas ganas de escribir, lo que me hizo motivarme y sacarla con facilidad. Le siguió una escena que se estaba escribiendo sola mientras yo observaba casi anonadada cómo se iba desarrollando, y tuve que hacer una pausa porque no podía centrarme. De ella ya os hablaba en la entrada anterior, y después me costó un poco seguir escribiendo, pues nada me parecía que iba a estar a la altura. Pero el NaNo no se trata de escribir una historia perfecta que no requiera revisión. Se trata de plasmar ideas y escenas que te gustan y sabes que quieres escribir, y hacerlo sin preocuparte por si están bien o mal. Para eso luego revisarás.
Algunas escenas las saqué mejor que otras, obviamente, pero cuando acabé ya tenía 28719 palabras.

Y a partir de ese momento, tenía algunos bloqueos mientras escribía. Seguramente fueron cosa de no tener un guión que seguir y andar cambiando cosas, ya os dije en la entrada anterior que sentía que eso me estaba frenando. Y es verdad. Los cambios del guión mental que yo tenía me estaban frenando, las escenas no fluian tan rápido al no estar planeadas con anterioridad. Me bloqueé en una escena de persecución y lucha, y estuve un buen rato dándole vueltas a como llevarla. Tampoco es que sea la mejor que haya escrito y seguramente me de dolor de cabeza solo pensar en revisarla, pero tengo que hacerlo. Aún así, y forzándome a acabar esa escena para dar paso a la siguiente, llegué a 32000 el diez de noviembre.


NaNoWeek: Semana 1

lunes, 9 de noviembre de 2015


Por si no lo sabíais, empecé el NaNoWriMo, ya una costumbre desde hace tres años. La verdad es que no hice entrada hablando de ello porque seguía debatiéndome entre dos historias por escribir casi hasta que llegó el día 2 (el día 1 estaba en barcelona y Brezo me hizo prometer que no empezaría hasta que volviera a Oviedo). Aunque sí que es cierto que una de ellas solía ganar más veces, y fue la que inscribí en el NaNo y finalmente la que empecé a escrbir.

Se trata de mi primera primerísima historia. Esa que nos hace empezar a escribir, normalmente tiene muchas escenas cliché y, al menos en mi caso, acabas abandonando en un cajón, pero no olvidando del todo. Es la historia de Aysha, el personaje que fue mi pseudónimo desde que empecé a escribir y que ha acabado también quedándose en mi nombre en las redes (GemAysh). Está muy cambiada, cierto, pero la base y mis bebés están ahí. Años creciendo en mi cabeza y ahora crecen en el papel.

Los Vecinos II. Recuerdos {Blogs colaboradores}

lunes, 19 de octubre de 2015

¡Buenas noches!

Hoy he vuelto a casa tardísimo y con lluvia y un pan mojado, pero el finde estuve vaga y no preparé entrada así que no me queda más remedio que hacerlo ahora. Porque hoy es el último día de esta semana para subir el segundo capítulo de blogs colaboradores. Y debido a las clases lo he dejado para el último momento. Sí, soy vaga.
Pero bueno, aquí está y espero que los siguientes se publiquen antes. Si queréis leer el capítulo anterior está aquí. ¿Qué os va pareciendo la historia de momento?



La víspera de Halloween, Lauren, por una vez en su vida, no estaba pensando en su disfraz ni ultimando los detalles. No es que hubiera hecho ya todo el trabajo con su traje, pues desde que había decidido vestirse como una azteca había estado investigando sobre el colorido clásico, los accesorios y la posición de la mujer en aquella cultura. Por suerte tenía a su hermana para ayudarle con el traje. Por desgracia exigía muchas horas pegando plumas, y aún así no había acabado.
 Pero, sin embargo, aquella mañana no estaba pegando plumas. Ni estaba mirando las noticias. Estaba viendo a Dana revolver toda la cocina, que había convertido en su centro de investigación, cargado de papeles, libros por el suelo, y el portátil y su tablet en la mesa central de la habitación.
Lauren inclinó la cabeza.
- ¿Sabes? Mamá solía llamarte Tas, porque cuando te ponías a investigar y dar vueltas a la cocina parecías el dibujo animado- Comentó, esbozando una sonrisa nostálgica. Su madre había muerto el año pasado debido al cáncer, y en ese momento y para superar la pérdida, Lauren y Dana habían vuelto a vivir juntas.- Ahora lo veo.
Dana no dijo nada. Ni siquiera alzó la vista para mirar a su hermana. En el fondo, Lauren era exactamente igual cuando se trataba de redactar una noticia. Sin tantos papeles, pero su atención se volvía única a su trabajo. Una vez Dana casi quemó la pizza y, con ello, la cocina, pero Lauren no fue consciente de ello y ni siquiera escuchó la alarma de incendios. Con un suspiro, Lauren se las apañó para llegar al lado de su hermana mayor y mirar a la pantalla.
Por lo que pudo ver, estaba investigando las criaturas del libro que había encontrado. Sin embargo, no veía lo que a ella parecía preocuparle tanto.
Dana fue a coger la taza de café al lado del ordenador, y al girar la cabeza por fin reparó en su hermana, soltando un suspiro cansado mientras bebía el contenido, ya frío, de la taza. Lauren frunció el ceño.
- ¿Cuánto tiempo llevas despierta?
- ¿Qué día es?
Lauren bufó, cerrando la tapa del ordenador de su hermana.
- Ve a dormir un rato. Recojo todo esto y acabo nuestros disfraces. Y luego me cuentas que es lo que pasa por esa cabecita tuya.

La señora Posada sacó una segunda hornada de pan del horno, dejando que enfriara en una rejilla sobre la ventana. Al alzar la vista pudo ver a Lauren arrastrar a su hermana por las escaleras, cargando con un montón de plumas de su disfraz en un saco. Sonrió, les había aconsejado un poco con los colores. A fin de cuentas, ella había visto cómo eran las coronas en la realidad.
Un ligero temblor la distrajo, y volvió la vista a su marido, que subía del sótano con una capa de polvo a sus hombros. Catrina apretó los labios.
- ¿Un día duro?
El hombre no respondió, pero se veía en su mirada, verde como el ácido, que no estaba de humor para tonterías.
- Esa niña no deja de pensar en lo que ha despertado. Y eso no es bueno.- Murmuró, sacudiéndose el polvo de los hombros.
- Vamos, no será para tanto. Simplemente los muertos saben que se acerca su día, y están algo más nerviosos que de costumbre. Iré a ultimar los preparativos, pronto ambos mundos se solaparán.
- Y los olvidados serán recordados…- Murmuró el señor Posada, subiendo a su habitación con los hombros caídos.
- ¿Dijiste algo, cielo?
Pero no obtuvo respuesta.

A la tarde, tras unas horas de sueño, Dana parecía tener las ideas más claras. Le mostró a su hermana una serie de grabados.
- Por lo que sabemos de la cultura azteca, los dioses solían ser fríos y despiadados, y los humanos los mantenían a raya con sacrificios, incluso con sacrificios humanos. ¿verdad?- Lauren asintió, claro que sabía aquello. Viendo que Dana parecía seguir la línea de su pensamiento, Dana siguió.- Y por lo tanto, los humanos no se atrevían a causar la ira de un dios. Entiendo que las criaturas de esta historia, creídas dioses, pudieran ser olvidadas por causas naturales, pero me puse a mirar y…- Mostró una serie de grabados a su hermana en el ordenador, señalando los de una criatura con colmillos de jabalí, dientes afilados y mirada rubí.- Fíjate, mira el grabado. Lo han intentado romper y arañar, -pasó de archivo en el ordenador- han roto tapices…-y por último, mostró un grabado quemado.- Han ido a extremos que no habíamos visto nunca.
- ¿Cómo no sabes que fue cosa de los colonizadores?- Preguntó Lauren, aun sabiendo que su hermana ya se habría hecho aquella pregunta.
- Eso me pregunté yo también- Lauren contuvo aquella sonrisa de saber lo que la mente de su hermana pensaba, dejando que continuara hablando.- En primer lugar, porque los colombinos dañaron todo, y no solo a una criatura. Y lo segundo, por las herramientas que se usaron. Los restos de hierro en las hendiduras datan el arma siglos antes de la llegada de colón.
- ¿Y por qué te preocupa tanto? Simplemente era una leyenda.
- Pero para ellos no era así- Replicó Dana, mirando a su hermana algo ofendida por el comentario- Ellos vivían por y para sus dioses. ¿Y cómo se atreverían a hacer algo así? Ni con el temor más absoluto habrían roto el culto a una criatura así.
Algo desconcertada por la importancia que le estaba dando Dana a todo el asunto, Lauren miró la pantalla y los datos con más interés.
- ¿Y qué es lo que crees?
Dana suspiró.
- Me vas a llamar inocente.
- ¿Quieres que te recuerde que creí que Colón usó un caleidoscopio para encontrar América?
- Pero eso es porque eras pequeña.- Murmuró Dana, aunque esbozó una sonrisa- ¿Sigues guardando el caleidoscopio de cuando nos disfrazamos de colón en Halloween?
Lauren asintió.
- Claro, como para no. Además tiene unos colores muy bonitos.- Su sonrisa se amustió un poco, mirando sus manos- Y me lo regaló mamá.
Dana posó una mano en la espalda de su hermana.
- La cosa es que creo que los aztecas quisieron olvidar a su dios. Quisieron deshacerse de todo rastro de él, porque dejó de ser una criatura que pudieran apaciguar. ¿Y si lo hemos traído a la vida con el recuerdo? Tenían mucho miedo al olvido, como la mayoría de culturas, y olvidar a un dios podría tener el mismo efecto.
- ¿De verdad crees que por hablar del tipo este, -preguntó Lauren, señalando los grabados del ordenador- vamos a traerlo a la vida y causar desgracias? ¿No crees que está ya más que muerto?
- Bueno, pero es un dios, tal vez solo está dormido…
- Dana, sé que los aztecas fueron una cultura muy poderosa y que tal vez sí que existió algún dios hace tiempo.- Murmuró Lauren, levantándose y estirándose con cuidado.- Y sé que tal vez no sea tanta tontería creer que estos dioses existieron. Pero si el olvido de verdad los hace morir, y teniendo en cuenta el tiempo que estuvieron en las sombras, no hay nada de qué preocuparse. Solo estamos tú y yo pensando en ello. Y puede que, con suerte, algún otro loco fanático como tú. Dudo que el dios tenga fuerza suficiente para resurgir y destruir la tierra.
- ¿Cómo puedes saberlo?
- Vamos Dana, eres científica. Hay tantas pruebas a favor de tu teoría como en contra. No las hay. Estamos especulando.- Dijo Lauren, intentando animar a su hermana.- No has hecho nada malo al descubrir algo. Has traído un pedazo de cultura a la vida. Y ya, no hay más.- Se puso en pie- Ahora vamos a acabar la corona de plumas, o seremos solo medio-aztecas cuando mañana vayamos de casa en casa.
- ¿No eres un poco mayor para eso?
- Pero es que la señora posada hace unos dulces riquísimos.- Mientras subían a la zona donde tenían el disfraz a medio terminar, Lauren recordó algo.- Oye, a riesgo de despertar a este dios supremo…-Esbozó una sonrisa- ¿Cómo se llamaba?
Aunque con reticencia, Dana suspiró y habló.
- Chalmecatecuchtli.

Bajo la casa de la familia Posada quedaba una de las pocas puertas que todavía conectaban el mundo de los muertos con el de los vivos. Un gran caimán guardaba la entrada, dejando solo el paso de sus jefes al interior. Primero, estaba la tierra de los recordados, aquellas criaturas que, de una forma u otra, seguían siendo recordadas por su familia, o por el público general. Era el reino donde gobernaba la señora posada. Más abajo, la zona cubierta de polvo, muerte y olvido, era el reino en el que su marido, Xibalba, gobernaba. Sus humanos no merecían respeto alguno, y así los trataba él.
Sin embargo, no solo había humanos ahí abajo. Muchos dioses casi olvidados, seres de leyenda, habían seguido el mismo rastro. Ya no se les ofrecía culto ni sacrificio, y el silencio del olvido estaba consumiéndoles.
Eso pasaba con una criatura de piedra, de dientes afilados y colmillos de jabalí.
Que, sin embargo, abrió sus ojos rubí al mundo una última vez.

Los Vecinos. I. Nombres {Blogs colaboradores}

viernes, 9 de octubre de 2015

¡Holahola!
Me ha costado pero al fin os traigo el primer capítulo de la historia de blogs colaboradores. Por si no sabéis, tenía que estar relacionado con Halloween y en el fondo yo ya tenía una idea. Esta historia deriva de una trama de rol que tengo pensada con una amiga para... bueno, para halloween. ¿Quien no rolea algo de halloween en halloween? Los que lo celebran, Gema  SHH, calla consciencia. En fin, a lo que iba. Este capítulo hace un poco de introducción pero creo que al ser una trama cortita podré desenvolverlo bien en 4 capítulos. Además no me he pasado mucho de las mil palabras, al final se me quedará cortito.

En fin, espero que os guste el primer capítulo de esta historia :)





El hogar de la familia Posada no era un hogar normal, aunque pocos supieran decir por qué. Podía ser el olor a dulce de la señora Posada, el extraño brillo verdoso, pegajoso, de los ojos del mayor señor posada. O tal vez simplemente era esa sensación de que, a veces, aquella casa desaparecía. Muy pocos entendían lo que pasaba en la casa de los señores Posada, por qué el día de Halloween era la casa más colorida de todo el vecindario, o el motivo por el que a veces se escuchaban mariachis en el interior del hogar, solo para encontrar la casa vacía cuando uno dirigía la vista hacia allí.
La casa de la familia Posada era un misterio, pero mucho más eran sus inquilinos. Porque no siempre puedes tener de vecinos a los dioses.

Lauren siempre desayunaba observando las casas de sus vecinos, era uno de los puntos de su rutina en los que se permitía ser más cotilla. Se tomaba su café en su asiento de ventana, con su portátil en la mano y revisando las noticias. No por algo era periodista. O bueno, pretendía serlo algún día. Dio un segundo sorbo del café, al que se había olvidado de echar azúcar y ni siquiera se dio cuenta. Parecía que la señora Posada volvía a cantar con fuerza, para desagrado del señor posada. En aquella época era curioso ver a aquella pareja. Las discusiones y reconciliaciones iban y venían con facilidad. Una parte de ella quería acercarse más y escuchar de qué iba todo aquello, pero sabía que la casa de los Palmer tenía muchas peculiaridades: una de ellas era que el sonido no salía a no ser que quisiera salir. Hacía tiempo que Lauren había dejado de intentar averiguar qué ocurría. Una llega a un punto en el que debe rendirse.
El tercer sorbo del café sí que le supo amargo y fue hacia la cocina. Justo en aquel instante entraba a la cocina Dana, su hermana mayor, vestida con un conjunto azul marino de americana y falda tubo. Se sirvió una taza de café y robó el azucarero de las manos de la todavía medio sorprendida Lauren. Dana no solía vestir elegante. ¿Había algo que no le había contado?
Mientras la idea flotaba en su mente, Dana arqueó una ceja al ver que Lauren seguía en pijama.
- ¡Lauren! ¡La conferencia empieza en dos horas y hay media hora de trayecto hasta el museo!, ¿quieres vestirte?- Soltó Dana.
Ah, cierto. Su hermana había descubierto lo que los aztecas consideraban un antiguo libro de hechizos, único en su clase. Muchas de las figuras que aquel códice ilustraba solo se habían visto en grabados de ruinas, nunca llegando a encontrarse nada acerca de su función en la cultura precolombina. El descubrimiento sin duda era importante, y Lauren, tras haber conseguido la exclusiva, una entrevista y más información que cualquier otro medio, creía que lo había explotado ya lo suficiente. Sin embargo sabía que aún había muchas noticias de las que sacar tajada, como por ejemplo el momento en el que aquel códice formara parte de la exposición temporal precolombina que llegaba en ese día, 29 de octubre, al museo de historia.
Lauren cogió su grabadora, la cámara de fotos y un cuaderno antes de salir y sentarse en el asiento del copiloto. Dana tamborileaba los dedos sobre el volante mientras esperaba a que su hermana acabase de colocar las cosas y ponerse el cinturón. De las dos, la más puntual siempre había sido la mayor. Una vez estuvieron en marcha, parecía que los nervios de Dana se iban suavizando.
- ¿Hay alguna pregunta que quieres que preparemos para la ronda de preguntas?- Aventuró a preguntar Lauren, tras un rato de silencio entre hermanas. Dana meditó la pregunta.
- Supongo que estaría bien.- Admitió, haciendo que Lauren sonriera con orgullo.- Podrías preguntar por qué este descubrimiento es tan importante, pero es una respuesta muy obvia: porque nos ayuda a conocer mejor unas culturas antiguas y su folclore, pero además porque la escritura del códice añade varios símbolos que no entendíamos de los grabados de las grandes ruinas, y…
- Dana, respuestas cortas.- Le cortó Lauren.- Esto ya lo habíamos hablado.
- Lo siento. A ver, volveré a intentarlo…- La joven se aclaró la garganta y entonó con seriedad- El códice nos ha dado más información de la que creemos. Ya no solo a nivel de entender una de las culturas más ricas del planeta, sino también porque nos ha ayudado a traducir varios de los grabados más antiguos de las ruinas aztecas. ¿Mejor?
Lauren sonrió.
- Perfecto. Ahora ve a por todas.

En la casa de la familia posada, Catrina, la mujer, miraba la televisión mientras tejía una manta para uno de sus muchos nietos, cosa que resultaba sorprendente cuando el aspecto de la mujer no parecía superar los cuarenta años. Justo en aquel momento las noticias locales hablaban de Dana Parr y el descubrimiento de su equipo arqueológico en unas ruinas aztecas. La mujer dejó su labor unos segundos para observar la pantalla. Aquel libro hablaba de los seres del mundo de los muertos, criaturas que habían sido reducidas al polvo del olvido tras muchos siglos sin ser mencionadas. Los ojos ambarinos de la señora Posada se abrieron de par en par al escuchar de la boca de su vecina algunos de los nombres que habían hecho estremecerse a culturas enteras.
- ¡Insensata!- Saltó su marido, con una voz que hacía retumbar la casa- ¿Cómo osa? Años manteniendo esas criaturas en el olvido, años evitando que volvieran a resurgir. Su poder era grande y casi destruye colonias enteras. ¡Y ella habla de ellos como si nada!
- Para ella solo son leyendas, cariño…- Intentó calmarle la joven, levantándose y acariciando la barba cana del hombre- Ya sabes que los mortales no saben nada de ellos.
- ¡Y esa será su ruina! Cuando esos colombinos llegaron y nos trataron de cuentos, querida, en ese momento supe que este día llegaría.
Catrina puso los ojos en blanco, volviendo a su labor.
- No va a pasar nada. Es solo un nombre.
- No me seas, querida.- Bufó el hombre, apartándose de las suaves caricias de su mujer.- Tú bien sabes el poder que tienen los nombres.

¡Tercera ronda de blogs colaboradores!

lunes, 5 de octubre de 2015

¡Buenos días chicos!
El fin de semana Sara y yo nos pusimos a preparar todo para la siguiente ronda de blogs colaboradores, y al final tras mucho trabajo, ¡ya está aquí!
Lo primero, como siempre, es hablar de nuestros participantes. ¡Cada vez somos más!


Resumen Segunda Ronda Blogs Colaboradores

miércoles, 30 de septiembre de 2015

*Desempolva un poco esto*
¿Hola? ¿alguien por aquí? Estoy un poco dispersa, pero intentaré de verdad publicar más a menudo (necesito la rutina en mi vida).

Hoy os iba a hablar de la ronda de blogs colaboradores, que al fin terminó con algunas incidencias. Se nota que mejor es no hacer rondas en periodo de examenes porque tanto administradores como moderadores nos dispersamos, peeero bueno, ignoremos todos esos fallos. Desde el fondo de mi corazón espero que disfrutaseis la experiencia y ojalá os apuntéis a la siguiente ronda, que podéis hacerlo aquí.

Pero en fin, voy a haceros el resumen de las historias que han surgido de esta bonita aventura, y así vosotros podéis pasaros por los blogs a darle amor. Y sin más, comenzamos.


Tercera ronda de Blogs Colaboradores

jueves, 3 de septiembre de 2015


¡Buenos días!

Sí, publicando tan de seguido hasta parece que vuelvo a blogger y todo. Pero es que empieza septiembre y hay que ponerse las pilas, y además mi querida Sara me ha comentado que es hora de volver a pensar en la ronda de Blogs Colaboradores.

La verdad es que escogimos una fecha horrible para la ronda pasada. A mi por ejemplo me coincidió en exámenes, aunque por suerte solo tenía que leer y no escribir. Por otro lado algunos de vosotros sufristeis los efectos del verano y al final ha sido un poco desastre. Prometemos ponernos las pilas.

¡Pero en fin! No estamos para recordar malas pasadas sino para hacer las cosas bien. ¿Y si no sabéis de qué va esto? No pasa nada, yo lo explico en un segundín. Blogs Colaboradores en una iniciativa en la que se crea una pareja de dos blogs, uno de ellos con la misión de escribir una historia de 4 capítulos (uno por semana) y el otro encargado de reseñarla al final, dar consejos sobre posibles mejoras y, en realidad, ayudar a mejorar la calidad del relato. A cambio el blog que escribe debe comentar en las entradas que el otro blog vaya subiendo durante el transcurso de la actividad, quid pro quo.

Cada uno elige cómo quiere que vaya su historia excepto por dos datos. El primero es que el tema principal es general para todos aquellos que se dedican a escribir, y lo decidimos nosotras. Después se hace un sorteo con un elemento que debe aparecer en algún momento de la historia, principal o no. Ese está a vuestra elección y al azar, pero no debe ser en plan "el género tiene que ser fantástico", sino algo un poco más concreto que pueda aparecer y ser un elemento principal o secundario de la historia. Espero haberme explicado.


Para apuntaros podéis hacerlo desde este formulario.




De momento estos son nuestros participantes.

Escritores


Reseñadores

¿Y tú? ¿A qué estás esperando para apuntarte?

Espero veros a muchos por la iniciativa y, por supuesto, que disfrutéis con las lecturas. Nos leemos en unos días con la lista definitiva.

¡Un besín!

Sangre por Sangre II #ProyectoParaDos

martes, 1 de septiembre de 2015

 ¡Buenos días!
Vuelta de vacaciones. Ya os avisé que puede que no estuviera por aquí y sobre todo si coincide que me voy con mi novio por ahí, que luego vuelvo con él y que después la playa me llama todos los días. Ya lo siento, supongo que ahora con la rutina vuelva al día a día ^^
Lo que os traigo hoy es otro proyecto de escritura de reivindicando blogger, esta vez el reto era escribir una historia a 4 manos, con el añadido de que debían añadirse unas palabras especiales en la historia. Mi pareja es Victoria Prince de Smoking Crayons Under an Autumnal Tree y sin duda alguna ha sido una experiencia demasiado divertida para que se quede en algo puntual. Exijo repetir la experiencia al menos una vez.
En fin, esta es la segunda parte, ya que la primera anda en el blog de Vic, así que podéis leer la primera parte aquí. No olvidéis pasaros por la lista de participantes en el blog principal para leer el resto de historias (os la dejo al final del relato para que la tengáis a mano).
Y ya no me enrollo más, espero que os guste la historia tan curiosa que hemos creado.




Todo parecía ir como la seda. Aquella noche en la misa negra, mi señor Lucifer me había dedicado más tiempo que a ninguna de las otras brujas, mis encantamientos estaban en su máxima potencia. Sentía que nada podía irme mal...

Pero luego la vi. Allí, sobre el altar de piedra, con su cuerpo menudo cubierto de heridas sangrantes. Mi niña, mi pequeña Alda, y ese sucio de Alastor había lamido cada una de las cicatrices de aquel cuerpo tan puro, tan pequeño. Podía ser el alcalde, el jefe de nuestro aquelarre. Podía tener el favor de Lucifer. Pero mi señor sabe que movería cielo y tierra para mantenerla a salvo de todo mal. Y por supuesto no pensaba permitir que el fruto de mi cuerpo pereciera allí. Aunque le fallara a mi señor.

El aquelarre se había detenido. Todos se fijaban exclusivamente en mí, y yo no tenía ojos para nadie más que para Alda. Mi hija tenía un reguero de lágrimas que bajaban por su mejilla y le limpiaban la sangre que había alcanzado ese rostro tan claro, tan dulce... Alda no era como yo. Alda era buena. Y Alastor... ese pervertido. Me importaba bien poco lo que hiciera con el resto de chiquillas de Old Oak. Incluso me importaba bien poco lo que hiciera con los chiquillos. Pero hacerle eso a mi hija... ¿acaso no éramos una familia?

- Alastor, no puedes hacer esto. Es mi hija, es todo lo que me queda.- Repliqué, intentando serenarme. Sabía que si empezaba aquella guerra con gritos no lograría nada.
- ¿Y? - Fue su respuesta, haciendo ondear el cuchillo a pocos centímetros del rostro de Alda, como si de un juego se tratara.- ¿acaso no eres tan fiel a tu señor como para entregarle todo lo que tienes en un sacrificio?
- ¿Del mismo modo que Abraham sacrificó a Isaac? ¿Ahora plagiamos herejías?

Alastor esbozó una sonrisa siniestra, alargada por las sombras del fuego, y miró un segundo a Lucifer, que se mantenía impasible ante nuestra discusión.
- No, tranquila... en esta historia, ella no va a volver a la vida.

Di un paso hacia delante, amenazante. Por lo visto, las palabras suaves no surtían efecto en Alastor, y era necesario recurrir a la violencia. Pero, ¿qué daño podría hacerle yo? Con mi pequeñísimo cuerpo y mi tan inexistente fuerza. Estaba acabada, y Alda conmigo.
- ¡Tómame a mí en su lugar! ¡Me ofrezco como sacrificio, Alastor! ¡Tómame a mí, o te juro que lo invoco! - Lancé una mirada amenazadora al demonio y al propio Alastor, advirtiéndole de que un simple nombre, antiguo y poderoso, podría acabar con esta reunión en un abrir y cerrar de ojos.
-No podemos tomarte a ti en su lugar, querida. No eres tan pura como tu hija. Es lo que la vuelve tan… Apetecible - el hombre parecía divertirse con esa situación. Nunca había visto a nadie disfrutar tanto con el sufrimiento ajeno, y más con el sufrimiento de un igual -. En cambio, Gytha, si sigues por esa línea, no nos quedará más remedio que acabar contigo en la próxima reunión. Lo sabes, ¿verdad? ¿Qué crees que le pasó a la última persona que puso en duda mi palabra? Llámalo. Invoca al Innombrable. Pero entonces moriréis las dos.

Estaba entre la espada y la pared. ¿Dejar morir a Alda o arriesgar la vida de ambas? No había nada seguro en todo esto. Mi mente me advertía de que este juego era muy peligroso, y lo mejor era seguirle el juego a Alastor; pero mi corazón me gritaba que saliese corriendo de allí, con Alda, y que nos mudásemos lejos. Muy lejos de aquí.

Noté la garganta reseca de los nervios, casi chirriante. Me pedía gritar pero no podía hacer nada. Alastor disfrutó un segundo de mi silencio, de su victoria. Me rendía, dejaba que mi niña muriera a manos de ese sucio canalla que había dicho que nos ayudaría. Dejaba que los años que pasé aunando fuerzas para huir de mi marido se quedaran en nada. Todo lo que había hecho por Alda, mi familia, mi sangre, destruído por los sucios placeres de un indeseable que dijo ser quien me iba a ayudar a ser más fuerte.Y yo le estaba dando a mi hija, mi todo, en bandeja.

Alastor volvió a alzar el cuchillo, reflejándose en las llamas que pronto consumirían a Alda. Mi garganta seguía reseca.

Pero algo dentro de mí se rompió.

- Lo voy a hacer, Alastor. Te juro que lo haré - y sin apenas pensarlo dos veces, pronuncié alto y claro el nombre de Jesús, hecho que haría que el aquelarre se disolviese.

El cuchillo se detuvo a pocos centímetros del pecho desnudo de mi pequeña. Alda chilló horrorizada, pero en el rostro de Alastor solo había odio. La figura de Lucifer se desvaneció junto a la hoguera que iluminaba el claro, y todos los brujos comenzaron a dispersarse, horrorizados por la mención del Innombrable. Solo Alastor y yo quedamos en el claro, con Alda en el centro, incapaz de hacer nada. Reaccioné más rápido que mi rival y corrí hacia sus ataduras, arrancándolas con una fuerza que desconocía tener. Lo relacioné como un buen presagio, como si mi señor aceptara mi decisión y creyera que estaba en lo cierto, que mi niña no se merecía aquel destino.

Cargué a Alda en mi hombro mientras empezamos a correr, haciéndonos una con las sombras, fundiéndonos entre los troncos del bosque y avanzando como si nuestros pies no tocaran el suelo. No sabía hacia dónde iba, pero me daba igual, en aquel momento solo quería poner toda la distancia posible entre Alastor y nosotras.

Ya había perdido la cuenta de los minutos que llevaba corriendo y no sabía dónde nos encontrábamos. Sólo seguía corriendo, hacia adelante, más y más y más. De repente, se alzó ante nosotras, un árbol de tamaño descomunal: el viejo roble, símbolo y epónimo del pueblo. Años atrás, según contaban los pueblerinos, había sido alcanzado por un rayo, dejándolo del color del carbón en su mitad superior. A pesar de esto, el roble seguía desprendiendo toda su magnanimidad.

-Has tardado en llegar, pequeña bruja.

Esa voz. La reconocí al instante, y me produjo un escalofrío por todo el cuerpo. De detrás del roble apareció la figura de Alastor, y di un paso hacia atrás por puro instinto. Dejé el cuerpo magullado de Alda apoyado contra una roca musgosa, teniendola en mi ángulo de visión, junto al brujo.

-Te lo suplico, Alastor. Te lo suplico, déjanos marchar.
-¿Crees que voy a dejar que os vayáis de rositas después de todo? ¿Acaso crees que estás tratando con un tonto? No, querida. Os tendré a las dos, a menos que consigáis matarme. Eso es decisión tuya.
-Yo…
-Ya que has sido lo suficientemente tonta como para enfrentarte a mí, cuestionar mi autoridad y la de tu amo - nuestro amo - Lucifer, está en tu mano decidir tu futuro.
-Tú… - Dudé. Necesitaba sacar a mi hija cuanto antes de este lugar, pero Alastor no nos lo iba  a poner tan fácil. Estaba dispuesta, después de todo, a realizar un trueque: mi vida por la de mi hija. La huida era imposible, ya no me quedaban opciones -. Te propongo un intercambio. ¿Estarías dispuesto a ello?
-Quieres intercambiarte por tu hija, ¿no es cierto? - Asentí, sin pestañear ni una sola vez -. Te repito, querida mía, que por lo visto piensas que estás tratando con un tonto, y no es así. Pero esto me está divirtiendo mucho. No sé si aceptaré, pero sí escucharé. Adelante.

Cogiendo una bocanada de aire, intenté serenarme. El brujo empezó a caminar en círculos, esperando mi pequeño discurso. Y hablé. Y mientras hablaba, me acerqué lentamente a él. El corazón me latía  a mil por hora, sentía todo mi cuerpo entumecido por los nervios, me sentía flotar, como si en algún momento me fuese a desvanecer en el aire. Plof. Pero saqué fuerzas, por ella, por nosotras.

-Alastor… - susurré, casi tocando su cuerpo con el mío -. Alastor, yo… - Lo agarré por un brazo, apretando lo justo para transmitirle un “te necesito, eres el único que puede ayudarme”. Estaba dispuesta a todo. A absolutamente todo por distraerlo y permitir que Alda huyese. Ahora sólo había que esperar a que mi táctica no fallase.
-Puedes seducirme todo lo que quieras, mujer. Tus armas no funcionarán conmigo. 

Acto seguido, me coloqué frente a él, a escasos centímetros de su rostro. Él se vio obligado a darse la vuelta, dándole así la espalda a Alda. Lo besé. Al principio, se resistió, pero en seguida me correspondió. La verdad es que no había puesto mucha resistencia a aquello, casi como si realmente lo estuviese deseando.

Profundicé más el beso, y con un gesto de la mano, le indiqué a Alda que se levantara de allí y corriese a través del bosque. Que corriese y jamás mirase atrás. Esta obedeció, y la vi marchar. Algo en mi se rompió, y tuve que luchar con todas mis fuerzas para que Alastor no se diese cuenta de este momento de debilidad. Ya había acabado todo: no había manera humana de salvación. Alastor la tomaría contra mí, y no le bastará con matarme, pues tendrá que saciar la muerte de dos personas en una sola. Preveo que una muerte lenta; lenta y muy dolorosa.

-Sí. Tendrás una muerte lenta y dolorosa. Te dije que no era ningún tonto.

Mis dilemas revisando Lhanda

miércoles, 5 de agosto de 2015

 
Sí, sé que soy una pesada y que siempre os digo que voy a ser constante revisando y nunca lo soy. Lo siento, pero quiero comenzar esta entrada diciendo que gracias a María (colaboradora en el blog de maquillaje que llevo, por cierto) he tenido que estar unos días en la biblioteca de apoyo moral y eso ha hecho que me decidiera a llevarme conmigo Lhanda y revisar la historia poco a poco.

Por desgracia existe una extraña norma de no introducir alcohol en las salas de estudio, por lo que mi desesperación ha sido máxima.

Pero bueno, volviendo al caso, he revisado mucho más de lo que me esperaba en solo dos días, y con ello viene el problema.

No hago más que cambiar escenas.

Es como: ¿Gema? ¿Estás bien? Estás cambiando capítulos enteros, y borrando escenas y añadiendo otras y a este paso no sé qué quedará del Lhanda v1 aparte del nombre.

Y en parte tengo miedo, porque no sé si con estos cambios la cagaré más de lo que ya está (que no creo, porque yo hace cinco años estaba contentísima con lo escrito pero lo leo ahora… ay, lo leo ahora y…
... y eso)

Y por otra parte estoy muy ilusionada.

Porque esas escenas tal vez no encajaban tanto como quise creerme. La verdad es que muchas de ellas dejaban un poquito que desear y con este nuevo enfoque creo que añado un poco de trasfondo a la historia, hago que los avances se vean más lentos y no sé. Con los pedazo comentarios que me dejo (que son larguillos) espero poder encarar bien las escenas, al menos tan bien como me las planteo ahora, y dar un buen cambio de aires a la novela.

Revisar una novela con pizza es mucho más fácil
Una parte de mí se asusta de la revisión por eso mismo, por esos mil cambios que surgen y que hacen que la historia derive más de lo que yo creía. Hay mucha trama central que cambia, y parte de la secundaria. Algunas de las escenas son para hacer que la historia vaya más fluida y no tan a saltos, y otras son puro capricho (quiero ver si puedo darle más trasfondo a Surina o a Luke, que no sean tan secundarios). Seguramente me coma la cabeza en algún punto cuando los cambios empiecen a descuadrarse más, pero bueno, hay que echarle ganas y valor, que llevo mucho tiempo posponiendo esto y joder, que no me queda nada para empezar el proceso de reescritura y ver cómo la historia madura tanto como lo he hecho yo en este tiempo.

Ojalá una caída global de wifi de una semana. No veáis lo que sería capaz yo de hacer en ese tiempo ;)

(Por cierto, hablando de cosas que no necesitan wifi, me he pasado la liga pokemon en el oro y ahora estoy en ello en el blanco. Si es que procastinadora se nace)
Un hurra por mi equipo pokémon.

7 ideas para escribir sobre dragones.

jueves, 30 de julio de 2015

¡Hola hola!
Hace mucho que no os traía ninguna entrada en writing tips y como tuve que entrar a pinterest hace poco (suelo entrar cada año bisiesto o así, aunque me gusta mucho mi board allí va un poco lento) me di cuenta de la cantidad de prompts dedicadas a mi animal mitológico favorito. Así que decidí hacer una pequeña recopilación de estas ideas para que todo el que quiera pueda escribir sobre dragones. También he añadido algunas entradas que he encontrado por tumblr, por supuesto con su crédito pero traduciéndolas al castellano.
En fin, vamos a ello.
Empiezo con una imagen muy adorable de un dragón que en vez de coleccionar grandes tesoros como Smaug, se dedica a recolectar peniques o céntimos, teniendo una pequeña guarida acorde a su tamaño. Me parece una imagen muy divertida que seguro que cuenta un cuento muy gracioso.
Podéis ver el cómic entero aquí
 Siguiendo también con dragones pequeños, porque parece que la diversidad en este género es pequeña y todos los dragones son fieros y violentos, os presento los baby dragons.

El dragón que duerme como un camello viene de aquí

 Dragones bebé que duermen en la chimenea y se enrollan entre las cenizas y los restos de madera intentando mantenerse cómodos entre los troncos ardiendo. Chillando cuando alguien pasa por su lado o cuando más troncos necesitan añadirse, sin parar hasta que están satisfechos.

Dragones bebé con alas de un tamaño desproporcionado con su cuerpo, pero que aún así intentan elevarse del suelo a base de correr y batir agresivamente las alas, logrando solo elevarse unos centímetros del suelo durente pocos seguindos antes de caer en picado.

Dragones bebé que no han visto joyas de oro y piedras preiosas y en cambio se dedican a acumular otros pequeños objetos brillantes, como la cubertería de plata, relojes de pie, instrumentos musicales y sartenes y cazos.

Dragones bebé que tienen frío en invierno y se cuelan dentro de la ropa de su cuidador (normalmente mientras esa ropa está siendo vestida) y se pegan lo más posible, y comienzan a hacer ruidos similares al ronroneo de un gato mientras duermen
La idea de los dragones bebé me parece tan adorable que me entran ganas de tener uno ya mismo. Es una de las ideas que tengo pendiente, aunque sea un secundario muy secundario en alguna historia, muchas escenas se me plantan al instante en la cabeza, siendo muy visuales y necesitando formar parte de alguna historia pero ya. Espero que a vosotros también os sirvan.

Por otro lado tengo las distintas ideas sacadas de pinterest dedicadas a los dragones, algunas más cómicas, otras curiosas y otras que darían para toda una historia. A ver qué os parecen.
{x}
-La última vez que un chico intentó besarme resultó ser un dragón tratando de comerse mi cabeza

-Bueno, esperemos que tengas una experiencia mejor esta vez
Esta me pega para una comedia, no sé. Tal vez fuera algo enfocado a los dragones, pero por supuesto tiene más usos. Podría ser solo una broma entre amigos, o puede que los dragones comecabezas existan de verdad. Eso depende de cada uno.

{x}
Tu padre, el rey, contrató a un dragón durante 20 años protegiendo el reino (o a ti, el texto no es muy claro en este punto). Ahora que estás en el trono, el dragón ha vuelto a recoger su dinero.
Esta situación es curiosa, tanto sea el reno como a la persona. Por un lado la chica podría regatearle el pago al dragón, o sentirse muy halagada por cómo había protegido a la princesa de joven. Puede dar para muchas situaciones distintas y por eso me imagino que sea entretenido. Además, nunca dice que el pago sea dinero...

{x}
 Esta prompt es muy sencilla, pero muy versátil. Escribe sobre el dragón que rescató a la princesa del guerrero. Puede que se haya visto más veces pero se me hace entretenido imaginarlo. Hay muchas variantes de esta historia y puede acabar como un original retelling de los cuentos de siempre.

La era en la que los dragones vuelvan
a volar libres sobre el cielo está cerca
Ya sea con paz o con guerra
El tiempo ha de llegar
Y esta idea (hola me llamo Gema y me he inventado un poco la traducción del poema) me llama MUCHO. Creo que es la indirecta a Ananda ahora mismo puede ser grande (te quieris) pero me llama mucho la atención. ¿Los dragones habrían desaparecido del todo? ¿Son solo simples esclavos a merced de los hombres? Demasiadas ideas para una sola cabeza ;)

He querido dejar un post para el final. Se trata de un post de tumblr que desencadenó un AU para Hiccup, el personaje de Cómo entrenar a tu dragón, que llevo en twitter. Hace tiempo, cuando leí esta frase, mi cabeza empezó a maquinar y sacó una trama que debería estar llevando a cabo pero las vacaciones nunca son vacaciones de verdad y no tengo tiempo para ello de momento. Pero algún día llevaré a Hiccup con esta trama y bueno, os dejo el post que inspiró toda la magia traducido.

La gente siempre dice "dragones en el pasado, robots en el futuro", pero pensad esto: dragones en el futuro.
La cría selectiva e ingeniería genética pra crear reptiles alados se va un poco de las manos y cuando escapan contíuan evolucionando libres.
Ciudades futuristas con barreras de protección frente a los dragones que pueden aparecer en busca de un tentempié callejero.
Bandadas de dragones migrando al sur durante el invierno.
Crías de dragón rebuscando en la basura de los restaurantes en busca de comida y siendo espantados por los camareros.
 Si habéis leído mi idea, la historia cambia mucho. Pero sin embargo es esa chispa de inspiración, ese cambio en la norma el que me llevó a la idea de los dragones. Y de ahí, pueden salir mil historias, mil tramas, solo con siete sencillas ideas que pueden desencadenar una oleada de historias sobre dragones.
Ay, soy tan feliz...
Espero que hayáis disfrutado con esta entrada cargada de ideas y, por favor, si este post os inspira, me encantaría leer esas grandes historias en torno a este gran (o pequeño) reptil.

¿Qué os ha parecido la entrada? ¿Os gustan las historias de dragones?

El principe elocuente y la doncella risueña

viernes, 24 de julio de 2015

¡Buenos días!
Revisando iniciativas vi que tenía pendiente hacer algo para la de "cuéntame un cuento" que bueno, supongo que con el título quede claro su funcionamiento. E ilusionada de mí, me puse a ello...
Pero no me fijé en la fecha, y de golpe vi que el reto era para el mes de junio y ya veis qué día es hoy. En fin, que tengo un relato muy bonito que no puede participar y prefiero subirlo a que coja polvo en mi carpeta de relatos. ¡Espero que os guste!

Érase una vez un príncipe. No era un príncipe normal, de los que luchan con espada, escudo y armadura. Ni siquiera era de aquellos que hacían gala de sus dotes de monta o de su precisión con el arco. Nuestro príncipe tenía un arma distinta al resto de sus contrincantes, un arma mucho más mortífera si se sabía empuñar.
Era hábil con el habla.
Había estado desarrollando su carisma e ingenio desde la edad más temprana, buscando siempre soluciones en palabras en vez de en espadas, empuñando la pluma con habilidad. Su voz, suave y melodiosa, pronto se convirtió en una atracción, un reto para aquellos otros jóvenes que se negaban a creer que su inteligencia fuera inferior. Muchos guerreros y algunos otros regentes intentaron encontrar una frase que dejara al príncipe sin habla, pero apenas eran capaces de empezar la conversación y, con hábiles fintas y florituras verbales, nuestro príncipe poco a poco fue venciendo a cada uno de ellos, desplumándoles de un arma que nunca fue suya en realidad.
Se le conocía como el príncipe elocuente. Y nadie parecía poder hacerle frente.
Pronto nuestro príncipe creció, y su padre fue consciente de que estaba en edad casadera. Cuando al palacio siempre habían entrado hombres para conversar y enfrentarse al joven, pronto llegaron damiselas, doncellas que llenaban aquel palacio de risa, cuchicheos y un nuevo arma que el príncipe no tardó en intentar comprender.
El coqueteo.
Las insinuaciones y las miradas que cubrían el castillo hacían reír al joven príncipe, y pronto, ante él, llegó una doncella muy distinta al resto, cuyos ojos verdes brillaban como esmeraldas cada vez que se cruzaban con los suyos, cuya sonrisa siempre se curvaba una milésima al verlo entrar a la misma sala en la que estaba. Podía ver sus dientes blancos mordiendo con suavidad su labio inferior, y, cuando al fin estuvieron frente a frente, el príncipe, intentando hacer uso de su labia habitual, se quedó callado.
Con la boca todavía entreabierta intentando buscar las palabras adecuadas, el príncipe carraspeó y volvió a intentarlo. Pero no podía, se había quedado sin palabras.
La joven doncella sonrió, rodeando sus brazos mientras empezaba a andar.
- No sabia que fueras tímido- Bromeó ella. El príncipe intentó defenderse, pero su única arma le había traicionado por completo y solo pudo encogerse de hombros. La joven soltó una risa- No pasa nada, puedo hablar yo.
Él asintió, esperando que el habla le volviera pronto, pero disfrutando de la melodiosa voz de la joven que le había dejado sin palabras.
Y así el príncipe descubrió dos cosas: que la escucha es un arma tan poderosa como el habla, y que los labios de una doncella risueña saben a frambuesas al atardecer.

Navegando entre palabras III

lunes, 20 de julio de 2015

¡Buenos días!
Hoy vuelvo a traeros un relato de una iniciativa. Seguro que os suena porque de él nació Nayde y aunque la historia haya cambiado mucho, sus orígenes siguen siendo estos. Pues bien, hace mil años que no subía esta historia y hasta estan las votaciones ya preparadas, así que mejor darme prisa. La historia comienza con este fragmento, que continué yo aquí, seguido por este de mi ahijada Sheila. Ahora, si habéis seguido la historia, os dejo con cómo yo la continuaría, y abajo os dejo el link a las votaciones por si queréis ver el resto de participantes.


El aroma a azufre que emergía del monstruo me hizo retroceder y arrugar el ceño, temiendo lo peor. Marcus intentaba esconderse a toda costa, alejarse de la mirada ardiente de la criatura, pero para mí era más difícil esquivarla. Sentía esos ojos sin cuencas clavarse sobre mí, intentando amedrentarme. Y no iba a mentir, lo estaba consiguiendo. Hice acopio de fuerza de voluntad y procuré aguantar la respiración para que ese aroma a huevos podridos no me hiciera vomitar.
- ¡Sométete a mi voluntad!- Le ordené, alzando mi voz todo lo posible y con mis ojos fijos en el demonio.
A nuestro alrededor se hizo un largo y tenso silencio…
… Hasta que Marcus comenzó a reírse.
- ¿“Sométete a mi voluntad”? ¿No eras capaz de pensar nada mejor?- Bromeó entre carcajadas.
Enrojecí de vergüenza y rabia, esperando que las risas se expandieran por el público. El demonio se giró muy despacio, haciendo retumbar el suelo y callando las carcajadas de Marcus del tirón. Extendió su mano y pude sentir cómo robaba mi energía, y seguramente la del público, para su hechizo. Marcus me miró alarmado.
- ¡Basta, detenlo!- Me suplicó.
El corazón se me detuvo por el miedo. No era capaz de detenerlo.

Si os ha gustado el relato y queréis votar para que sea la continuación de la historia, o si queréis leer al resto de participantes, podéis hacerlo en el siguiente enlace.

La última página #UnaImagenMilPalabras

lunes, 13 de julio de 2015

¡Buenos días!
Salgo del hiatus con lo que prometía: la entrada para uno de los proyectos de ReivindicandoBlogger. Este proyecto consistía en algo tan sencillo como escribir una historia basándonos en una imagen, y adjuntarle una canción.
Os voy a ser sinceros: aunque me apunté allá a mediados de junio, no fue hasta hace 4 días que escribí la historia. Llevaba un par de días rondándome por la cabeza pero no era el momento. En fin, ahora sí.
Y tampoco quiero desvelar mucho más del texto, así que los mejor es que os deje con él y con su banda sonora.



Listen
On repeat

Sí, yo me escuché la canción en repeat hasta acabar de escribir.
Sí, puede que llorara un poquito.


Hay veces a tu lado que me olvido que, algún día, llegará el final del camino. Pero cada vez lo siento más cerca, y es evidente que ambos partiremos en direcciones distintas. Supongo que, por eso, he decidido escribirte ahora, cuando aún no tengo claro hacia dónde vas a llevarme, ni qué camino hará que nos acabemos separando.

No te miro con rencor, ni con odio ni con lástima. Agradezco el camino que hemos recorrido, todo lo que hemos conseguido. Cada risa, cada llanto, agradezco que estés ahí para sostenerme cuando no puedo hacerlo. Agradezco que me hagas reflexionar, y que me hagas distraerme. Agradezco la facilidad con la que caigo en tus redes. Eres mi pequeño salvavidas, y no hay vez en la que no agradezca que llegases a mi vida.

Sobre todo, agradezco que me hayas hecho cambiar. Que hayas sabido eliminar de mi vida lo malo. A veces fue solo por un momento, a veces duró mucho más. Hay veces en las que solo pensar con volver a tu lado, me siento mejor, aunque a veces vaya a ti con despecho, con rabia, eres capaz de serenarme, de hacer que todo a mi alrededor se disuelva hasta que solo quedamos tú y yo, contemplándonos como si el tiempo durara para siempre, haciendo que un suspiro se prolongue en el tiempo.

Pero ese suspiro se ha cortado, y ahora quedamos tú y yo, y un camino que termina. Supongo que, aunque eche la vista atrás, ya no será igual. Y me encantaría. Pero lo haré, y seguro que descubriré cosas que no había visto. Habrá magia en tu recuerdo, y si algún día retrocedo y vuelvo al inicio, junto a ti, aun sabiendo que volveremos a separarnos, sé que será distinto. No podemos repetir el tiempo que pasamos juntos.

Pero podemos recordarlo.

Te prometo que recordaré cada palabra, que atesoraré cada momento que pasamos juntos. Y que agradeceré ese momento en el que nos juntamos. Pero, por desgracia, no todas las historias duran para siempre, y a ti te quedan tan pocas páginas…

Cuando cierre el libro, acariciaré su lomo. Lo entreabriré, y habrá pasajes favoritos que se quedarán en mi memoria. Supongo que ya lo sabes, y aunque haya algunos malos, no habrá inquietud en su recuerdo. Tú guardarás las lágrimas que derramé entre tus páginas y yo conservaré su sabor en mis labios.

Y luego irás a mi librería de bellos recuerdos, y te observaré en silencio desde el salón, mientras inicio otro camino en mi vida solo para caer una y otra vez en el mismo ciclo. Nunca será igual, siempre una nueva historia, y una nueva yo cuando os cierro y os dejo en un rincón.

Nunca te irás. Eso te lo prometo. Aunque acabe la historia, aunque te guarde en la estantería. Es imposible olvidarte, no después de todo lo que hemos pasado.

Estás dentro de mí. Una cicatriz que nunca se cierra.

 Una historia que nunca termina.

Si os habéis quedado con ganas de más, hay muchos participantes con una imagen y mil palabras deseando ser leídos.

¡Nuevo diseño!

miércoles, 24 de junio de 2015


¡Holahola!
Aparezco para desempolvar un poco el blog, que un mes sin publicar se hace raro, con un anuncio sobre el obvio cambio de diseño que ha sufrido el blog en el transcurso de 2-3 días.

Hace poco más de medio año os hablaba de una serie de cambios que había hecho al aspecto del blog, del menú desplegable y del widget de etiquetas. Y hace apenas unos tres meses hablaba en delirios del cambio de aspecto que ese blog me llevaba pidiendo durante mucho tiempo. Y es que desde hace dos años no hago más que aprender a trastear con el css (y empiezo a entender el html y los divs), y, con ello, las opciones de diseño se vuelven cada vez un abanico más amplio, ver cualquier posibilidad de customización hace que se me dilaten los ojos y empiece a maquinar cómo poder aplicar lo aprendido.

Eso me pasó cuando pensé en una cabecera estilo a la que tengo ahora, gracias al diseño que hice para el blogversario de Delirios (en la que se puede ver que me he basado para algunas cosas). Al ver que podía colocar una figura en la esquina de la pantalla dije "¿y por qué no me salgo del margen?" y eso dije. Supongo que es un pequeño "thinking out of the box" que tanto nos gusta a las personas creativas. Y aprovecho para volver a agradecer a mi querida Raquel por la cabecera porque es mejor de lo que me había esperado y no puedo dejar de mirarla ilusionada.

Hay muchos cambios de diseño, pero la funcionalidad, de momento, se mantiene. Sí que es cierto que estoy pensando eliminar el gadget de seguidores (que he disimulado al máximo) y dejar los preciosos botones que he creado para que me sigáis del modo que os parezca más cómodo. Y que mailchimp me gusta pero no soy capaz de crear newsletters así que lo siento por las 3 personas que utilizabais ese sistema de subscripción, porque para un hobby lo veo demasiado. En cuanto aspecto, creo que he reducido el color pero sin llegar al protominimalismo que se lleva en blogger, porque soy más color que eso y ni siquiera fui capaz de hacer ese cambio en tumblr (sí, también he cambiado el diseño a tumblr, aunque ahí ha sido cogiendo un theme de alguien. No soy tan pro como para hacer temas de tumblr (todavía)).

¡Y tenemos una minimascota dormilona! Mi afán por cómo entrenar a tu dragón ya se veía reflejado en la cabecera, pero al pensar en poner un pequeño widget de "updates" se me ocurrió usar una imagen de Desdentao, así que ahí le tenéis, con una pequeña sección de novedades del blog para que no os perdais nada. (podéis encontrar el enlace al código en la página de políticas).

Seguramente me falte alguna cosa que comentar, pero creo que es mejor que lo descubrais vosotros mismos. Espero al menos que el cambio de diseño os guste. Os dejo la imagen de cómo era el blog antes, para que os hagáis a la idea del cambio que le he dado al blog. Espero que os guste el lavado de cara tanto como a mí y cualquier cosa, sigo pululando por las redes sociales para lo que necesiteis.

Nos leemos pronto.
¡Un besín!

Acabo de darme cuenta que el exámenes no está centrado. Y me molesta. Esto es estrés.
Os estareis preguntando dónde está la chica que el lunes decía "intentaré no entrar en período de exámenes todavía, y traeros al menos los relatos de esta semana". Pues bien, se ha disuelto en tinta (estoy recordando como era escribir en pluma).

Y es que me encantaría estar aquí subiendo un relato, pero solo me estoy tomando un descanso para avisaros de que no va a poder ser. Empiezo examenes la semana que viene y eso significa encerrarme en mi cuarto a escribir y quedarme sin tinta. A ver si hoy bajo a comprar y no me sablan demasiado.

Intentaré publicar, un poco, eso sí. Tal vez preparar las iniciativas, desquitarme cuando los exámenes se me vengan encima, lloriquearos. Al menos demostrar que soy más fuerte que los exámenes y que voy a salir viva de esta.

Pero de momento eso no va a poder ser, y os dejo esta entrada para que no os asusteis. Donde no dejaré de publicar porque son 3 entradas este mes es en flamingo's makeup así que si queréis saber sobre cosmética podéis pasaros a leer un poco y no echarme tanto de menos.

Lo dicho, nos vemos en cuanto sea libre.

¡Un besín!

Reviviendo Leyendas III. Un Cambio en la magia

lunes, 4 de mayo de 2015

¡Buenos días!
Hoy publico un poco tarde, lo sé, se me ha ido el santo al cielo estudiando. Seguramente la semana que viene ponga el blog en hiatus, pero voy a intentar aplazarlo y traeros tres relatos esta semana.
El relato de hoy vuelve a ser de Nayde. En él intento explicar el por qué la magia se ha ido desvanecido del mundo, aunque no creo que Nayde tenga toda la razón en este momento. Es una estudiante a fin de cuentas, y le falta aún mucho por aprender.
En fin, que a este paso os suelto toda la sinopsis de la historia. Os dejo con el relato. Si no habéis leído nada de Nayde, podéis comenzar por aquí y seguir con el segundo capítulo aquí. Si me acuerdo esta tarde le creo un apartado en la sección historias.
¡Espero que os guste!


La semana de exámenes, todos los estudiantes estábamos atacados. Nos sentábamos en corro compartiendo la información en un intento por recordarlo todo, y por suerte nadie incordiaba. Incluso los de cursos inferiores eran puestos a prueba esos días.
Mi pequeño grupo de compañeros estaba de los nervios. Eran muy buenos alumnos pero, como yo, su canalizador podía ser mejor. Algunos de ellos habían intentado alterar sus varitas y bastones como última esperanza. Siendo tan brillantes querían llegar lejos, como yo.
Lina, una de las chicas con quien más confianza tenía, se acercó y me ofreció alterar mi varita. Ella había conseguido incrustar cristales de cuarzo en la superficie de su bastón con éxito, y sabía que eso podría convertirla en una rival a tener en cuenta por la alta sociedad. Era tentador intentarlo también, pero no era lo mismo actuar utilizando un báculo que una minúscula varita. Además, no había tiempo. Sacudí la cabeza y un par de mechones castaños se salieron de mi improvisado moño, que llevaba puesto como tres días mientras estudiaba.
- No, gracias Lina- Dije, quitándome el coletero para rehacerme el moño- Ya llegados a este punto, creo que solo puedo soñar que todo vaya bien.
- Bueno, es lo máximo que puedo ofrecerte- Admitió, apretando los labios. Tenía unas profundas ojeras bajo sus ojos verdes, y parecía temblar un poco. Muchos estábamos igual, había demasiada presión en el ambiente, nos jugábamos demasiado y el cuerpo pasaba factura.- Arg, solo espero que en pociones tengamos que hacer un tónico revitalizante y probarlo en nosotros mismos.

¡Segunda ronda de Blogs colaboradores!

viernes, 1 de mayo de 2015

Lamento muchísimo que hayamos tenido que retrasar esta entrada hasta hoy, que comienza la ronda, parece que lo haga a posta para ahorrarme un día de publicar, pero en realidad es solo mala suerte y pocos momentos en los que Sara y yo estemos al mismo tiempo disponibles.
Pero bueno, me complace anunciaros que ¡da comienzo la segunda ronda de blogs colaboradores!
En primer lugar voy a dejaros con la lista de participantes para que os leais entre todos y os conozcais un poco más.

Escritores
  1. Lupe del blog Mil letras por andar 
  2. Ramón del blog Juke Blog 
  3. Deivid León del blog Noche de cuaderno y bolígrafo 
  4. Mikel del blog MrMikel 
  5. Edith T. Stone del blog Las historias de Tahis 
  6. Denise del blog Primera naturaleza  
  7. Naira del blog El juego de los errores 
  8.  Linda Ravstar del blog Huellas en la neblina 
  9.  Jaz del blog Un jazmín en mi estantería 
  10. Aruka Capulleta del blog Blog Doll
  11. MaiteCita del blog Maite-Cita
Reseñadores

  1. Green Eyes del blog La dulce agonía de leer (reseña doble)
  2. Seveth del blog La biblioteca de Bella 
  3. Aiko Kimura del blog Zúper wow de gran Aiko del mal 
  4. Sabrin del blog Crazy Books 
  5. Pebez del blog Entre libros y tintas
  6.  A. Turquoise de Turquoise Literatura
  7. Jaz (que nos ayuda y también reseña)
  8. Lupe (otra hermosa persona que nos ayuda y también reseña)
  9. Sara (Administradora de la iniciativa) del blog Katherina Thoughts
  10. Gema (yo, aunque subiré la reseña en Delirios a Máquina)
Como veis unas cuantas personas se ofrecieron para poder leer y escribir o reseñar doble, porque los números no cuadraban. Avisad a vuestros amigos lectores para la próxima ;) Estas son las parejas que han quedado.



Os dejo un repaso de la entrada anterior con el tema y el elemento común, para los despistados ;)

El tema de este mes debe ser una historia ambientada en una época pasada (se deja a vuestra elección la época concreta) y el elemento común debe ser la aparición, en algún momento, de una persona ciega (propuesta por Aiko Kimura).

Sobre lo que hablamos en la entrada anterior, de hacer un grupo en facebook para compartir nuestros relatos, ha parecido llamar la atención a los pocos que se han dispuesto a contestarnos (ejem ejem PARTICIPACION). Así que lo abriremos. Para quienes no tengan o no usen facebook pero quieran estar al tanto de las novedades, pueden pedirnos que les mandemos un correo con las novedades, como una newsletter exclusiva de esta inciativa :) Los que querráis estar en el grupo de Facebook o recibir los correos, por favor poneos en contacto o con Sara o conmigo.

Por otro lado, hemos creado un pequeño calendario para que sepais cuando es el último día para publicar los capítulos y las reseñas, aunque por supuesto podéis hacerlo antes. Tampoco satureis a vuestros lectores con los 4 seguidos jejeje. El calendario es este.

Para finalizar, os dejo con los links a ambos formularios, el de subir las historias y el de las reseñas, para aquellos que no acaben en el grupo de facebook.

Aquí el formulario para subir las historias
Y aquí el formulario para subir la reseña de las historias


Espero que tengáis ya las historias pensadas y hayáis calentado los dedos, porque 3... 2... 1...

¡¡¡COMIENZA LA SEGUNDA RONDA DE BLOGS COLABORADORES!!!

¡Un besín y pasadlo en grande!

Felicidad Inmediata {Relato Corto}

lunes, 27 de abril de 2015

¡Buenos días!
¿Qué tal el fin de semana? Aquí parece que lo del "aguas mil" se va asentando, para felicidad o desgracia de algunos. Me gusta el paisaje de asturias nublado, la verdad, pero no que llueva tanto xD
Hoy os traigo otro relato de Clarya y Daimen al que le tengo mucho aprecio. Creo que demuestra que a pesar de estar en una situación difícil, ambos ponen de su parte por cambiar y mejorar su relación. Este fue el primer capítulo y aquí tenéis el segundo.
Por otro lado aprovecho para deciros que se acaba el tiempo para apuntarse a la segunda ronda de blogs colaboradores, que necesita de gente para reseñar, así que si nos hacéis el favor de apuntaros, os estaría muy agradecida ;)
Y ahora sí, os dejo con este relato para amenizar el lunes.


Uno puede creer que es fácil divisar a un dragón atravesar el firmamento. Pero, cuando vuelas sobre él, sabes que solo se mostrará si quiere ser visto.
La dragona viajaba esquivando los grandes núcleos de población, escondiéndose entre las nubes. A veces giraba la cabeza para comprobar que seguíamos en su lomo, pero normalmente no reparaba en nosotros. Y en parte era normal que quisiera asegurarse de que estábamos allí, de lo callados que estábamos. Puede que también se debiese a la altitud, al viento… Pero en el fondo, ninguno tenía nada de qué hablar, o no queríamos tenerlo. Era cierto que al menos no me molestaba estar pegada a su cuerpo, que nos habíamos acercado más, pero quien ha tenido una discusión de pareja sabe que los malos momentos no se olvidan tan rápido, sobre todo entre dos personas tan orgullosas como somos Daimen y yo.
Se iba haciendo de noche cuando noté que la dragona plegaba las alas e iniciaba un descenso suave. Agarré con más fuerza el cuerpo de Daimen mientras miraba alrededor. No me sonaban las cordilleras montañosas y entre las copas de los árboles no se veía ni rastro de la civilización, tampoco nada que pudiera reconocer, como un río o lago. Me sentí perdida, como si nunca fuera a volver a casa.
Aterrizamos en un claro pequeño, pero lo suficientemente grande para que la dragona reposara. Tras una buena sarta de lamentos, pareció darse por satisfecha con sus reclamos sexuales e inclinó su cuello con suavidad hacia nosotros. La compasión pudo conmigo y me acerqué, rascándole la barbilla.
- Echas de menos unos buenos mimos, ¿eh?- Murmuré, sonriendo. Ella rugió con suavidad, aunque me tronó el pecho. Me giré un segundo para mirar a Daimen, que justo volvía de recoger leña.- Supongo que yo también…
Nos miramos en silencio, y volví a sentirme mal. Ojalá pudiera simplemente retroceder en el tiempo hacia momentos mejores, en vez de desviar la vista y sentarme en la zona más apartada de él, intercambiando miradas como si aquello pudiera solucionarlo todo.
Daimen suspiró, depositó la leña en el centro del claro y miró a la dragona, parecía que ella le entendió, porque lanzó una pequeña llama que encendió los leños, para luego volver a acurrucarse y, supongo, quedarse dormida. Luego caminó hacia mí. Yo tragué saliva y fijé la vista en el fuego.
-¿Estás bien?- Me preguntó. Intenté no mirarle, me era más fácil hablar mirando a las brasas.
- No…- Con una rama, comencé a remover el fuego, frustrada- Supongo que esté molesta por lo que nos pasa.
- Ya sabíamos que no iba a ser fácil- Intentó consolarme él, a pesar de que no fue demasiado consuelo. Bufé.
- Pero quiero que lo sea. Quiero ser feliz contigo como cuando estábamos en el Lhanda, quiero ser feliz y no despertarme sabiendo que lo has dado todo por mi, y que tal vez yo no sea lo suficiente para ti- Noté que la voz me iba a fallar, y que se me nublaba la vista por las lágrimas, pero traté de disimularlo.
Dalimen suspiró, sentándose a mi lado y rodeándome con un brazo. Al principio me quedé inmóvil de la frustración, pero la sensación de calidez que me envolvía al sentirlo al lado me hizo ceder, apoyándome sobre su hombro.
- No lo di todo por ti. Di lo que quería dar- Susurró, acariciándome el hombro- La vida en el Lhanda no estaba completa si tu no estabas en él. Y claro que lo echo de menos, pero nunca dejaré de estar feliz a tu lado.
Sonreí casi porque tenía que hacerlo. Sin ganas, sin creerle del todo.
- Ahora no estás feliz.
- Ahora sí estoy feliz- Corrigió él, haciendo una pausa para besarme la coronilla- porque te tengo aquí, a mi lado. Antes, en casa, cuando no hablábamos… no tanto.
- ¿Y puedo ayudarte a superarlo?- Pregunté. En realidad esperaba que este viaje fuera nuestra ayuda, por eso había querido ir con él, a pesar de que no estaba yendo demasiado bien. Al menos darme cuenta que estábamos hablando de ello, intentando solucionarlo, me hacía sentir algo mejor.
- Sí, claro que puedes- Sonrió y se inclinó hacia mi, besándome con suavidad en los labios. Era un beso tierno y dulce, muy distinto a aquellos secos que nos habíamos estado tirando desde hacía tanto tiempo- Lo estás haciendo.

Segunda ronda blogs colaboradores

miércoles, 22 de abril de 2015

¡Buenos días!
Esta entrada es para anunciaros que Sara y yo ya tenemos en marcha la segunda ronda de los blogs colaboradores. Después del éxito de la primera hemos decidido daros unos días para que descanseis y recuperéis la inspiración antes de hacer otras parejas, y así dar tiempo a que los lectores se apunten, que hemos tenido un pico en escritores pero mis queridos reseñadores...
Bueno, a lo que iba. Si queréis saber exactamente de qué va la iniciativa, aunque podéis preguntarme por comentarios o cualquier red social, os dejo el link a la entrada de Sara explicando todo el asunto. Aunque así a bote pronto se trata de emparejar escritores y reseñadores. El escritor publica una historia de 4 capítulos y el reseñador se encarga de hacer la reseña al final. De mientras estas parejas se comentan mutuamente y establecen un vínculo, ayudándose en lo que necesiten.

Las historias cuentan con un tema general y un elemento común. El tema general es en torno a lo que debe tratar la historia y el elemento común algo que debe aparecer. Hoy os los presento para que podáis empezar a maquinar una historia cuanto antes. También animo a los reseñadores a que suelten ideas, que siempre hacen falta.

El tema de este mes debe ser una historia ambientada en una época pasada (se deja a vuestra elección) y el elemento común debe ser la aparición, en algún momento, de una persona ciega (propuesta por Aiko Kimura).
Os dejo aquí la imagen del sorteo del elemento común para que veais que somos unas personas legales y no lo hemos escogido porque sí ;) 

La verdad es que puede dar combinaciones interesantes. Ahora paso a mostraros a los participantes (de momento) de esta ronda.

Escritores
  1. Lupe del blog Mil letras por andar 
  2. Ramón del blog Juke Blog 
  3. Deivid León del blog Noche de cuaderno y bolígrafo 
  4. Mikel del blog MrMikel 
  5. Edith T. Stone del blog Las historias de Tahis 
  6. Denise del blog Primera naturaleza  
  7. Naira del blog El juego de los errores 
  8.  Linda Ravstar del blog Huellas en la neblina 
Reseñadores

  1. Green Eyes del blog La dulce agonía de leer 
  2. Seveth del blog La biblioteca de Bella 
  3. Aiko Kimura del blog Zúper wow de gran Aiko del mal 
  4. Sabrin del blog Crazy Books 
Hemos decidido dar de tiempo hasta el  miércoles día 29 (una semana) para que la gente se apunte y empezar la ronda a primeros de mayo. Como veis nos harían falta algunos reseñadores, pero si llega a ser el caso de que se apuntan más escritores Sara y yo nos partiremos el lomo leyendo vuestras historias y reseñándolas, así que se apunte quien quiera. Aquí tenéis el link al formulario de la segunda ronda.
Si a vosotros como participantes las fechas no os vienen bien y preferiríais retrasarlo un poco más, poneos en contacto con Sara o conmigo y hablaremos de cambios de fechas. Estamos a vuestra disposición y podemos retrasar un poco el comienzo de la iniciativa.
Por otro lado, se ha hablado de la posibilidad de hacer un grupo de facebook o whatsapp (voluntario, obvio) para conocernos un poco mejor entre los participantes, saber cuando publicamos las entradas y comentar cuando andamos faltos de inspiración. Si os parece bien la idea a unos cuantos, nos dispondremos a crearlos para facilitar la conversación.
Al mismo tiempo, durante la primera ronda Sara y yo nos dedicamos a promocionar los capítulos de la ronda por twitter usando el hashtag #blogsColaboradores, y hemos decidido que exista la posibilidad de darnos vuestro usuario en las redes sociales para añadiros cuando promocionamos vuestras historias. Si queréis dejarnos vuestros datos hacedlo utilizando este formulario y nos tendréis siempre avisando de vuestras novedades por vosotros, mira si somos majas ;)
Y creo que eso es todo. ¿Qué os parecen los temas de este mes? ¿Tenéis alguna idea? ¿Y las fechas? Espero que decidáis apuntaros, porque sin duda es una iniciativa donde lo pasamos en grande.
Ah, y si os habéis quedado con ganas de leer, os recomiendo pasaros por esta entrada donde varios bloggeros se disponen a homenajear a sus escritores favoritos por el día del libro. O, bueno, si lo preferís, podéis leer a mis ahijadas Sheila y Libros sin Páginas ;)