Vuelta a la vida!

jueves, 6 de diciembre de 2012

Hola chicos! ¿Me echábais de menos?
Espero que sí, porque con todo lo que he tardado, es para hacerlo.
Este verano e inicio de curso han sido muy intensos, pero tengo cosas que decir.
En primer lugar, fanfic.es ha muerto para mí. Supongo que haga una última actualización a la historia con un aviso importante para los lectores que seais de ahí, pero considero que ahora el futuro se encuentra en Wattpad, una plataforma en donde lo más importante son las historias originales. Aunque ando un poco decepcionada por haber perdido el botón de Shuffle, pero es que simplemente es un lugar perfecto para los escritores de originales.
Y también hay noticias frescas sobre El Fantasma del Lhanda, y es que, con total seguridad, saque una saga de él.  Ya tengo pensada el preludio (parte importante de la trama) y parte de la segunda parte, pero todo a su tiempo, aún quedan muchas sorpresas para Daimen, Clarya, Surina y Luke en esta aventura como para empezar con la segunda.
Espero que disfrutéis con ellos todo lo posible, y que sepáis que actualmente hay más publicado en wattpad que en fanfic, queridos lectores, así que disfrutad de ello.
Un saludo!!

El guerrero ~Microcuento~

Hola chicos! Volvemos a la vida con los microcuentos. La verdad es que hace mucho que no entraba, hay tanto que comentar!
En primer lugar, pasé limpio a segundo de carrera, ¡y de momento he aprobado todos los exámenes!
Me paso el día por tumblr, es un dichoso vicio que solo recomiendo a los que quieran perder su vida social. Ahora ando en un dúplex super genial con mi novio y su mejor amigo... Oh dios, es que tengo tanto que comentar! jajaja
Ahora supongo que postee otra entrada informativa con todos los cambios y las noticias sobre mi historia. Aquí os dejo con un microcuento destinado a revivir un poco esto :D


El Guerrero

El guerrero se abrió paso entre enredaderas espinosas, enfrentándose no solo a las mayores bestias del planeta, sino también, a sus más grandes miedos. Había cruzado miles de leguas para llegar frente al castillo abandonado. Todas sus energías habían estado destinadas a ese momento, estaba obligado a abrir esa puerta, adentrarse en la oscura morada del monstruo que tanto atemorizaba al pueblo.
Golpeó la puerta de piedra, y con un bramido ensordecedor llamó a su rival.
La criatura no tardó en responderle, avanzó hacia él serpenteando como el reptil que era, y se alzó, imponiendo miedo y respeto, antes de responder con un rugido.
El guerrero sonrió.
La espada en su mano empezó a oscilar y a avanzar hacia el cuerpo de la criatura. Ser tan grande le era una desventaja, y confiaba en que pudiera alcanzar a la bestia varias veces antes de que ella pudiera dar con él.
Y así fue, una y otra vez, la espada se hundía en el cuerpo de la bestia, que parecía muy torpe en sus movimientos. Cuando estuvo completamente debilitada, su enorme cabeza chocó contra el suelo, y el guerrero se dispuso a dar su golpe de gracia.
Entonces, escuchó un llanto.
Las crías de la bestia avanzaron hacia su madre, casi inerte. Se abrazaron a ella y lamieron la sangre de sus heridas, una y otra vez. El guerrero observó sorprendido aquella reacción, y la espada cayó al suelo con un golpe metálico. Incapaz de reaccionar, huyó de la escena del crimen, dejando sin un miembro a una familia inocente que lo único que querían era protegerse.

La Duda ~Microcuento~

jueves, 19 de julio de 2012

Hola! Hoy toca por la tarde pasarse a ver al gordo de George R R Martin, a ver si vamos a escucharle hablar, o al menos a ver la batalla del tridente, o algo. El hombrecillo se encuentra en Avilés, por si a alguien le interesa ir a verle.
Y con este comentario y que solo me queda una asignatura para el año que viene (con total seguridad xD) os dejo otro microcuento, este sin imagen, que me da pereza.

La Duda


Venas negras envolvían su figura persiguiendo su anatomía, huesos metálicos hacían de sostén, y los músculos favorecían su movimiento. El inventor se sentó frente a su obra y minuciosamente comprobó cada articulación, cada músculo, cada vena.
Todo estaba perfecto, cada órgano, cada fibra muscular, cada tejido se encontraba en su sitio. Sólo faltaba una cosa.
En la mesa se encontraba un corazón del tamaño de un puño, formado con engranajes como mecanismo, y metal reforzado. El inventor lo cogió con delicadeza, como si en cualquier momento pudiera empezar a latir. Con minucioso cuidado lo introdujo en la cavidad del pecho de la figura y soldó las venas a los conductos con tanta paciencia que, habiendo comenzado al atardecer, la luna ya se encontraba en su cénit cuando le dio el visto bueno.
Entonces, de su pechera se sacó una pequeña llave que introdujo en una cerradura en medio de aquel corazón mecánico. La criatura abrió los ojos, ojos mecánicos y opacos, que poco a poco fueron adquiriendo luminosidad y vida.
- ¿Quién soy?- Preguntó.
- Una persona.
- Pero soy de metal, y tu eres de carne y hueso.
- ¿Qué hace persona a una persona y máquina a una máquina?- Preguntó entonces el inventor, todavía inspeccionando que todo el cuerpo funcionara bien.
- ¿El alma?
El inventor entonces sonrió.
- La duda.

El fin del invierno ~Microcuento~

sábado, 14 de julio de 2012

Hola!! Aquí otro microcuento, esta vez narrando la historia de Démeter mientras espera la vuelta de Perséfone del Inframundo (os recomiendo leer el mito, y si tenéis la oportunidad, ir a Roma a ver la obra de Bernini en Villa Borguese, no os arrepentiréis)
Por cierto, ¡Ya estoy de vacaciones! Así que espero que pronto volvamos a vernos las caras en El Fantasma del Lhanda =)



Depresiva se quedaba corto cuando veía su rostro, era poco más que un ente etéreo paseándose sin rumbo, vagando perdida. Se veía el reguero de las lágrimas en sus mejillas mientras observaba el horizonte, cuando el sol del atardecer parecía atravesar su fina piel.
Y si me preguntaba cómo podía ayudarla, simplemente no podía. No había forma de dibujar una sonrisa en sus labios, y la vegetación parecía morir con cada lágrima que se deslizaba por su mejilla hasta llegar al frío suelo.
Un hálito de vaho se escapó de sus labios mientras yo la observaba, y la niebla comenzó a cubrirla, a cubrirnos a todos.
Pero antes de poder decir una sola palabra, pude sentir que volvía a sonreír, sus ojos opacos volvieron a brillar poco a poco, y el viento se volvió cálido. No pude sino seguir su mirada, aunque perfectamente sabía lo que ocurría.
Se acababa el invierno. Perséfone volvía a casa.

Sinestesia ~Microcuento~

jueves, 12 de julio de 2012

Bueno, hoy tengo un examen de mates, el último ya del primer año. En breves supongo que volveré a escribir con más constancia, pero no puedo asegurarlo (viajes, verano, padres...).
Este es otro relatillo que surgió en un juego de utilizar la última palabra de otro mini texto, no es que sea mucho pero bueno. (la imagen de titulo, la verdad es que está mejor que la historia jajaja) Es muy corto, así que no perdéis demasiado tiempo en leerlo.
Espero que os guste ^^


Sinestesia, mezclar colores con la lengua, cantar con los ojos, tocar olores. El mundo abierto al alma, así parecía ser. Escuchaba y mezclaba las sensaciones, creando como nunca nadie había hecho. Esa era mi propia magia, algo personal.
Y cuando estaba a tu lado, todo era mayor, se amplificaban todos mis sentidos y todas las combinaciones posibles que había entre ellos, los latidos de mi corazón parecían amplificarse y sus ondas se veían frente a mi.
Porque parecía que a tu lado los colores se veían por doquier, y en la distancia el mundo se volvía gris.

Pesadilla ~Microcuento~

miércoles, 11 de julio de 2012

Buenas chicos! Últimamente me ha dado por crear microcuentos, bueno, básicamente es que se me ocurren, pero no son siquiera historias, apenas ocupan 20 líneas con suerte, son eso, microcuentos, historias sin principio ni fin, que en verdad no tienen nada en especial, pero son curiosas. Espero que os gusten ^^



Llevaba días agobiado, y yo lo sabía. Aparte de sus ojeras, su mirada cenicienta, su apariencia cansada y su falta de confianza en sí mismo, cada vez que le miraba sentía ese dolor en el pecho al querer ayudarle y saber que no aceptaría mi ayuda.
Y simplemente podía suspirar, sentarme, y esperar que todo pasara.
En la cama no podía sino dar vueltas al día, a su miedo y a su agobio, no podía dormir si no sabía que todo iría bien, que acabaría por llegar a su final feliz.
Fue entonces cuando le escuché, se revolvía, peleándose con las sábanas y emitiendo quejidos apenas audibles que resonaban en mi cabeza. Una pesadilla.
Aunque al principio pensé en apartarme y dejarle espacio para enfrentarse él solo a sus temores, pronto me vi a mi misma girando en la cama, abrazándole, colocándole bien las sábanas y besando su hombro con cariño. Pronto la pesadilla había acabado y volvía a dormir tranquilo, con una tenue sonrisa en sus labios.
- Aquí estoy, amor, a tu lado. Por siempre.

Miedo, curiosidad y lástima ~microcuento~

martes, 19 de junio de 2012

¡Hola chicos!
No, aún no he vuelto del todo, me quedan exámenes y cosas varias. Pero me estoy tomando algunos descansos para escribir, así que tal vez veáis que subo algún capi nuevo en un futuro no muy lejano.
Hoy estaba revisando mi vieja agenda del año pasado cuando me he encontrado con este relato corto. Seguramente lleve a una historia más grande, en cuanto la piense bien, pero me ha parecido interesante compartirlo con vosotros ^^ espero que os guste:


 Miedo, curiosidad y lástima


Siempre tuve miedo cuando le tenía delante, y si darme cuenta al mismo tiempo le cogí cariño. Era algo raro pero al tiempo que temía verle, quería que estuviese a mi lado. Es difícil explicarlo. Él me daba miedo, curiosidad y lástima. Cuando llegaba a clase y él me miraba, tenía miedo porque estábamos solos. Cuando estábamos en las puntas opuestas del tren y le observaba disimuladamente, curiosidad. Cuando le veía las heridas en la espalda en clase de natación, lástima.
"¿Qué te hacen?" pensaba cada vez que rozaba su espalda y me olvidaba de nuestra rivalidad, cuando sentía empatía hacia él y tenía ganas de abrazarle, besar sus heridas con dulzura y decirle que todo había acabado.
No, no es que me gustase, es que su alma se reflejaba en mis ojos cristalinos y entraba en mi mente, mostrándome su dolor con tanta expresividad que me hacía daño.
Y ahí, de nuevo, tenía miedo.
Porque lo sabía.
Tenía que matarme.

Apertura de un nuevo blog

miércoles, 13 de junio de 2012

Bueno, más bien reapertura, ya que el blog estaba inactivo pero era más viejo que este. En ese colgaré curiosidades, algunos trucos, reseñas de películas, de libros, y cosas así. Este lo dejaré más para historias, relatos cortos y curiosidades de los libros, avisar cuando se suben capítulos, se me ocurren nuevas ideas y esas cosas, pero reseñas y cosas así lo dejaré para el otro, ok??
Os dejo la url del blog, vale??  Delirios a máquina
Espero que os guste, comienza con la historia de la medusa inmortal jajaja ^^
Un beso!!

Posible parón hasta final de exámenes

lunes, 7 de mayo de 2012

Sí, bueno, tampoco es mucha novedad, ya que no es que actualice mucho, pero es bueno avisar que no es que haya dejado la historia, sino que no tengo tiempo para escribir ahora mismo, así que haré una pequeña pausa hasta nuevo aviso.
Seguiré escribiendo, evidentemente, pero no sé si entraré mucho en las páginas para ver novedades, menos para leer. Si escribo, no lo subiré hasta junio-julio, así que ya nos veremos en verano.
Os dejo un nuevo capítulo de "El fantasma del Lhanda" para amenizar la espera. Podéis verlo aquí

Resurgiendo

viernes, 20 de abril de 2012

Hola!!
Sí, no he muerto, aunque la verdad, si nos referimos a la muerte como escritora, sí que morí un poco... La universidad mata demasiado, la residencia mata demasiado, las relaciones sociales matan demasiado, y los viajes en bus de 2 horas y media matan. Punto.
Al principio creí que escribiría en esos viajes y podría seguir publicando constantemente, pero me canso de todo y acabo mirando por la ventana deseando llegar, así que básicamente vais a tener a la Aysha escritora únicamente disponible cuando vaya en un supra, que son comodos y tienen enchufe, cuando esté en casa sola, o en la residencia sola, tirada en mi habitación, o en la sala común, pero ahí escribo muy poco. También puede que escriba los fines de semana de carreras de fórmula 1, cierto bichejo me hace verlas.
Como comenté en la actualización del fantasma del Lhanda (sí, he actualizado) tal vez haga una pequeña historia relatando todo lo ocurrido este año en la uni, que la verdad, no es poca cosa, pero no me atrevo a escribirlo cuando ando en la sala comun, o cerca de gente de la resi. En verdad tal vez sea un poco personal, pero si os parece buena idea, podría publicarlo en fanfic. Eso lo dejo a vuestra elección.
No os olvidéis de pasar por la historia del fantasma del Lhanda en fanfic, así como por los otros relatos si no los habéis leido!
Un saludo!
Byee~~