Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

Recuerdos ~FanFic AU EFDL~

Nocturno ~Drabble~

Imagen
"Nocturno" de Chopin sonaba en el vagón del tren. Él iba siguiendo en su cabeza cada una de las notas, apreciando la calidad de los altavoces y sonriendo con ironía al pensar en lo oportuna que era esa canción en plena noche.
Con los ojos entrecerrados, apenas siguiendo el rumbo del tren, comenzó a darse cuenta que poco a poco era capaz de distinguir con mayor precisión cada movimiento que realizaba el tren, a pesar de no haber disminuido la velocidad. Dirigió la vista al resto de pasajeros, y se dio cuenta que ellos apenas se movían, o lo hacían muy despacio.
Pero "Nocturno" mantenía el mismo tempo que al inicio de la velada.
Nada más se escuchaba además de las notas del piano oscilando en el altavoz. Raudo, salió del recinto, preguntándose si aquello solo era cosa de su mente, si era un problema de percepción, y si al salir, todo volvería a la normalidad.
Pero no lo hizo.

Nuevo reto! NaNoWriMo

Buenas!

Hoy me ha dado un ataque de locura y me he propuesto un reto que, teniendo en cuenta que voy a compaginarlo con la universidad, va a ser de los jodidillos.
¿Qué reto es ese? Pues nada menos que el NaNoWriMo.
Y como supongo que tal vez no todos conozcais qué es eso, voy a hacer un breve resumen a mi manera.
El NaNoWriMo tiene lugar en el mes de noviembre, es una especie de concurso en la cual tu reto es de escribir 50000 palabras desde la madrugada del 1 de noviembre hasta las 23:59 del 30 de Noviembre. Eso significa una media de 1667 palabras por día. Todo genial si no fuera por los constantes bloqueos del escritor añadidos a la presión de estar en la universidad (pienso escribir en la hora de inmuno y nadie podrá impedírmelo).
¿Qué voy a escribir durante el NaNo? Pues mi idea es intentar acabar (por fin) El Fantasma del Lhanda. Y ese sí que va a ser un reto porque seguro que me acabaré trabando como el bloqueo que tuve hace menos de un mes.
¡Pero en el NaNo no hay tiempo para…

Invierno.

El frío del invierno la envolvió de nuevo. La suave brisa fue redeándola, meciendo sus cabellos oscuros, cubiertos de nieve. Ya no sentía nada, solo frío. Un frío que iba haciéndose paso en su organismo, transformándolo en su hogar.
Se miró las manos, blancas con las articulaciones rígidas. No podía moverlo bien. No de momento.
Miró alrededor. Todo eran bosques de coníferas cubiertos por la nieve y el hielo. El silencio reniaba, salvo por el constante caer de la nieve en el suelo. Escuchaba cada cupo golpear suavemente la capa de nieve, hasta fusionarse con ella.
Ella debía hacer lo mismo.

Ensayo sobre combates

[este ensayo es una obra de ficción sin historia antes o después, ni descripción de personajes ni nada, simplemente un calentamiento para ver cómo se me daría el describir un combate, así que, por favor, opinad]

La daga se posó velozmente en el cuello del soldado, ni siquiera le dio tiempo a reaccionar. Él no se movió, notando la presión del acero sobre su cuello, haciendo que cada respiración fuera precisa y dolorosa. La ladrona sonrió.
- Nunca sois lo suficientemente rápidos...- Bromeó, susurrandolo en su oreja. - Ahora dime, cielo, ¿prefieres seguir viviendo?
- Sí- Antes de que ella pudiera hablar, notó como él apretaba con rapidez su brazo del cuello, sin tiempo de reflexión, empujándola, pero sin soltarla. Una mueca de desprecio escapaba de sus labios.- Pero no gracias a ti.
Notó como llevaba su mano a la funda de la espada. Ella maldijo para sus adentros. Llevaba tiempo sin practicar con la espada, esperaba no haberse olvidado. Forcejeó y se soltó, llevando su mano a la espada.
Am…