Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

Encuesta sobre la escritura. Nominada por Jessi.

Holaaa!! La verdad es que hace mil años que no hacía una encuesta. Ya casi comenzaba a considerarlas una parte pasada de mi vida. Sigo teniendo el mismo problema que al ser la última en enterarme no tengo a nadie a quien pasar la encuesta, cosas que tiene el verano, la playa, y la búsqueda de colegio mayor para hospedarme cuando comience la universidad.  No sé cómo resultará, porque no he contestado a las respuestas todavía. Y debo decir que son la 1 y cuarto de la mañana, es decir, hace una hora y cuarto que he entrado en mi etapa delirio del día. Lo siento si se refleja en una encuesta como esta, pero admito que las respuestas, aunque delirantes, serán sinceras. Bueno, voy a ver qué sale…
-¿Qué es un escritor?
Un escritor es alguien que, cuando escribe, hace algo más que juntar símbolos, formar palabras y construir oraciones. Es una persona que ve y hace ver más allá de las palabras. Una persona que disfruta escribiendo.

-¿Por qué se escribe?
Se escribe por varias razones: desvariar, para…

Entrevista Mental a Daimen

Imagen
- Vamos... quítate la máscara...
- No
- Venga... Quiero verte la cara
- Recuérdame por qué estoy en esta stuación
Clarya sonrió.
- Vale...




La luz se encendió en medio de una sala de moviliario escueto: apenas una mesa y dos sillas. No necesitábamos comodidad. Así estaría más nervioso.
Daimen avanzó hacia una de las sillas, y yo fui a la otra. Una máquina de escribir apareció frente a mi. ventajas de estar en mi mente.
- Bueno Daimen... Supongo que sepas a qué has venido.- Comencé, con un tono tranquilo, mientras sonreía... no por dentro, porque si estoy dentro de mi mente y sonrío, se me ve, sino por fuera.
- Me quieres torturar...- Me fulminó con la mirada, intentando en vano intimidarme. Le he creado yo, no debería darme demasiado miedo, por mucho que fuera más alto, más fuerte y más rápido que yo.
- Exacto, te quiero interrogar- Sonreí, tecleando en la máquina de escribir. El sonido de las letras fue lo único que se escuchó durante un rato, hasta que él habló.
- ¿Por qué haces esto…

El fantasma del Lhanda vuelve a las andadas!!

Sí, lo habéis oído y leido bien, la autora (yo) ha acabado sus exámenes, así que el fantasma del Lhanda vuelve para quedarse. Dentro de poco prometo poner una entrevista un tanto peculiar a Daimen, que contendrá un poco de spoiler, espero que no os moleste ;), con su imagen, y en cuanto la cree más detenidamente, la vida de Surina o la de Luke. Dependerá también un poco de por dónde vayamos, pero podría también mostrar los personajes secundarios, o personajes aludidos como la maestra de Clarya... O cualquier cosa, tengo todo el  verano por delante  (wiiii qué bien suena, ¿verdad?)

Después de este anuncio informativo, os devolvemos con vuestra programación habitual. Buenas noches y buena suerte xDD

El fantasma del Lhanda: Soundtrack (I)

Imagen
Bueno, sí, la verdad es que esta semana estoy usando mucho spotify, y he creado una lista de reproducción con canciones que me recuerdan al fantasma del Lhanda. No es, ni mucho menos, que sean las canciones que exijo a la hora de leer la historia. No, simplemente son canciones que tienen cierto recuerdo a la historia.
Un ejemplo es Skyway avenue, la canción que da título al segundo capítulo de la historia y que gracias a ella tenemos esta escena:

- Piénsalo Clarya. Vale, no le pondríamos la vida difícil a Surina, pero tampoco es que lo hagamos ahora... - Dijo, bajando la vista. La lluvia le estaba alcanzando con violencia y ya tenía el pelo completamente húmedo. Sentí lástima por él. Se iba a empapar todavía más.- Por favor, al menos dime que no has saltado... Porque si tu saltas, yo salto también.
También, escuchando, mientras debería estudiar,  di con una canción de There For Tomorrow titulada A Little Faster, que me recordó a Clarya y su singular historia, así que la he incluido en e…

Al apagar la luz

Las horas habían pasado mientras leía, afuera se veían pequeños puntos de luz, mostrando la ciudad a oscuras. Mi cuarto apenas estaba iluminado por la tenue luz de la mesita de noche, que alumbraba el libro con suficiente intensidad como para averiguar qué era cada palabra. Cerré el libro, suspirando. Había acabado el capítulo y, aunque quisiera más, el sueño y la necesidad de despertarme temprano me lo impedía. Llevé mi mano al interruptor de la lámpara. "La verdad es que..." comencé a pensar, apretando el botón.
Se hizo la oscuridad.
- Mierda...- Me incorporé de nuevo, encendiendo la luz y sacando del cajón cuaderno y bolígrafo...

La verdad es que, si lo piensas bien, esto parece una historia, pero no pretendía eso. Es que me he dado cuenta que es en el momento en el que me arrebujo bajo las sábanas y extiendo la mano para apagar la luz, justo en el mismo instante en el que aprieto el interruptor, cuando se me ocurren las mejores ideas (o al menos en mayor cantidad) y tengo …