Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

Yellow Brick Road {Blogs colaboradores, capítulo 2}

Imagen
[No te dejes arrastrar a Kansas si no quieres ir]
Sobre la iniciativa
La flauta dorada descansa sobre la mesa del conservatorio y mi reflejo distorsionado parece juzgarme más que otra cosa. Frunzo el ceño y agacho la vista. Las clases últimamente están siendo cada vez más exigentes, o yo rindo menos, y no sé qué me pasa. Me encantaría poder fusionarme con mi escritorio y desaparecer. Hoy, y desde hace unas semanas, siento que nada de lo que hago sale bien.
Noto un golpe en la cabeza con un folio. Robyn está ahí cuando alzo la vista y la hoja se posa en el hueco donde estaba antes mi cabeza. Mientras ella se sienta a mi lado yo leo.

— Así que una fiesta universitaria, ¿no? — Alzo una ceja, sin saber de qué me sorprendo. Si hay una fiesta en un radio de 50 kilómetros, Robyn se entera. Sonrío. Yo suelo ser siempre quien la sigue y no sé qué haré el día en el que acabemos el conservatorio y nuestros caminos se separen. Tal vez es otra cosa que me asusta de sentir que ya no encajo en el cons…

Yellow Brick Road {Blogs Colaboradores, Capítulo 1}

Imagen
[We're not in Kansas anymore]
[Si queréis saber de la iniciativa Blogs Colaboradores, más aquí.]
El aroma del espresso del Delicatessen siempre es lo primero que me despierta cada mañana. Tras molerlo y sentir el aroma tostado subir por mi nariz, lo que más quiero es tomarme un sorbo junto a una tostada y disfrutar de los últimos éxitos de música indie que se escuchan en el restaurante.

Es una pena que trabaje allí.

Dicen que, para alcanzar la fama, una tiene que empezar por lo más bajo, pero nunca pensé que lo más bajo incluiría trabajar de camarera en una pastelería en las horas que no estoy en el conservatorio. Me encantaría decir que mi vida me llevará lejos, a giras musicales en las que mi nombre acabaría coreado por el público: “Dorothy Hipster, la mejor flautista de la orquesta de Nueva York”…

Solo que la historia ni siquiera me ilusiona.

— Do, deja de sacar fotos a la comida y atiende a los clientes. Que te subiera el sueldo por gestionar nuestro instagram no significa que…

La importancia de presentarse a concursos.

Imagen
Esta entrada es un poco difícil, porque también es un poco personal. Me siento más cómoda explicándolo todo desde mi experiencia, así que es hora de mostraros una cara no bonita de mi vida.

Me llamo Gema Vallejo, y sufro ansiedad. Hacer exámenes me hace pasar días sin dormir y hay veces que he tenido ataques de ansiedad previos a entrar, aunque parezca que voy calmada yo a veces solo pienso que si cruzando mal me atropella un coche no tendré que presentarme al examen. Cuando me presenté al teórico de conducir salí llorando porque pensé que suspendía y decepcionaría a mi familia y amigos (plot twist, aprobé y no me lo creí) y me pasé meses sin atreverme a ir a la academia de inglés porque pensé que te hacían una prueba de nivel antes de las clases. No sé de donde viene esa falta de inseguridad ni mucho menos, pero es obvio que me afecta más de lo que parece, incluso en el día a día a menor escala, y por supuesto también en la escritura.



Por eso, os parecerá sorprendente, pero me he pre…