NaNoWeek: Semana 1

lunes, 9 de noviembre de 2015


Por si no lo sabíais, empecé el NaNoWriMo, ya una costumbre desde hace tres años. La verdad es que no hice entrada hablando de ello porque seguía debatiéndome entre dos historias por escribir casi hasta que llegó el día 2 (el día 1 estaba en barcelona y Brezo me hizo prometer que no empezaría hasta que volviera a Oviedo). Aunque sí que es cierto que una de ellas solía ganar más veces, y fue la que inscribí en el NaNo y finalmente la que empecé a escrbir.

Se trata de mi primera primerísima historia. Esa que nos hace empezar a escribir, normalmente tiene muchas escenas cliché y, al menos en mi caso, acabas abandonando en un cajón, pero no olvidando del todo. Es la historia de Aysha, el personaje que fue mi pseudónimo desde que empecé a escribir y que ha acabado también quedándose en mi nombre en las redes (GemAysh). Está muy cambiada, cierto, pero la base y mis bebés están ahí. Años creciendo en mi cabeza y ahora crecen en el papel.



Si os preguntáis el nombre de la historia, o como la tengo guardada, más bien, es HSN. Historia sin nombre. Porque de pequeña no me decidía y de momento no veo la necesidad de cambiar el nombre. Se trata de una fantasía medieval siguiendo un poco la vida de Aysha, una elfa que tras años trabajando contra su voluntad para un ejército que piensa colonizar y destruir su tierra, logra escapar. Evidentemente tiene mucho más pero temo hacer spoilers.

Pero no vengo a hablar de mi historia. Bueno sí, pero no así. Os quiero hacer un resumen de cómo ha ido esta primera semana, considerando que empezó el domingo 1 y terminó el domingo 8, pese a que para mí en realidad empezó un día más tarde.

El día 2, cuando llegué a casa, casi lo primero que hice fue abrir un proyecto de scrivener y sacar un cuaderno donde tenía "un poco" la idea de la trama. Tenía escritas viejas escenas que quería reescribir para empezar a sentir la emoción de mis personajes otra vez, y que me hicieron sonreír con nostalgia. Las dos primeras escenas eran un flashback en la historia principal, capítulos que existían pero no tenían importancia en la trama, y eso ahora ha cambiado mucho. Ahora tienen un poco el papel protagonista y, con sus cambios, también me solucionaron un fallo de trama que de pequeña me parecía sensato, pero a mi yo adulta no le resultaba tan coherente. Escribí 3541 palabras, poco más de las 3333 que debía escribir. Pero para haber hecho todo eso en un día, no estuvo nada mal. Ni siquiera había terminado de escribir la historia del pasado de Aysha, parte que terminé el día 3.

Aproximadamente escribo una hora por la mañana, si me da tiempo, y luego alrededor de otra hora tras volver de clase. Después de eso me siento a hacer otras cosas, y si sigo un poco motivada, por la noche sigo otro tanto. No estoy metiéndome la caña del año pasado, en la que escribía sin hacer nada más, pero también es que estoy escribiendo "según me venga". No me malinterpretéis, evidentemente tengo una trama, más o menos, no es un "discovery writing" sin nada planeado. La historia estuvo escrita, con muchos cambios, pero escrita. Conozco a los personajes, pues aunque no escribiera sobre ellos, me llevan acompañando años en la cabeza. Nunca me deshice del todo de Aysha, y me es muy fácil ponerme en sus botas. Mucho más que ponerme en la piel de Clarya, de Daphne incluso. Aysha es como mi LUCA si existe algo así para los personajes, el personaje que lo desencadenó todo, y la conozco casi más que a mí misma. Por eso, el día 3, sin darme cuenta, alcancé las 8739 palabras y me creé un colchón más acorde a lo que estaba acostumbrada.

Los días se fueron sucediendo y me di cuenta de algo bastante obvio: la historia iba a ser más larga que la primera vez. Las cosas no son tan aceleradas (siempre tenía ese problema de pequeña), y los puntos que se mantienen están más separados en el tiempo que en la versión 1.0 (por cierto, esta es la versión 3.0, intenté reescribir HSN hace tiempo, pero no pasé de las 20 páginas. Ni idea de cuántas páginas tuvo HSN 1.0, está escrita en cuadernos). Pero, para que os hagáis una idea, el inicio de HSN 1 y 2.0 se encuentra tras siete mil palabras en esta tercera versión. Hay algunas escenas que son más importantes y he optado por un desarrollo más pausado y realista de los acontecimientos, e incluso de las relaciones con los personajes. Por eso llegado el cuarto día llevaba ya 12mil palabras y un quinto del NaNo. Aquel día además me tomé medio litro de té helado y cuando quise darme cuenta solo había dormido media hora en toda la noche, no por escribir, me lo pasé viendo pelis malas en netflix.

— Me secuestraron de pequeña.— Confesó, haciendo que los puños de Garin se crisparan de pura rabia. Ella desvió la vista, guardándose las ganas de decirle todas sus sospechas en aquel mismo instante, sabiendo lo mucho que podría afectarle.— Y por algún motivo que no entiendo, no me mataron. Contribuí en varios asuntos de los que me arrepiento, coaccionada.— Se mordió el labio inferior, odiaba acordarse de Beren y saber que no había noticias de él.— Al final logré escapar, ya lo sabes.

Lo que hizo, sin embargo, que el día 5 fuera productivo y no una mierda como yo creía. Escribí mi primer extra, esas escenas que aportan más bien poco a la historia y son un poco para saciar mis ansias de ver a mis personajes felices y pasando un buen rato. Normalmente es que no encajan con la trama (en este caso estaban bailando en la playa, no malpenséis) y prefiero dejarlos como un aparte bonito. Pero el extra sirvió para hacerme arrancar, y el día 5 escribí en torno a 3mil palabras, haciendo el total de 15435 palabras. Esa fue la última vez que actualicé por la noche, creo que porque me puse a ver la tele.

El viernes y sábado fueron mis días más vagos, cosa rara porque es cuando la gente suele acelerar. Sin embargo yo escribí casi solo las dos horas de siempre, por ser cuando menos preocupaciones tenía, y me dediqué a otras cosas. El viernes lo dediqué a emocionarme y hacerme fotos prueba para el maquillaje de un cosplay de pokemon, y el sábado, cuando mi novio volvió de su entrenamiento de rugby tenía una luxación y me tocó cuidarle, pese a que me ignore el 90% de las veces que le digo que se ponga hielo. En realidad el sábado me pasaron mil cosas distintas, pero eso no impidió que lograra hacer ascender mi cuenta de palabras a las veintemil (20698)

.— Me refiero, si quieres podemos ir juntos al norte.
— ¿En pleno invierno?— Se rió Garin— Las corrientes cambian en esta estación, el viaje sería largo y peligroso. Y por tierra habría muchas dificultades.
Un peso enorme se instaló en el estómago de Aysha, escuchando a Garin. Algo le decía que si él era su amigo de la infancia, el príncipe, el aventurero, no iba a dudar un segundo en unirse a su viaje. Intentó que la decepción no se mostrara en su rostro, mientras las pocas esperanzas que tenía de que su amigo la recordase se iban esfumando.
— Oh…— Fue lo único que puedo decir, guardando sus emociones bajo llave. Garin se puso en pie, tendiéndole la mano para ayudarla.
— Así que suena a una aventura digna de contar a mis nietos.

Y ya solo nos queda ayer domingo. Día por excelencia en el que no hay nada que hacer. Por la mañana lo primero que hice fue escribir y, antes de las 11, rondaba las 22500 palabras. Por supuesto andar tan pronto tan cerca de las 25mil me hizo autoimponerme la meta de llegar a la mitad del NaNo en ese día. Sin embargo empezaba a ver que el no tener una idea de cómo llevar a los personajes de A a B, como propiciar encuentros, me pasaba factura. Tuve que parar mucho tiempo y planear la escena en mi cabeza de diversas formas hasta que funcionó en el papel. Pero una vez tengo un boceto mental de lo que va a ocurrir, no me cuesta plasmarlo al papel. Escribí el encuentro con varios personajes que en la versión 1 y 2 aparecían casi a la altura del prólogo y ahora surgen a más de veintemil palabras del inicio de la aventura. Para que luego me digan que no cambio cosas. Y al fin, casi a las 11 y media, logré forzar a mi cuerpo (sí, en aquel momento, habiendo escrito casi cinco mil palabras en un día, lo que hacía era sobresaturar mi cerebro) para alcanzar las 25mil. Me di una palmadita en la espalda, fangirleé un poco y me fui a leer un rato a la cama. Puede que sea una tontería, pero me costó dormir de la emoción, y no dejaba de dar vueltas al capítulo que me tocaba escribir hoy.

— ¿Por qué la trajiste? Tal vez su madre aún la estaba buscando.
— Olía a sangre. La madre rechazó a su cría nada más verla y salió huyendo. No dejé de oír el llanto de la cría y decidí que estaba mejor así.
— ¿Mientras nos comemos a su padre?— Mientras lo decía, Aysha vio que Garin le tapaba las orejas al corzo, lo que le hizo reír. El joven se sonrojó y volvió a la tarea de servirle leche al animal por un biberón artificial.
— Me sentía culpable.

En este momento sé que lo que más me frena es no tener un guión fijo, el solo tener unas bases sobre las que asiento la historia, pero al mismo tiempo estoy disfrutando mucho al escribir sin guión. De todos modos sé que esta historia va para largo, que durará más que el NaNo y por eso no me estoy metiendo prisa. Voy pasando de un punto a otro de la mejor forma que sé, y ahora mismo estoy tan emocionada con el resultado que leer las últimas frases que he puesto me hace casi llorar. Es cierto: voy más lenta que el año pasado, pero el año pasado casi paré el mundo por el NaNo y este he decidido no dejar que eso pase. De todos modos espero poder acabar antes de tiempo y sacar varias palabras de más a la historia antes de empezar a planearla con guión durante mi época de exámenes (que sé que va a llegar y voy a escribir menos, tengo que mentalizarme).


Según el ritmo que llevo, acabo el 17 de noviembre el NaNo, aunque viendo el ritmo de la historia, aún queda mucho para acabar. Espero ir contándoos más cositas a medida que vaya escribiendo, y quién sabe si subiré alguno de los extras, que casi son historias independientes. De momento, estoy bastante motivada y espero que la cosa siga así por todo lo que va a tocarle a la novela, aunque me agobie un poco estar escribiendo y no saber dónde poner punto y final a la historia. Dejemos que esa preocupación me llegue más adelante, con un poco de suerte cuando ya haya pensado cómo terminar la historia de Aysha.

¿ A vosotros qué tal os va? ¿Os apuntáis a algún sprint? Si es así, siempre podéis buscarme por twitter y proponerme uno. ¡Ganamos ambos!

9 comentarios:

  1. Gema!!! Mucha suerte en el NaNo aunque veo que no la necesitas jajaja me alegra verte tan entusiasmada con la historia, eso también me pasa a mí con mi primera novela con la que empecé a escribir y también está sin acabar.

    Un besote ^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Gema! Yo no me apunté (no sé si te lo dije a ti o a otra persona), pero me estoy planteando algún reto para, al menos, volver a escribir una novela que no debí dejar plantada este verano. Y además, con esta experiencia tuya, me han dado ganas de retomar una de mis primeras novelas que no pensaba volver a retomar. ¡Gracias!

    Por cierto, quiero leer HSN, por favor. Esos extractos me han dejado con ganas de más *O*

    ResponderEliminar
  3. Eres. Una. Bestia.
    De verdad, Gema XDDD Dioses, no sé cómo lo haces pero ojalá yo pudiera. Estoy segurísima que te va a seguir yendo genial, que harás una historia muy guay de la que sentirte orgullosa (a mí me ha gustado mucho la premisa e.e)
    Mucho ánimo para el resto del Nano, un besazo ♥

    ResponderEliminar
  4. Wioooo! Muchas felicidades! :3 Vas muy bien, y sim duda llegaras a tu meta!! La historia pinta muy bien sin lugar a dudas n.n
    Besitos y suerte

    ResponderEliminar
  5. Me alegra mucho que te cunda tanto y que hayas retomado esa historia que hiciste de pequeña. Yo estoy con la del año pasado (confieso que apenas avancé mucho).
    Lo mejor es tener una trama, aunque sea un poco a grandes rasgos y ahí luego añadir, quitar, improvisar. Yo este año voy mejor no sólo porque me estoy metiendo más caña sino por que sé más o menos hacia donde voy (no hablo del final, que lo sé desde el NaNo del año pasado) sino de lo que pasa entre medias. Tengo las cosas más acotadas y ahora que sé que hay otro narrador y que tengo que contar cosas de él, me he puesto las pilas (el año pasado lo incluí a medio reto y se quedó la novela en bragas porque no sabía que hacer con él a pesar de que era fundamental).
    Mucho ánimo, aunque no lo necesitas porque llevas un ritmo alocado y sin esforzarte jajaja.
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  6. Dios mio Gema !! Brutal lo que has escrito en apenas una semana. La historia creo que da para mucho más y me alegro la estes explotando al maximo. Te mando unnabrazo enorm y suerte :3 nos leemos

    ResponderEliminar
  7. Yo iba a apuntarme, pero me agobié antes de empezar. Tú que ya tienes experiencia con esto del Nano, podrías darnos algún consejillo XD Te lo agradecería mucho mucho ^^
    Yo también tengo un personaje así!!! Como Aysha, es decir, el personaje estrella en tu cabeza, ese que no puedes olvidar. Pero tengo un problema... es secundario >.<
    Bueno, muchísimo ánimo (aunque veo que tienes de sobra) y que vaya bien con la recta final. Un beso enorme!!! Ah, y lo de los consejos lo digo en serio eh jajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, lo siento, ya vi después que habías dado consejillos en la anterior entrada XD

      Eliminar
  8. Oh, my God. XD Vaya, Gema, te temo y respeto mucho (?).

    ¡Veinticinco mil palabras en seis días! LOL Yo no creo haber escrito tanto en toda mi vida. ¿Y dices que vas lenta? Holy sh-...

    Este año quería animarme por primera vez con el NaNo. A pesar de que sabía que no llegaría a las cincuenta mil palabras, ponerme la meta a hacerlo me parecía un buen primer paso xD. u-u La universidad se vino pesada y me comió toda la primera semana y parte de la segunda, me dio miedo y no me animé lol. Pretendo participar de los camps y probar suerte con el NaNo el próximo año, así puedo prepararme mentalmente con calma e ir practicando para al menos intentar llegar a la mitad xD.

    Muchos ánimos x3. xD Es más que seguro que lograrás superar por mucho la meta antes de que termine el mes, si es que no lo has hecho ya. Qué lindo que estés retomando tu primerísima novela, seguro hace mucha ilusión. Revivir a esos personajes que llevan tanto tiempo contigo ♥...

    ¡La trama suena muy interesante! Seguro no tendrás problemas para terminarla cuando llegue el momento. Sólo lo sabrás xD. Como sea: tal como dices, será algo de lo que te encargarás luego, de todos modos.

    En fin. ¡Nos estamos leyendo! :D

    ResponderEliminar