Mis dilemas revisando Lhanda

miércoles, 5 de agosto de 2015

 
Sí, sé que soy una pesada y que siempre os digo que voy a ser constante revisando y nunca lo soy. Lo siento, pero quiero comenzar esta entrada diciendo que gracias a María (colaboradora en el blog de maquillaje que llevo, por cierto) he tenido que estar unos días en la biblioteca de apoyo moral y eso ha hecho que me decidiera a llevarme conmigo Lhanda y revisar la historia poco a poco.

Por desgracia existe una extraña norma de no introducir alcohol en las salas de estudio, por lo que mi desesperación ha sido máxima.

Pero bueno, volviendo al caso, he revisado mucho más de lo que me esperaba en solo dos días, y con ello viene el problema.

No hago más que cambiar escenas.

Es como: ¿Gema? ¿Estás bien? Estás cambiando capítulos enteros, y borrando escenas y añadiendo otras y a este paso no sé qué quedará del Lhanda v1 aparte del nombre.

Y en parte tengo miedo, porque no sé si con estos cambios la cagaré más de lo que ya está (que no creo, porque yo hace cinco años estaba contentísima con lo escrito pero lo leo ahora… ay, lo leo ahora y…
... y eso)

Y por otra parte estoy muy ilusionada.

Porque esas escenas tal vez no encajaban tanto como quise creerme. La verdad es que muchas de ellas dejaban un poquito que desear y con este nuevo enfoque creo que añado un poco de trasfondo a la historia, hago que los avances se vean más lentos y no sé. Con los pedazo comentarios que me dejo (que son larguillos) espero poder encarar bien las escenas, al menos tan bien como me las planteo ahora, y dar un buen cambio de aires a la novela.

Revisar una novela con pizza es mucho más fácil
Una parte de mí se asusta de la revisión por eso mismo, por esos mil cambios que surgen y que hacen que la historia derive más de lo que yo creía. Hay mucha trama central que cambia, y parte de la secundaria. Algunas de las escenas son para hacer que la historia vaya más fluida y no tan a saltos, y otras son puro capricho (quiero ver si puedo darle más trasfondo a Surina o a Luke, que no sean tan secundarios). Seguramente me coma la cabeza en algún punto cuando los cambios empiecen a descuadrarse más, pero bueno, hay que echarle ganas y valor, que llevo mucho tiempo posponiendo esto y joder, que no me queda nada para empezar el proceso de reescritura y ver cómo la historia madura tanto como lo he hecho yo en este tiempo.

Ojalá una caída global de wifi de una semana. No veáis lo que sería capaz yo de hacer en ese tiempo ;)

(Por cierto, hablando de cosas que no necesitan wifi, me he pasado la liga pokemon en el oro y ahora estoy en ello en el blanco. Si es que procastinadora se nace)
Un hurra por mi equipo pokémon.

10 comentarios:

  1. En una historia querer darle algo más de protagonismo a un personaje secundario es algo que siempre apoyo. Si tienes algo que decir sobre él o ella, dilo, muchas veces ellos son a los que más cariño se los tiene a lo largo de la historia.
    Desde la lejania solo puedo desearte toda la suerte del mundo y que logres sacar adelante esta gran historia, un besazooo
    Lena

    ResponderEliminar
  2. Hola!!

    vaya! yo no escribo porque soy corta de inspiracion, pero espero que logres hacer lo que quieres con tus cambios, solo hay que quemar mas las neuronas XD

    ResponderEliminar
  3. El trabajo de edición quizas sea el más escalofriante, proque empiezan a saltar detalles pasados por alto, o nueva socurriencias por parte del autor para sobresaltar un personaje, situacion o su propia imaginación. Creo que esto ultimo te esta pasando a vos, y no está mal que lo cambies o amplies lo que haga ruido, pero ojo de no enmarañarte con la coherencia central de la historia. Es más un consejo que un comentario, porque a mi me pasó y termine por abandonar la escritura de la historia porque no tenia más salida.

    Un beso querida.

    ResponderEliminar
  4. Hola, leí esta entrada hace un rato y me quedé pensando. Es normal sentir temor ante la necesidad de hacer un cambio extremo en el texto, te diría que le des a la tijera sin miedo ;) En cuanto a lo de agregar escenas, estoy de acuerdo con Tana, no pierdas de vista el eje central de la historia, porque el relato puede perder coherencia, y ahí sí que vas a estar en el horno. En todo caso, se me ocurre que podrías hacer una especie de esquema de la secuencia narrativa de cada versión que hagas, como una lista de escenas o un gráfico con flechas, o algo por el estilo, como para tener una visión global de la historia, así después lo que hacés es trabajar con bloques de texto. No sé si me explico, pero espero que te sea de utilidad.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Pues yo pienso que el trabajo de corrección es el más fácil de todos por varias razones: Los personajes más o menos ya están creados, y aunque se cambie un poco el rumbo de la historia o pequeños detalles las bases ya están, y simplemente creo que es más fácil corregir algo que comenzarlo desde cero. Aunque claro, yo no tampoco he llegado a corregir una novela entera así que tampoco sé el cansancio que debe suponer.
    Igualmente te doy fuerzas para continuar y espero que nos mantengas informados :)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!!
    Estoy un poquito perdida en esta entrada xd Veamos, por lo que entiendo estas escribiendo una novela y las estas revisando para darle los toques finales porque la enviaras a una editorial
    ¿Es cierto?
    Si no es asi, por fa explicame :C
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Me ha matado: "Por desgracia existe una extraña norma de no introducir alcohol en las salas de estudio, por lo que mi desesperación ha sido máxima."
    Veamos, desde mi completa inexperiencia, si ves que lo que haces es mejorarlo y no empeorarlo, no hay nada de malo, ¿no? Solo que tardarás más (?) Pero creo que te irá bien al final ^^

    Un beso! ♥

    ResponderEliminar
  8. Pues no deberías tener miedo, estás haciendo algo completamente natural, que es cambiar tu obra en consonancia con tus cambios escribiendo, con tu madurez actual. No te la estás cargando, la estás mejorando, como a un robot enano al que actualizas y cambias tantas piezas que al final es como un gólem metálico. Bueno, a lo mejor no tan así, pero tú me entiendes, que puede que la novela no se parezca mucho a lo que fue al principio, pero eso no tiene por qué ser necesariamente malo, sobre todo cuando ves todos esos fallos que hace 5 años no eras capaz de ver.

    ¡Ánimo con esa corrección! *saca los pompones y se marca un baile*

    =D

    ResponderEliminar
  9. Holaa, está muy lindo tu blog, me gusta mucho. Pasaba por aquí y me preguntaba si podrías leer unos cuantos escritos en esta página: http://www.ayrthon.com/ y suscribirte, si lo haces nosotros también lo haremos en tu blog. Graciaas.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    Antes de nada, buen trabajo :) Dicen que el tiempo es el mejor juez y cuanto más cambies, seguro que mejor será el resultado :)
    Pero sinceramente, por mucho que quiera decirte sobre todo lo demás, yo me he enamorado de tu cama - centro de mango. Puedes hacer todas las funciones básicas ahí menos ir al baño xDDD
    Muchísimos ánimos, ¡y un abrazo!
    Y TU AMPHAROS ES MONÍSIM@ <3

    ResponderEliminar