Dear Diary: Adventure is out there.

sábado, 2 de agosto de 2014

¡Volvemos con otra entrada del Dear Diary! Voy con un poco de retraso, a ver si solapo alguna de las 2 entradas porque me pillan muy rápido. Bueno, pronto empezaré a perder relatos y ya me pondré al día con las entradas programadas.
Ya ando en Santander, y recuerdo que del 18 al 25 o por ahí no andaré que estaré en la India, así que os quedáis sin entradas.
El cielo azul esta adornado por un sol inmenso, brillante y reconfortante. Un muchacho corre por un camino de arena, levantando polvo, con una rama en la mano, hasta que llega a un río.

Querido diario.
¡Te lo has perdido! Papá me ha llevado al bosque, y me ha dejado hacer lo que quiera. Está bien hacer cosas de hombres, jeje. Si hubiese estado mamá, estoy seguro de que no habría podido subirme a los árboles o coger una rama y girar. ¡Fui un tornado! Ha sido increíble.
Al llegar al río me giré, mirando hacia atrás. Papá corría detrás mío y al cogerme por los hombros ambos hemos caído en el agua helada. Suerte que el río era profundo, porque si no papá tal vez se habría hecho daño. ¡Pero con ropa y todo! Ha sido genial.
Echo de menos a mamá, y sé que le gustaría haber visto esto, pero Papá dice que hacía muy bueno y nos estaba viendo desde el cielo. Espero que sea así, porque sé que le gustaría verme reír  tanto como lo hice hoy.
¡Ahora me voy a dormir!, aún nos quedan muchas aventuras por vivir, como mamá siempre decía.


1 comentario:

  1. Muy tierna esta entrada. Podría haber sido mucho más triste, pero me gusta este tono optimista.
    Un besico Gema!

    ResponderEliminar