Drogo a mi novio {Pasado de Daphne}

lunes, 26 de enero de 2015

¡Holis!
He decidido que va siendo hora de avisar si es una historia larga, porque puede que no queráis leer toda la historia y si pongo {relato corto} puede llevar a error. Así que, como podéis deducir, vuelve Daphne, al menos por un capítulo. ¿La echabais de menos?
Por si acaso no lo sabéis, la historia de Daphne comienza aquí y es un personaje recurrente en el blog cuando andamos en ronda de la iniciativa Dioses del Olimpo, en la que participo para la cabaña de Hermes (os robaremos la victoria y la cartera!). El anterior capítulo fue este y a saber cuándo pongo más.
En otro orden de prioridades, hoy vuelvo a clase. Poned en mi tumba que fui una buena persona o algo así.




Dicen que uno no puede evitar a su destino eternamente, y supongo que es verdad. Ni yo, ni nadie, podía hacerlo. Había veces en las que ese destino se nos mostraba en forma de profecías, y siempre se luchaba por cambiarlo. Nunca era un buen destino.
Supongo que era cuestión de tiempo que Felicity encontrara la forma de llevarme ante ella. Mi lista de monstruos iba por los hipocampos, y me estaba cansando de tanta criatura submarina que aparecía. Sabía que se trataría de una criatura terrestre, y algo me decía que su fuerza provenía básicamente de la seducción. No podía tener ese cuerpo por error.
Andaba repasando junto a un café las distintas notas de clase, cuando Ian llegó y me sonrió. Su sonrisa seguía poniéndome los pelos de punta, como si no estuviéramos saliendo y viviera casi siempre en mi habitación. Me robó un beso justo antes de sentarse, lo cual me dejó algo desconcertada, como si no estuviera bien. Me recorrió un escalofrío y me quité los cascos, intentando deducir que me había pasado.
Entonces me di cuenta. En la entrada de la cafetería, observando, estaba Felicity. Y me sonreía.
- ¿Estás escuchando?- Me preguntó Ian, lo que me dejó totalmente desorientada. Sonreí a modo de disculpa, dándole un segundo beso a ver si me quitaba el sabor amargo de los labios. No funcionó del todo, pero intenté no centrarme en ello.- Te preguntaba que si íbamos a dar una vuelta a las 8.
- Ah, después de clase- Sonreí, asintiendo.- Claro, si me dejas pasar por casa a dejar la mochila…
- Bueno, vale, pero es mucho más tarde de después de clase.- Comentó Ian, casi decepcionado de que fuera incapaz de memorizar mi horario, o ser consciente de las horas. Cosas del THDA.- Me ha llamado Felicity a su despacho para discutir un tema de mi beca.
El corazón se me detuvo. Estoy completamente segura. Fue como si todo, hasta mi propio pulso, se hubiera detenido. Yo giré la vista hacia la puerta, al lugar desde el cual nos observaba la profesora, y entonces comprendí su sonrisa maligna. Ian era un cebo, quería obligarme a ir con ella, y ver si me arriesgaría a que él sufriera algún daño.
- ¿Y tiene que ser hoy? Me gustaría verte antes…- Apreté los labios y fingí un mohín, comenzando toda una serie de comentarios para que cancelase su cita.- Además, para las 8 habrá vuelto Lauren…
- ¿Dices de ir a hablar con ella más tarde?- Propuso, pícaro. Le encantaba estar junto a mi en mi habitación, cosa normal. Aunque he de decir que no había pasado nada todavía, pero la sensación de intimidad era suficiente para incitarle.- Bueno, está bien, no me ha dicho una hora fija, sólo que me pase hoy.
Sonreí, satisfecha de momento. Aunque había muchas cosas por hacer todavía, al menos podía mantener a Ian apartado de Felicity.

Las clases pasaron rápido, demasiado. No tenía un plan de actuación para enfrentarme a Felicity y el tiempo corría en mi contra. Además, tampoco podía investigar, con Ian al lado y leyendo por encima de mi hombro todo lo que hacía. Me basaba en la mente y en repaso de estrategias, y admito que estaba completamente agotada para cuando llegamos al final de las clases. Lo único que me apetecía era ir a mi habitación y tumbarme junto a Ian.
Ojalá hubiera sido tan fácil.
Él y yo caminamos hasta mi cuarto, y cuando entré fui directa al baño. Lo que iba a hacer me resultaba doloroso, pero no veía otra forma de conseguir que Ian no acudiera a su cita con Felicity y me concediera tiempo para encargarme de ella. Busqué entre mi set de maquillaje hasta dar con el frasco que buscaba. Era un extracto de amapola de las que cultivaba Morfeo. Me había costado mucho esfuerzo conseguirlo, la verdad es que el dios tenía una buena seguirdad y si no tenías cuidado acababas dormido y siendo devorado por sus criaturas. Eché una gota sobre mis labios, esparciéndola bien, y procuré por todos los medios no relamerme, luego me lavé las manos, solo por si acaso. Era una sustancia que te adormecía de tal modo que tampoco llegabas a sentir nada.
Volví a salir, colocándome el pelo. Ian ni siquiera me dejó cerrar la puerta del baño y me comenzó a besar con pasión, relamiendo mis labios y acariciándome bajo la camisa. Le correspondí con ganas, aunque sabía que tardaría poco en quedarse dormido. Pronto, entre beso y beso había bostezos, y cuando caminamos hacia la cama él se tumbó y cerró los ojos, quedándose dormido.
Corrí a lavarme los labios y enjuagarme, solo por si acaso, y luego saqué del cajón falso de la habitación una daga. Me defendía con las espadas, pero eran muy llamativas, así que me las apañaba con esas armas. Me hice una coleta y guardé las armas en mi mochila, para pasar desapercibida hasta el despacho de Felicity.
No había forma de eludir al destino ya.
>

http://eepurl.com/8KSCX

11 comentarios:

  1. Guau! Me ha encantado ^^ Lo de las gotas de Morfeo no me lo esperaba y me ha gustado la idea ^^ A ver cómo sigue... :D
    Por cierto! Te acabo de nominar a un premio en el blog ^^ Pásate a recogerlo ;P
    http://katherinathoughts.blogspot.com.es/2015/01/premios-dardos-y-parabatai.html
    Un besazo madrina!!! (L)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los premios de blog me dan muchísima pereza, pero siendo tuyo... pues tendré que hacerlo xDD
      Intentaré subir algo pronto, aunque no prometo nada jajaja
      ¡Un besín ahijada!!

      Eliminar
  2. La verdad es que ha sido un gesto muy valiente por su parte, lo arriesga todo para salvarle (que bonitoooooo). Ya echaba de menos a Daphne y sus aventuras, no tardes en subir el siguiente ;D
    Un besazoo
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Lena, te va a gustar el que escribí ayer seguro <3 Destila amor por todas partes y es tan cuqui... Pero sí, creo que Ian es el desencadenante, el hecho de que esté en peligro es lo que hace que ella reaccione.
      En fin, me alegra que te guste. Intentaré subir algo pronto, pero hay que hacer también los cuéntame tu historia y alguna cosa más, así que quién sabe.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  3. Uooooo... pues es una pena que no sepas cuando vas a voler a escribir sobre Daphne, me ha intrigado la historia de esta chica y sus escarceos en el reino de Morfeo jejeje!
    Estaré atenta a las nuevas entradas ;)
    Un beso, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad escrito, escrito está. La cosa es subir capítulos. Además estoy pensando ralentizar el ritmo de subida en el blog y hacerlo dos veces por semana pero con un día extra opcional. Todo dependerá del ritmo al que escriba, que ahora tengo algunas cosas guardadas pero con la uni nunca se sabe. Además, tampoco quiero colgar esto de historias largas que no todo el mundo lee, así que iré mezclando.
      En fin, que me enrollo, la verdad es que siendo hija de Hermes esta mujer se ha colado en todas partes, me la imagino muy aventurera. Ya iré contando porque sin duda la historia solo acaba de comenzar.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  4. Me ha gustado, aunque si te soy sincera estuve algo perdida durante el relato porque no he leído los anteriores, pero me ha gustado mucho como se ha desarrollo y el truco de las gotas me ha parecido ingenioso y no me lo esperaba (bueno tampoco sabía que debía esperar jaja)

    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues léete los anteriores mujer, que no son muchos... Creo que son 4 o 5 pero ahora mismo no me acuerdo xD
      El truco en sí es ingenioso, me basé un poco en mis conocimientos de juego de tronos/mitología para saber que las amapolas son un tipo de droga somnífera xD
      Si no iré subiendo también relatos cortos de otras cosas para los que no quieran leer cosas largas.
      Me alegra que te gustara jajaja
      ¡Un besín!

      Eliminar
  5. He visto tu perfil y tu blog por varios sitios que frecuentamos mutuamenten, hoy es el primer día en que me presto a visitar tu sitio y me ha encantado. No conosco más aventuras de las que muchos comentan pero me gusta lo que has escrito. Te sigo desde ahora y bueno nos leemos :3
    Soy wakimiro y bueno mi blog es yake-kinky-kidboy.blogspot.com
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Llego muy tarde, pero aquí estoy, leyéndote ;)
    Ya sabes que me encanta todo lo relacionado con Daphne!!
    Además, las cosas se están poniendo muuuyy interesantes!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Lo de Morfeo ha sido una idea fantástica! *`* Me ha gustado mucho este capítulo
    Besos

    ResponderEliminar