Se ha acabado una etapa de mi vida

martes, 31 de mayo de 2011

La verdad es que necesitaba escribir esto en algún sitio. Que sepáis que estáis leyendo el blog de una casi universitaria llorica...
Y es que el haber aprobado el bachillerato con una media de 7'75 entre ambos no ha sido lo que me ha saltado las lágrimas. Tal vez porque en parte sabía que aprobaría, tal vez porque sigo yendo al instituto a repasar y a estudiar, porque a fin de cuentas, las bibliotecas están abarrotadas de universitarios y no tengo sitio.
Lo que me ha hecho llorar es el hecho de que, después de 13 años de mi vida, me despido de mi academia de inglés. La "Yellow Submarine", una academia que se inunda cada cuatro lluvias. Pero es el sitio en el que me he pasado mi infancia, en el que dije mi primer intento de inglés, en el que actué de mary poppins, de zorro morado de peter pan, de ollivander, de madre en charlie en la fábrica de chocolate...
Sinceramente, no recuerdo la mitad de las actuaciones y estoy segura de que no dije la mitad de mi guión, pero es lo bueno de estar hablando en inglés. Los padres no entienden.
Gracias a esa academia ahora soy capaz de comunicarme en inglés con una amiga alemana, de leerme libros que no han salido en castellano, de hacer que mi profesora de inglés llegue al orgasmo se emocione al leer mis escritos. Gracias a esa academia he encontrado al chico al que le confesé mis secretos, he descubierto el lado oculto y amable de una chica normalmente encasquetada como "intento de pija", he descubierto que existe la esperanza en la juventud... En 13 años han pasado tantas cosas en esa academia.
Voy a echarla de menos. Por eso he llorado como si no hubiera mañana, he abrazado a mi profesor con lagrimones en los ojos, me he despedido de todo, de sus cuartos de baño, de las puertas amarillas, de las mesas, de las pelis, de los altavoces que no iban... Me han regalado un libro, y me lo han dedicado.
Y estoy llorando mientras escribo esto, por eso digo que soy una universitaria llorica.
La Yellow nunca fue una academia normal, siempre se portaron bien conmigo, eran cariñosos y atentos. Siempre estaban ahí para apoyar.
Hoy ha sido una gran despedida, llena de lágrimas por mi parte. Espero poder volver algún día y encontrarme con mis profesores. Ojalá no tuviera que irme. Pero la vida sigue, y aunque se acabe una estapa de mi vida, otras comienzan, y aunque duela, hay que seguir adelante.
Aunque se mire atrás.

2 comentarios:

  1. hay linda!!! no te preocupes llorar nunca es mal o como tu dices ser una universitaria llorica, Llorar es bueno asi que llora de alegria amiguita por que la vida sigue y aun le faltan mas cosas lindas que tiene para ti, nuevamente felicidades y espero que sigas teniendo exito!!!

    ResponderEliminar
  2. Supongo que cualquiera en tu puesto lloraría, y mas cuando se han vivido buenos momentos^^ Pero piensa que no es un adios, sino un hasta pronto, pues en el futuro podras visitarlos alguna vez y pasarte a saludar^^

    ResponderEliminar