Resumen del 2016

miércoles, 11 de enero de 2017

Quería hacer una entrada hablando de cómo había sido mi 2016, lo que me había gustado y lo que había escrito. Pero cada vez que pienso en ella me quedo en blanco.

Así que he decidido escribir igual.

El 2016 ha sido un año raro. Más que raro, difícil. Hay veces que cuesta enfrentarse a un año así, pero al final uno sale adelante lo mejor que puede, ¿no? Pues eso me ha pasado a mi.

Pero sin embargo recuerdo muchas cosas buenas de este año también. Mucha gente buena que, de un modo u otro, me ha hecho más llevadero todo.



Me gustaría hablar un poco de todos, pero es que es imposible, y si me dejo a alguien espero que no me lo tenga muy en cuenta.

En primer lugar, y aunque dudo que lo lean, tengo que agradecerles muchas cosas a mis padres. Por confiar en mí incluso cuando ni yo misma creía, y por sostenerme cuando me derrumbaba. Me cuesta a veces compartir cosas con ellos, o incluso hablarles de cómo me siento, pero siempre están ahí al final del día, y eso se lo tengo que agradecer.

Siguiendo por ese estilo, tengo que agradecerle a Martín este año, en general. Creo que no encuentro a nadie que me apoye más y con quien me sienta más tranquila. También es un pilar importante sobre el que apoyarme cuando yo no puedo, del mismo modo que yo estoy ahí para él. Y bueno, este año, en general, juntos ha sido increíble. Lo siento amor, pero tenía que poner la foto.


También quiero agradecer a Esther simplemente estar. Porque últimamente me escucha mucho, y la escucho mucho, y la achucho solo una vez al año pero el achuchón me dura durante los 365 días restantes. Además, los virtuales deberían contar.

Los achuchones de Rake están más, pero son igual de importantes. Me da rabia que ahora esté más lejos y pueda hacerle menos caso, pero nuestros roles, nuestras horas hablando por telegram y nuestros días para quedar y vernos valen los que estamos separadas.

Otro achuchón que echo de menos es el de Lu. Lo de no poder bajar a su casa a comer chocolate y ver películas o series malas duele, mucho. Agradezco mucho su presencia este año, con las bromas, las risas, los dramas y las partidas de LoL con una playlist cada vez más maravillosa.
Ojalá más fotos así, de todos.
Hablando del Lol, quiero agradecer a Aki esas tardes charlando sobre Lol y desvariando hasta las tantas, cuando Martín nos encontraba todavía hablando por skype como si fuera el segundo uno. Creo que sobre todo recuerdo las noches teemonicas con cierta ilusión, pero de verdad, el amorcín que es.

Siguendo con amorcines, por favor, Em. Como me alegra haberla conocido al fin este año, o más bien desvirtualizarla. Todavía recuerdo cómo se abrazó a la columna de la biblioteca de Gijón o sus cartas con el érase una vez.

Gijón me recuerda a Bre, que también es una de esas personas a las que he echado de menos un poco en el 2016. Pero da igual, porque siempre está y siempre estoy, y su familia me llamó bicho pero fue gracioso, y Valentina es un amor.

También quiero agradecer los pocos minutos junto a Loreto, que al final, entre sesiones dando vueltas por santander y postres en el wabi sabi, una agradece esos momentos. Podrían haber sido más, teniendo en cuenta lo cerquita que vivimos en realidad, pero seguro que eso se puede arreglar.

Hablando de vivir "cerca", me gustaría recordar los momentos con Mangrii y las quedadas improvisadas cuando pisa Oviedo. Quiero instaurar el "juegos de mesa 101" como cita semioficial cada vez que venga porque fue super entretenida. Y todavía recuerdo el postre que no tomó.

Otra persona a la que agradezco muchas cosas en este 2016 es a Dei. El celsius, por favor, y nuestros paseos para cazar pokemon. O nuestra crianza de pokemon, o nuestros retos locos que van a durar durante todo 2017. Esos momentos, aunque parezcan sencillos, han sido muy muy grandes, y aún queda por llegar. Además, hay que agradecerle un patrón muy bonito que me ha regalado *^*

Otras, que van de la mano y a las que debo agradecer mucho, son a María y Marina. Sinceramente, no sé qué haría sin ellas. Posiblemente tendría menos maquillaje y más dinero, pero no sería lo mismo. El hecho de que siempre acabemos hablando de feminismo o todo lo que son capaces de apoyarme con poco tampoco os podéis hacer idea de lo bien que me viene.


Y hablando de quienes vienen de la mano, no sé cómo no agradecerle el mundo a Iria y Selene. La visita de bilbao, los momentos en el celsius o la visita espontánea de Selene a Santander me han bastado para quererlas un poquito más todavía, y era difícil. Por no hablar de lo mucho que lloré con sus libros, pero eso ya es otra historia.


La lista podría seguir, y seguramente debería. Me dejo a los naranjitos de las jornadas, posiblemente a medio grupo del NaNo que me alegra noviembre, me dejo posiblemente a compañeros de la facultad, a amigos que no veo tanto o a primos que siempre saben cómo alegrar el día. Pero la verdad es que no soy buena recordando, ni agradeciendo. Y aunque poco a poco lo voy cambiando y me gustaría recordar cada momento feliz, tampoco es fácil. Por eso, ojalá me disculpéis si no os veis nombrado en esta entrada. El 2016 ha sido raro, triste y duro. Pero también ha sido grande, y aunque aquí no estén todos, guardo muchos recuerdos de todo lo que ha pasado y espero volver a este tipo de entradas para saber que, aunque cueste, hay luz incluso en los años que parecen más oscuros.

Muchas gracias a todos. Y feliz 2017.

3 comentarios:

  1. Eres más bonita y no naces. Este 2017 será mejor, ya verás (y nos veremos más i cannot beliv) ♥♥ Me tienes para lo que necesites, cuqui.

    Y TU FOTO CON MARTÍN OTEPÉEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

    ResponderEliminar
  2. El hecho de que nos vayamos a ver más este año no lo sabía cuando escribi esta entrada, pero eso solo hace que tenga más hype <3
    La foo con martín es demasiado cuqui para este mundo pero le tuve que chantajear para conseguirla.
    ¡Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  3. Hola amor <3

    Me alegra que, a pesar de los momentos difíciles, hayas tenido a tanta gente a tu lado para apoyarte. ¡Si es que eres un cacho pan, cómo no quererte! Espero que este 2017 sea muuuuuucho mejor que el anterior y sigas hacia delante!

    Besitos, preciosa vikinga~~

    ResponderEliminar