Escribir fuera de word: 3 apps de escritura para este NaNoWriMo.

lunes, 23 de octubre de 2017

Desde el primer NaNoWriMo, allá en 2013, cuando descubrí Scrivener me di cuenta de lo mágico que era aquel programa, tanto a la hora de escribir distintas escenas, guardarlo todo en capítulos o añadir datos sobre la trama y los personajes y tenerlo todo dentro de un mismo documento. Fue terminar noviembre y usar mi descuento de ganadora para hacerme con el programa, y desde entonces ha ido poco a poco desbancando a word a la hora de escribir cualquier cosa.

Sin embargo, con el paso del tiempo mis necesidades han cambiado, y los programas que uso, también. Sigo usando mucho Scrivener, pero ahora os voy a hablar, aparte de él, de otros dos programas que he descubierto al cotillear las páginas del NaNo.

Así que, sin más, comenzamos.



Scrivener

Os he enseñado tantas veces Scrivener que casi debería hacer un tag para mostraros todo con un solo vistazo (bueno, siempre podéis usar el buscador). Scrivener tiene tres secciones principales. El Binder o Archivador, a la izquierda, es donde encontramos el grueso de los documentos, tanto los capítulos o las escenas de la novela como aquellos sobre personajes, trama o worldbuilding. Puedes crear carpetas, utilizar iconos, volverlo favorito, apilar escenas en un mismo documento... tiene muchísimas opciones y, aunque hayan pasado 4 años desde la primera vez que lo usé, todavía tengo muchísimas cosas que descubrir sobre sus funciones.

En el centro de la página está la zona de escritura, que puedes distribuir en 3 formatos. Uno, el más sencillo, es la página en blanco sobre la que escribes. Luego tienes el modo corchete, que es el que os muestro en la imagen principal. Te permite ver en un vistazo el título de los capítulos, su estado y una pequeña sinopsis, si se la añades. Si miráis ahí arriba, yo soy una vaga. El tercero es un poco como si fuera la opción de ver los documentos con detalles, como el archivador de documentos de word.

Lo genial de esa zona es que también te permite poner dos ventanas, con lo que en una puedes tener información de una escena, una zona o un personaje, y en otra estar escribiendo un capítulo. O tal vez quieras en una tener un capítulo anterior al que haces referencia, o un documento externo (sí, puedes añadir pdfs o webs descargadas, también). Las opciones son enormes.

Además, a la derecha tienes una serie de opciones. Tienes una pequeña zona con notas del documento, con metadatos (el estado del documento, qué clase de documento es...), puedes añadir etiquetas, hacer instantáneas o añadir comentarios. Es perfecto para las revisiones y yo lo usé para eso con Lhanda (someday...)

En realidad, Scrivener es un programa muy completo. Mucho. Me encanta que tenga copia de seguridad, que puedas sincronizarlo con una carpeta externa, el modo autofocus, el guardado automático cada vez que dejas de escribir... Me gusta mucho, y odio que no tenga versión app para android porque si no, posiblemente no estaría haciendo esta entrada. También puede ser muy lioso con tantas opciones, porque no sabes por dónde cogerlo al principio. A mi me recuerda al modo que me enseñaron a conducir, primero aprendiendo lo básico, las marchas y los pedales, y después te fijas mejor en los espejos, en cuándo ceder el paso... (no penséis que iba matando gente, pero era mi profesor el que me indicaba esas cosas al principio) Scrivener es para ir aprendiendo poco a poco todas sus funciones, hasta que sepas usarlo por completo.

Scrivener cuesta  40 dólares, está disponible para Windows, Mac e iOS y además tiene descuento si participas en el NaNo. Un 20% solo por participar y un 50% en caso de ganar.

Novlr


El año pasado descubrí lo mágico que era bajarte a una cafetería con tu tablet y ponerte a escribir cosas del NaNo. Y no lo habría descubierto si no hubiera sido por Novlr.

Novlr, a diferencia de Scrivener, es una app web, es decir, funciona desde un navegador. Pero, y ahora viene la parte genial, no requiere de wifi para funcionar. La novela se almacena en caché y cuando vuelves a tener wifi, se sincroniza. Escribí el NaNoWriMo en Portugal, en el bus y en una cafetería. Y si hubiera tenido que andar arrastrando el portátil a todas partes, no habría hecho la mitad de lo que hice.

Novlr es sencillo e intuitivo, con un sistema de distribución por capítulos similar al de Scrivener, pero mucho más simplificado. Puedes organizar capítulos, pero no escenas (creo) y aunque tienes una carpeta con planificación, no te permite la doble pantalla de Scrivener ni las notas al lateral. Tienes estadísticas de cuanto has escrito, logros y está en completa expansión.

La pega, para mí, es que es un programa de suscripción, y no precisamente barato. Cuesta 10 dólares al mes y no cuenta con ningún descuento especial como los que organiza Scrivener. El año pasado fue gratis durante todo el mes de Noviembre y eso hizo que me lanzara a escribir en él, pero no uso tanto la tablet para escribir como para plantearme pagarlo todos los meses. Y digo todos los meses porque aquí estoy, pensando si pagarlo este Noviembre.

De todos modos, Novlr tiene un periodo de prueba gratuito que os recomiendo probar.

Dabble


Y llegamos al final de la lista de los programas que utilizo o he utilizado, mostrándoos Dabble.

Descubrí Dabble hace apenas 4 días, buscando alternativas gratis a Novlr porque soy una agarrada. Dabble este año es un patrocinador del NaNoWriMo, ¡y eso que es su primer año en el mercado! Tiene versión web y también un programa descargable para Mac y Windows y, como Novlr, funciona offline, lo cual para mi es lo primordial este año. El funcionamiento del sistema offline es muy parecido al de Novlr: se almacena en caché y cuando tengas wifi se actualiza. Es más, creo que funciona mejor en offline porque si no, se va haciendo el backup cada pocos segundos y notas que la página va más despacio. Creo que en esto, el sistema de guardado de Scrivener es mejor.

Sin embargo, el diseño de Dabble te entra por la vista. Es como Scrivener simplificado, con el archivador a un lado con los distintos documentos, la página en blanco y a la derecha las notas. Cuando empiezas a escribir, las columnas de los lados se van difuminando hasta desaparecer, para que te concentres en lo que realmente importa.

Pero, para mi, lo mejor de dabble son los plot grids.

Ellos llaman plot grid a un mapa de escenas. Se parece un poco al diseño de corchetes de scrivener, pero este es solo para las escenas. Tienes la línea principal del capítulo en la parte superior, el título de la escena, y cuando clickas, tienes el resumen de la escena en el interior. Puedes reorganizar las plot lines y también cada escena (con más o menos facilidad) para ajustarla a la línea temporal. Y me parece maravilloso. Llevaba semanas peleándome con el desarrollo de capítulos de reviviendo leyendas, y ahora voy pensando uno y otro y solapándolos, moviendo el orden y ampliando alguna secuencia a medida que me venga a la cabeza.

El problema de dabble, o el que he encontrado de momento, es que no funciona bien en dispositivos móviles. Y claro, eso incluye a mi tablet. No puedes deslizarte hacia abajo usando la pantalla táctil, y el plot grid se ve mal por lo general. A la hora de crear trama estoy haciéndolo principalmente desde mi ordenador, así que no he visto el problema hasta ayer y se me ha caído el mundo encima. Como aún están empezando, espero que puedan solucionarlo para principios de noviembre, pero al menos sigo desarrollando los capítulos ahí.

Dabble, como Novlr, funciona por suscripción mensual. Actualmente, como precio de inauguración, está a 4,99$ y tiene un 20% de descuento como participante del NaNoWriMo y un 50% si ganas. Además, está gratis durante todo noviembre. Creo que además, si empiezas con un precio, siempre que renueves la suscripción se te mantiene el precio, por lo que por 3 euros al mes, osea, un par de cafés, tendríais un software de escritura muy completo y en continua evolución.

En realidad seguro que hay mil programas distintos, unos más caros que otros, algunos incluso gratis. Yo estoy contenta con estos y por algo los recomiendo, y en principio, si me solucionan el problema de Dabble, este año escribiré el NaNo en él, y luego veré si sigo durante el año. Novlr es mi segunda opción, aunque me toque pagar los 10 euros para estar un mes escribiendo a tope.

¿Conocíais estos programas de escritura? ¿Con qué escribis vosotros?

1 comentario:

  1. Felicidades por participar en el NaNoWriMo de este año. Seguro que también vas a ganarlo esta vez. Yo todavía no he podido completar nunca una historia en un mes, así que no voy a inscribirme hasta estar segura. No pierdo las esperanzas para el próximo año.
    Me apunto los programas, aunque también soy muy agarrada. Me tienta mucho el Scrivener, pero por el momento seguiré con mis archivos de Word. Más adelante, haré la prueba. Gracias por las recomendaciones.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar