Sin que la luna pueda verlo ~Microcuento~

martes, 9 de julio de 2013



Os dejo con un microcuento introductorio para una historia-sueño que tuve. Ayer me tocó tarde escritora tras un examen bien hecho y una buena noticia. ¡Aprobé bioquímica! Me he quitado una asignatura mortalmente complicada y eso me ha ilusionado. No os olvidéis que, si te propones algo, siempre serás capaz de conseguirlo.
Y dejo la parte filosófica optimista para mostrar esta introducción. Si gusta, seguramente acabe poniendo más extractos de las historias que vaya escribiendo y de las que no sabéis nada, para ver qué aceptación tienen.

~Sin que la luna pueda verlo.~


Avanzaba veloz, dejando atrás los aromas del pino, el eucalipto, y todas las flores silvestres que se encontraban al linde del camino. Seguía un rastro, algo que no sabía qué era. Reconocía el aroma del frío mientras avanzaba, pero no era capa de discernir a qué se enfretaba.
Alzó la vista. La luna en el cielo se encontraba brillante en su cénit. Redonda y argéntea, iluminando su camino.
Aunque, sabía, pronto ni la luna sería capaz de seguir sus pasos.
En su mente seguía dándole vueltas a las palabras de su compañero antes de irse. “No puedes irte, no me dejes solo…” Su respuesta no había sido demasiado acertada, decirle que no podía ponerse así por un día fue como si hubiera activado algún tipo de alarma interna, las lágrimas asomaron en sus ojos verdes, y frunció el ceño. “Temo que no vuelvas” No debería sentir miedo por cosas así, había salido más veces…
Aunque él también lo sentía.
Un viento frío recorrió su lomo. Su cabello se erizó mientras cambiaba su dirección, siguiendo la del viento. Poco a poco fue adentrándose en sendas más oscuras, las copas de los árboles cubrían casi por completo la silueta de la luna. Los olores fueron apagándose, como si desaparecieran a medida que avanzaba. Como si el olfato se negara a seguir adelante.
Pronto la vista también se volvió inútil, las sombras bailaban a su alrededor y el aire se volvió más denso. El vaho se formaba con cada respiración acelerada que realizaba, mientras intentaba otear. No se veía capa de avistar la figura que buscaba. Era como estar persiguiendo fantasmas.
Una mano lo atrapó de una pata, mientras se debatía por avanzar. Era fuerte, firme, y fría. Se apretaba y era como si poco a poco perdiera una parte de sí mismo.
Poco a poco, las manos fueron encerrándose más y más, cubriéndola. Se enredaban entre el pelo y desgarraban la piel, haciendo que quejidos lastimeros escaparan de su garganta. No era una batalla, no era equitativa. Las sombras eran inalcanzables, poco a poco cubrieron su cuerpo, la sangre escapó de todas sus heridas y, con un último lamento, alzó la vista hacia los pocos resquicios de la luna que se vislumbraban entre las copas de los árboles.
Y aulló.

4 comentarios:

  1. Esto sinceramente me dejó pensando, por un segundo pensaba que el personaje era un ser humano, luego como que utilizaras las palabras "su lomo" y "su pata" me dio a entender otra cosa y el final, como que lo confirmó. Aún así, puede tanto ser un perro, como un lobo o un coyote, y yo solo sé que quiero saber más.
    Como siempre pienso que tu escritura es atrapante, me gustaría saber más de este microcuento, estaré al pendiente ;)

    Saludos y felicidades por lo de bioquímica, solo nombrar esa clase de asignaturas me hace poner la piel de gallina. Nunca me llevé bien con esos temas xDDD

    Bye Tammy ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por decirme lo de las reacciones, en primer lugar jajaja Ahora las pongo :D
      Sí, el personaje no es humano. Supongo que más adelante suba algo más. Aunque es una introducción y a este personaje no se si se le verá alguna vez más.
      Me alegra muchísimo que te guste, me siento muy halagada con ello. Y gracias por lo de bioquímica :D la verdad es que es considerada la asignatura más jodida de la carrera.
      Un besín!

      Byee~~

      Eliminar
  2. Está muy bien estructurado, hasta la frase final no se descubre que es un hombre-lobo.
    Felicidades! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Abril! Justamente eso intentaba, que se mantuviera el secreto hasta el último momento, me alegra que se mantuviera bien el secreto.
      Muchas gracias por el comentario, un besín :)

      Eliminar