Retorno de la hija pródiga {Relato Corto}

domingo, 19 de octubre de 2014

¡Buenos días!
Os estaréis preguntando por qué subo relato hoy. Bueno, aparte de querer darle más puntos a la cabaña de Hermes (¡Os robaremos la victoria y la cartera!), coincide que había usado a Daphne para un relato de mañana  en el "Te robo una frase", en el que está contando a sus compañeros de cabaña cómo han sido sus años fuera del campamento... Y porque mencionaba a Liz, y para eso estaría bien que la conocierais, y no solo por los relatos que tiene Tiina en su blog y podéis leer aquí y aquí.
Así que, para que todo tenga lógica cronológicamente (mentira, porque voy a ir alternando presente y pasado en sus historias), he decidido subir hoy este.
¡Que lo disfruteis!

Eran las dos de la mañana cuando había dejado su casa,‭ ‬básicamente con lo puesto y un pequeño petate para emergencias.‭ ‬Y el sol estaba en su cénit cuando sus pies tocaron el suelo herbáceo que rodeaba al campamento.‭ ‬Daphne golpeó con los talones el suelo,‭ ‬y las alas de sus tobillos volvieron a convertirse en un tatuaje,‭ ‬casi parecían agradecidas del descanso que su portadora les ofrecía.‭
‬Inspiró hondo,‭ ‬antes de dar un paso,‭ ‬y trató de buscar las diferencias,‭ ‬algo que le advirtiese que tenía que volver.‭ ‬Pero el Campamento se mantenía igual,‭ ‬como si el tiempo no pasara por él.‭ ‬Aunque estaba segura de que así era.‭ ‬Entornó los ojos para ver la capa irisada que protegía el campamento,‭ ‬impidiendo que ni mortales ni monstruos pudieran entrar.‭ ‬Se preguntó qué pasaría si,‭ ‬ahora que había renegado del campamento,‭ ‬este le impidiera entrar.‭ ‬Podría dar la vuelta,‭ ‬volver a casa y ser feliz,‭ ‬vivir una vida normal.‭
‬Pero estaba allí,‭ ‬y era por algo.‭ ‬Podría decirse que no quería entrar,‭ ‬pero al menos‭ ‬tenía que.‭ ‬Avanzó,‭ ‬conteniendo la respiración hasta pasar el arco del campamento.‭
‬Y,‭ ‬de golpe,‭ ‬el campamento volvió a envolverla.‭
‬Los gritos de los campistas mientras competían atravesaron sus oídos,‭ ‬podía sentir el calor proveniente de la cabaña de hefesto,‭ ‬oler las flores de los hijos de Démeter y,‭ ‬a lo lejos,‭ ‬veía a alguno de sus hermanos intentando robar a sus compañeros de campamento.‭ ‬Una extraña sensación de añoranza la invadió.‭ ‬Claro que echaba de menos eso.‭ ‬Lo malo eran los monstruos.‭
‬Mientras continuaba bajando,‭ ‬distinguió a Abbie charlando cerca de su árbol.‭ ‬Estaba más pálida,‭ ‬aunque era difícil de ver en alguien con piel de árbol,‭ ‬y parecía haber perdido algunas de las agujas que a su vez hacían de pelo.‭ ‬Al verla,‭ ‬sonrió y saludó con la mano.‭ ‬La joven que estaba con ella se giró.‭ ‬Tenía el cabello rojo como el fuego y los ojos claros.‭
‬-‭¡‬Daphne‭! ¡‬Has venido‭!‬-‭ ‬Dijo,‭ ‬a medida que corría hacia ella.‭
‬Daphne sonrió,‭ ‬extendiendo los brazos para abrazarla.‭ ‬Al llegar,‭ ‬la joven la abrazó con tanta fuerza que creyó que se quedaba sin aire,‭ ‬aunque no pareció importarle.‭ ‬Rió,‭ ‬rodeándola con los brazos entre quejas.‭
‬-‭ ¡‬Liz‭! ¡‬Me ahogas‭!
‬Liz rió,‭ ‬apartándose.‭ ‬Ahora que estaba en el campamento,‭ ‬no podía creerse que lo hubiera abandonado durante casi dos años.‭ ‬Era como si todo lo malo se hubiera desvanecido al reencontrarse con sus viejos amigos.‭ ‬Fue a decir algo,‭ ‬tal vez a disculparse,‭ ‬pero se había corrido la voz de su llegada y todos sus compañeros estaban ahí para saludarla.‭ ‬Ninguno hizo preguntas,‭ ‬no hubo reproches.‭ ‬Solo importaba que estaba allí.‭
‬Poco a poco todos se fueron,‭ ‬dejando a Daphne de nuevo sola con Abbie y Elisabeth.‭
‬-‭ ‬Me gustan tus tatuajes-‭ ‬Dijo Liz.‭ ‬Ella se miró los pies,‭ ‬casi se había olvidado de que estaba descalza,‭ ‬de que las alas de Hermes descansaban en su tobillo,‭ ‬inmóviles de momento.‭ ‬Sonrió,‭ ‬volviendo a mirar a la pelirroja.‭
‬-‭ ‬Una no deja de ser una hija de Hermes del todo.-‭ ‬Le guiñó un ojo.‭ ‬Liz sonrió.‭
‬-‭ ¡‬Tienes que contármelo todo‭! ¡‬No puedo creerme que seas hija del dios de los mensajes y no te dignases ni a escribir una carta‭! ¡‬Ni una postal‭! ¡‬Estoy indignada‭! ‬-‭ ‬Siguió hablando,‭ ‬reprochando en broma a Daphne la ausencia de comunicación.‭ ‬Casi se sentía culpable por esos dos años desaparecida.-‭ ‬Si no fuera por papá,‭ ‬que me iba informando sobre ti...‭
‬-‭ ‬Bueno,‭ ‬yo también preguntaba por vosotros.-‭ ‬Sonrió,‭ ‬pícara-‭ ¿‬De quién me había hablado‭? ¿‬Daniel‭? ¿‬Dorian‭?
‬Liz se puso tan roja como su pelo,‭ ‬arrastrándola hacia la cabaña de Hermes,‭ ‬lo que hizo sonreír a Daphne.‭ ‬Podía ser mayor que ella,‭ ‬pero sabía dónde tocar para que cambiase de actitud como si volviese a ser una adolescente hablando de su primer amor.‭
‬-‭ ¡‬Calla‭! ¿‬acaso quieres que se entere todo el campamento‭? ¿‬Y cómo sabe papá eso‭?
‬-‭ ¿‬De dónde crees que viene el refrán‭ "‬los chismes vuelan‭"?
‬-Tsk.‭ ‬Da igual.‭ ‬Lo importante eres tú.‭ ¡‬Hoy haremos una fiesta para celebrar tu vuelta‭!
‬Daphne sonrió,‭ ‬divertida,‭ ‬e intentó excusarse hablando del viaje que acababa de hacer y lo cansada que estaba.‭ ‬Pero Liz era demasiado tozuda como para hacerle cambiar de idea,‭ ‬y acabó cediendo.‭ ‬A la noche habría fiesta.‭ Entró en la cabaña, buscando un lugar‬ para dejar sus cosas cuando vio el móvil y la pestañita con los mensajes de Ian.‭
‬Suspiró.‭
‬-‭ ¿‬Aún no pensaste qué decirle‭?‬-‭ ‬Se sorprendió al ver a Quirón en la cabaña.‭ ‬El centauro era bastante sigiloso cuando se lo proponía.‭ ‬Sacudió la cabeza-‭ ‬Siento que hayas tenido que abandonarlo,‭ ‬Daphne.‭ ‬Sé que significa mucho para ti.‭
‬-‭ ‬Estoy aquí por él.‭ ‬Para no ponerle en peligro.‭
‬-‭ ‬Lo sé.‭ ‬No toda tu vida está en el campamento.‭
‬Daphne asintió,‭ ‬observando la foto del joven en la pantalla del móvil.‭ ‬Suspiró.‭
‬-‭ ¿‬Se te ocurre algo que decirle‭?
‬-‭ ¿‬Una beca en un campamento,‭ ‬haciendo experimentos de física‭?‬-‭ ‬Daphne arqueó la ceja,‭ ‬aunque le parecía plausible.‭ ‬Marcó el botón de llamada y esperó pacientemente a que lo cogiera.‭ ‬Se puso en pie para buscar intimidad.-‭ ‬Daphne.-‭ ‬La llamó el centauro.‭ ‬La joven se giró.‭
‬-‭ ¿‬Sí‭?
‬-‭ ‬Volverás a verle.‭
‬Ella sonrió,‭ ‬asintiendo,‭ ‬aunque pronto Ian cogió el teléfono y pareció olvidarse de las palabras del centauro.‭
‬No fue hasta que colgó que se preguntó si había sido una afirmación,‭ ‬o una esperanza.
>

5 comentarios:

  1. Me gusta que al final haya decidido volver, fue una decisión dura, pero seguro que la correcta.
    Estoy deseando ver que aventuras la aguardan ;D
    Un besoo
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedan muchas aventuras de Daphne, pasadas y futuras. ¡Espero que te gusten!
      ¡Un besín!

      Eliminar
  2. Me gusta mucho como escribes :) Tengo muchas ganas de saber como continua la historia así que seguiré leyendo :P

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Ainhs!!! que bonito!!! me encanta!!
    me alegra que Daphne haya vuelto al campamento y que se haya juntado con Liz. A partir de ahora se pondrá interesante la cosa *0*
    Qué ganas tengo!!!
    Besos!!

    ResponderEliminar