Revisando Lhanda: Pautas de revisión.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

¡Buenos días!
Hoy me he despertado con ganas de hablaros de Lhanda y de su vuelta a mi vida, aunque ahora para revisarla. Ya comenté que había vuelto a la revisión de Lhanda. En parte porque quería volver a mi dirigible, volver a sentir a Clarya en mi cabeza y porque había algunas escenas que cuando las releía me hacían sentir. Y en parte porque ahora que había cerrado la puerta de la publicación en wattpad, me tocaba abrir otra puerta, como era la de su revisión.
Entonces es cuando llega la entrada de hoy.



¿Qué significa revisar una novela?

Para mí, revisar se refiere a releer, despacio y prestando atención, y anotar todo lo que no cuadra. No faltas ortográficas. Ver que los personajes conectan, borrar escenas, muchas, a veces para plantearlas de otro modo y otras simplemente para deshacerte de ellas.
Intento no borrar nada. No sé dónde leí que no, que eso es malo y caca. En fin, es la primera vez que reviso, y seguro que lo hago mal. Habrá muchas cosas que requerirán una segunda relectura, o tercera, o quinta.

¿Cómo revisar una novela?

Ni puta idea.
Bueno, no, algunas cosas sé. Lo que dije arriba. Primero realizo pautas por color, según la importancia del cambio. Algunas cosas son más o menos importantes que otras. Cuando pongo el rojo lloro, porque suele significar algo que no cuadra en la trama, que se contradice con algo contado más atrás o más adelante, o simplemente que eran cosas que a mi yo de hace 5 años le parecían bien y ahora me doy cuenta de que mi yo de hace 5 años era un poco tonta. El amarillo es el normal, puede ser por ver un fallo menor o porque anoto algo que me parece que puede añadirse a la escena, para darle más profundidad y vida a los personajes. Y el verde son cosas que en realidad no estan mal, pero tampoco bien, son cambios ligeros en la historia que no me trastocan del todo la trama. Luego tengo el azul, que es para adverbios. No me gusta nada encontrarlos en la narración, me lo han pegado todos los comentarios por tumblr dando alternativas a un adverbio, que dicen que éstos son una forma fácil de escribir un relato pero a veces carecen de la emoción necesaria para lo que uno quiere expresar en la historia
Al final, tras la revisión y viendo la lista de cambios a hacer, comienzas el trabajo. Vas localizando los sitios donde había problemas y los solucionas teniendo en cuenta todas las notas y la historia dentro de su contexto. Sigues mirando y ves algún fallo que se te había pasado y lo cambias también. Sería como el libro en su versión 2.0 cuando antes era la 1.0.
Tras realizar el paso de revisión y reescritura, toca volver a empezar. Así hasta que consideres que la historia no puede mejorarse, o hasta que te canses.

¿Cómo va la revisión?

Necesito más whisky, si esa es la pregunta.
Va, venga, melodramas aparte. No, la revisión va bien. Se nota mucha diferencia entre lo que escribí al principio con lo que escribí al final, como es lógico, pero también veo que al final las piezas encajan mejor, hay menos fallos y la revisión pasa mucho más rápido.
Comparativa entre dos capítulos y su revisión.

Me lo tomo muy a broma, no hago comentarios en plan "Gema, eres un desastre escribiendo", o si los hago me los tomo con humor. Cuando una escena no cuadra le echo la bronca a Clarya, sí, así de claro. Lo narra ella a fin de cuentas, pues en los comentarios le hago ver que es tonta.
¡¡Ahora se te ocurre mencionar que no oyes bien? no sé, que los sonidos de antes no se entiendan vendría bien también. (Capítulo 8: Dhavaliam, este cambio lo considero rojo porque no cuadra con la escena)
 Cualquier día se va a revelar y voy a morir. Pero al menos me lo paso bien.
Llevo ya anotados cambios en la mitad de la novela, aunque me queda mucho por delante, porque el grueso de los capítulos es del 15 en adelante. Intentaré revisar al menos tres capítulos a la semana porque empiezo con exámenes, y a ver si para enero entonces, cuando acabe, puedo comenzar a reescribir. Y así la dejo decente para que, si gano el camp, la autopublicación en Amazon me regale 3 copias. Claro que para eso tengo que saber qué voy a escribir para el Camp NaNoWriMo.
En fin, cierro ya esta entrada informativa/con miniconsejos para revisar Lhanda. ¿Vosotros tenéis alguna pauta a la hora de revisar? ¿Hay algún consejo que queráis compartir? Soy toda oídos.
¡Un besín!




http://eepurl.com/8KSCX

21 comentarios:

  1. "No tengo ni puta idea de dónde está esto" xDDDDDD
    Me meo con tus notas. Te entiendo bien, aunque creo que corregir y revisar es una tarea que odio demasiado e intento pasarla como puedo. Con Los mundos de Täryenn fue horrible y doloroso. Tardé 5 meses en corregir, cortar, unir, resumir y adecentar. La novela adelgazó 200 pg, pero se quedó mucho mejor. También hay que tener en cuenta que era mi primera novela terminada, por lo que no tuve tanto ojo al hacerla en lo concerniente a escenas que sobraban y demás.
    Mi método de corrección es muy parecido al tuyo. Primero leo, corrijo lo que veo y marco cosas en las que debo detenerme de las que ya me encargo en la segunda vuelta.

    En fin. Es un latazo, pero es algo necesario e inevitable.

    :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si me lo tomo demasiado en serio, me abrumo. Necesito hacer algo con lo que amenizar la tarea, porque si no me echo a llorar. Me pasa algo parecido, es la primera novela que acabo y hay muchas escenas que están ahí sin darte nada de la historia, sin ser más que locuras que a mi yo de hace cuatro años le parecían bien. (Cuatro? cinco? ya no sé ni cuando la empecé, mierda)
      La verdad es que me alegra estar haciéndolo bien, soy un poco desastre y he leído mucho sobre cómo hacerlo aunque no lo haya hecho nunca, pero como hay tantas versiones... Si a ti te ha ido bien, espero que a mí también.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  2. Je, le estoy corrigiendo una novela a un autor y te entiendo. Ahora mi vida se basa en revisar, corregir y editar novelas, así que si quieres que te eche una mano, dame un toque ;)

    Un beso, vikinga <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo y viendo lo imposible que es corregir algo a mí misma, no puedo creerme que seas capaz de corregírselo a alguien. Aunque dudo que sea un manuscrito sino algo un poco mejor. Calculo, porque si es tan mierda como lo que estoy escribiendo yo, te aseguro que ahora mismo ya te habría dado por el alcoholismo.
      Te pediré consejos, ya te pillaré cuando estés jugando a Bioshock por steam.
      ¡Un besazo dragona!

      Eliminar
  3. Gema!

    Jaja morí de risa con el post, las expresiones xD ...
    Que buena idea, la verdad eesconocia esta metodologia peor me servirá para el libro que estoy haciendo.
    Actualmente, hago yo el trabajo de edición aunque no debería, y pagar un editor no puedo, asi que me lleva mucho tiempo. Yo egenralmente hago un borrador mucho antes de ponerme a escribir....como guia.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Paula!
      No soy una experta, pero parece que la cosa funciona. Y te aseguro que tomármelo a coña (en parte) me anima más que pensar en escribirlo todo en plan serio y riguroso, porque entonces no lo miro.
      Para mi el borrador es el primer boceto de la historia completa, luego van de primer a segundo y tercer borrador. Yo también tenía una guía, pero dudo que eso pueda considerarse una historia propiamente hablando.
      Espero que te vaya bien con el libro, ya me contarás.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  4. Me encanta tu sinceridad. Me ha marcado especialmente la forma de explicar la revisión. La verdad es que nunca había pensado en lo que supone revisar una novela, así que tu entrada me ha hecho reflexionar.
    Me gusta la idea, espero que nos sigas contando sobre el proceso.
    Un besazo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Revisar una novela es duro.
      Revisar una novela escrita durante cuatro años (o 3 o los que fueran), lo es más.
      Espero seguir contando el proceso porque significará que voy cumpliendo mi propósito de seguir revisándola. Ya os iré diciendo.
      ¡Un besín Ana belén!

      Eliminar
  5. No suelo revisar lo que escribo... pero sí que me suele pasar lo de leer una cosa que escribí y me parece tonta... La verdad es que como yo escribo con música... hay cosas que no me cuadran sin música.
    Espero estas navidades ponerme con la novela... espero que no te sea muy pesado revisarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no es por la música (que a veces también) sino porque mi yo de hace 4 años estaba demasiado hormonada (y ahora meto extras pornosos pero shhh)
      Será pesado revisarla, pero al menos espero que el fin justifique los medios :D
      ¡Un besín!

      Eliminar
  6. Yo no soy muy de revisar y mucho menos de reescribir, al menos en cuanto pongo el punto y final. Lo que soléis leer en mi blog es lo que "ha salido a la primera". Es uno de mis muchos fallos como juntaletras.
    Respecto a lo que dices de no borrar, en un libro que sacó S. King sobre "cómo escribir", el sí decía que había que "cepillarse" fácilmente el 10% o más de lo que había escrito.
    Pero vamos, que yo ni idea de eso, porque mis textos no suelen ser muy largos y, como he dicho, no hago revisiones. :-)
    Besicos y suerte con la revisión!
    PD. Cuando quieras hablamos de la (hipotética) colaboración, si te sigue dando curiosidad... :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo habitualmente tampoco, bueno, reviso cuando subo al blog (a veces...) y si tardo en subirlo, releo varias veces y hago algunos cambios. Esta es mi primera inmersión en el mundo de la revisión de algo largo.
      No, si borraré. Solo digo que en la revisión no lo hago. Van a caer capítulos, párrafos, se va a reescribir mucho... todo se verá a lo largo del tiempo.
      Ya iré contando cómo acaba la cosa.
      ¡Un besín!
      PD. Ponte en contacto conmigo, me tientas demasiado. Malvado.

      Eliminar
  7. Ohayo!!

    jajaja meda risa como escribes en algunas partes! XD

    ResponderEliminar
  8. Vale, no puedo empezar este comentario sin decirte que tengo tu mismo apellido. *vuelve a respirar tranquilamente*

    De segundo apellido, de hecho...

    No acostumbro a escribir historias o novelas. A pesar tengo un blog personal que nadie sabe que es mío, y en él me desahogo de la bruma que a veces me invade, no me imagino escribiendo un relato o algo así. También quiero escribir un libro, pero sé que si escribo algo, sería parecido a alguna autobiografía(aunque mi vida no sea nada fuera de lo normal...). No sé porqué me pasa esto. Quizá algún día intente escribir ficción o algo parecido.

    Queda decir que me he muerto de la risa con esta entrada.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay dios, ¿somos familia y no lo sabemos? Ahora me tienes intrigada jajaja
      La verdad es que yo empecé a escribir no sé por qué, como desahogo, porque me apetecía darle un giro a mi vida. Las historias a veces no eran muy originales, pero poco a poco vas volviendo tuya la historia. Al principio no te quedará bien, y cuando algo te quede bien y lo leas pasado un tiempo, verás que te equivocabas. Pero es el proceso de aprender. Si quieres escribir, empieza cuanto antes. Es un camino largo, pero merece la pena.
      Me alegra que te hayas entretenido, al menos he logrado captar la atención de la gente y hacer reír al mismo tiempo.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  9. Whisky para la señorita jejeje
    Liberada de los exámenes (vivaaaaaaa) me muestro de nuevo en tu rinconcito y me alegro mucho de que tu proyecto avance a buen ritmo, despacio, pero con buena letra XD
    Un besazoo
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!
      Espero que te hayan salido bien los exámenes, y sí, avanza despacito pero con buena letra ;)
      ¡Un besín!

      Eliminar
  10. OHhh!! :O Ha dicho una palabrotaaaaa.
    Y además alcoholica. ¡¿Que te han echo?!
    Está super bien la idea que has tenido de releer la historia de Lhanda, pero podrias hacerla con más.
    Besitos
    <3

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola, Gema! Estoy de exploración por tus blogs :3
    Yo tengo una forma algo peculiar de revisar: cuando he terminado de escribir, imprimo y encuaderno para corregir a mano. Después paso a ordenador todas las correcciones. Después abro un documento en blanco en word y lo voy pasando allí para cambiar cosas que al pasar a limpio haya escrito mal o para alargar la trama, escribir algo de otra forma...
    Y ya por último, si alguien es benevolente, le dejo la última corrección para que la lea, por si se me ha escapado alguna cosita. Y sobre su corrección, corrijo otra vez. ¡La locura!
    Me ha llamado mucho la atención lo de los colores. Por cierto, ¿qué programa utilizas para corregir? ¿Scrivener? Tengo que volver a descargarlo :(
    Un beso,
    C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff yo es que cuando lo imprimí me deprimí, prefiero corregir a ordenador y luego reescribirla cuando vaya acabando con los cambios. Yo lo de corregir a partir de las correcciones de otros también lo había pensado.
      Y sobre el programa, sí, es scrivener. Escribo y corrijo utilizando el programa desde que lo usé hará dos años. es como amor puro.
      ¡Un besazo guapa!

      Eliminar
  12. *Casi un año después* ¡Hola! Me ha gustado mucho leer esta entrada porque es un aliciente a la revisión y posterior corrección. No se me había ocurrido usar colores, así que para la próxima vez seguramente lo haga ^^

    Te sigo leyendo :D

    ResponderEliminar