Correspondencia ajena II: Caminando por el bosque...

sábado, 19 de julio de 2014

Segunda entrega de Correspondencia Ajena, yo juro que intenté resistirme, pero hay tributos que hay que hacerse, pese a todo.
Emisor: Un soldado que marcha a la guerra. Destinatario: (a elegir).



Querida mamá

Hoy es el último día de mi vida.
Lamento ser tan franco, lamento ser tan serio. Solo sé que ya no vivo, que ya no soy yo. Sólo se que ya se ha acabado todo.
Anoche las balas surcaban el cielo, las sirenas nos alertaron tarde y fue una emboscada en toda regla. No sé cómo pude ponerme en pie, pero ojalá no lo hubiera hecho. Ojalá no hubiera cogido el rifle, ojalá no me hubiera puesto las botas o me hubiera parado a atarme los zapatos.
Ojalá no hubiera visto al soldado entrar en mi tienda de campaña, con su rifle en alto. Ojalá me hubiera apuntado, ojalá no hubiera alzado yo mi arma.
Ojalá no hubiera disparado.
¿Sabes a quién disparé, Mamá? Disparé a José. Al vecino, al niño con el que crecí. Aquel hombre con el que jugaba a la guerra cuando yo quería jugar a amor.
Disparé al único hombre que me ha importado, por defender una bandera que no siento. Y esta vez, no era un juego.
Hoy no volveré a casa. Alguien cogerá mis botas.
Mamá, la próxima carta que te escriba, será desde el cielo. Pero no me llores, por favor.
Yo ya estoy muerto.

Dos claveles en el agua
No se pueden marchitar
Dos amigos que se quieren
No se pueden olvidar

7 comentarios:

  1. Qué carta más dura... Me ha encogido el alma... Me has dejado mudo...
    No sé si decir que me ha gustado hace justicia a lo que me has hecho sentir, pero lo diré de todos modos.
    Un saludo Gema!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi la canción original me encanta, me rompe el alma, pero me encanta. Cuando me dieron este tema fue lo primero que vino a mi memoria, y al instante ya estaba tecleando. Me siento muy halagada y me alegro que te haya gustado tanto, Ramón. Era justo lo que esperaba.
      ¡Un besazo!

      Eliminar
  2. Jo, qué triste :( Ojalá no existiesen las guerras.

    Un besiño :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo malo de la guerra, y de estas canciones antiguas jeje. Que tienen un tono cantarín pero son tan reales... A veces me gustaría no pensar en la de cartas similares que se han escrito.
      ¡Un besín, cuídate!

      Eliminar
  3. Me ha encantado el toque que le has dado a la carta, me ha parecido increíble. Ya se te echaba de menos por aquí, espero que te haya ido genial.
    Un besazo guapa <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Ana! Me salió solo, la verdad es que estaba escribiéndolo con la canción en mente y no se me iba de la cabeza jaja. Me alegra que os haya gustado tanto a todos, supongo que significa que lo hice bien jeje.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  4. Lo más triste es que seguro que más de una vez algún soldado habrá pensado en palabras parecidas. Muy bonito, me ha encantado, Gema :3

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar