NaNoWeek: resumen semanal

viernes, 7 de noviembre de 2014

¡Buenísimos días!
Como sabéis, ya ha comenzado el NaNoWriMo, y como no quiero llenaros todos los días con "ah mira, estoy tecleando mucho" lo he decidido dejar para los viernes y hacer un resumen de todos los días.
Espero no enrollarme demasiado, pero si leéis hay premio, he escogido algunas de mis partes favoritas o relevantes para la historia. En fin, ¡comencemos!



Día 1
Palabras inicio: 0
Comencé a las 00:00, totalmente ilusionada, en mi casa. Había estado haciendo la cuenta atrás y me temblaban las manos mientras comenzaba.
Y entonces me temí lo peor. No lograba centrarme.
Escribía en presente cuando la obra estaba en pasado, y los personajes parecían chirriar al moverse. Temí haber abandonado demasiado la trama y mientras revisaba me di cuenta que a la mierda. Puse scrivener en modo pantalla completa y tecleé hasta que logré acabar el capítulo.
Al final me detuve a fangirlear, capítulo acabado y ya tenía el mínimo diario. Escribí otras dos escenas del siguiente antes de que me diera el sueño.
La mañana fue con calma, llegué a las 4441 (se me quedó el número) y bromeé con Martín sobre escribir 3 más y parar, pero no lo hice. Me puse a repasar apuntes de clase, blogueé y dejé que el tiempo pasase. La verdad es que estaba haciendo colchón a posta porque por la tarde mi madre venía al salón y no podría escribir tanto. Además, a las 8 volvería a tener el móvil, a partir de ahora Nautilus, disponible tras sus 24 horas en arroz, y eso también come tiempo.
Así que al final, superado el contador de las 5mil, decidí dedicarme a otra cosa. Estudié un poco, vi 7 vidas y me peleé con la página del NaNo para actualizar el contador. Al final, el día 1 había sido muy productivo.
- ¿Sabes? Tengo cama de invitados.- Murmuró ella, colocándole un mechón de su cabello moreno. Él se sorprendió por la oferta casi tanto como por la caricia.- No me hace gracia perder a mi compañero de laboratorio.
- Controlo mejor el alcohol que tú, McCord. Parece que no honras tu apellido.
- Eso no me lo dices en la cama.
- Cara.
- Eso.
Final: 5287
Día 2
Palabras inicio: 5287
Hoy también intuía que, mucho mucho, no iba a escribir.  Me desperté tarde, desayuné y cada poco tenía ganas de revisar a Nautilus. Creo que una de las formas de ganar el NaNo es sumergir tu móvil en agua. No sé si estaréis dispuestos.
Al final, tras llegar a las 6600 y pico, se me acabó la mañana. Intenté escribir 7000 antes de ir a celebrar el cumpleaños de mi abuela, pero no fue plausible, por lo que por la tarde, aunque tenía poco tiempo antes de que llegara Brezo de su avión, me puse y llegué hasta las 8212 antes de dejarlo e irme con mi padre a buscar a Brezo. Luego todo se convierte en un borrón en el que desde las 8 de la tarde hasta la 1 de la madrugada no dejé de hablar con ella. En serio, ojalá viviera con ella, aunque seguro que se me secaba la lengua.
Final: 8212
- ¿Tú te preocupas alguna vez por algo?
- Sí, por lo que tiene solución.

Día 3
Palabras iniciales: 8212
Este día se resume en sueño. Desperté MUERTA queriendo saltarme mi clase de prácticas, pero me las apañé para arrastrarme hasta el laboratorio para descubrir que me habían cambiado la hora y yo sin enterarme. Así que en realidad estaba ahí por nada. Me quedé, porque pasaba de perder otra mañana, y luego no hice nada hasta después de clase. Sin embargo me fue bien. Pasé las 10mil y me detuve a contemplar mi obra. 1/5 del NaNo en 3 días. El ritmo es difícil de mantener, pero me encanta. Y seguí escribiendo. Cuando iba a detenerme por haber acabado otro capítulo vi que el contador de palabras me decía que tenía 11999...
Sí, escribí otro párrafo solo para decir que ya llevaba 12mil y me dispuse a dormir.
Al final no dormí, todo sea dicho, pero descansé y antes de cenar me puse un rato. Además me metí un golpe en la rodilla y me costaba andar, así que como no me iba a poner a cocinar, aproveché y escribí como si no hubiera mañana. Y como en la página de estadísticas me decían que a este ritmo acababa el NaNo el día 12 de noviembre, le aposté a Martín que si lo lograba, le invitaba a cenar a un sitio caro. En fin, no sé si eso es beneficioso o no, tal vez tenga que bajar el ritmo, jeje.
No sé exactamente dónde acaba el día 3 y dónde el 4, porque además el contador del NaNo seguía dando pelea, pero más o menos, digamos, que me quedé en 13400.
Sí, benditos lunes. ¿Os suena de algo?
Final: 13400
Día 4
Inicio: 13400
Digo lo de que no sé dónde acabé ni comencé porque yo iba escribiendo mientras salía top chef y puede que algunas cosas no fueran del día 4. ¿Pero qué más da?
Cuando me puse a contar de nuevo las palabras, observé con sorpresa que estaba ya superaba las 15mil palabras. 15mil. ¿Sabéis a día 4 las palabras que llevaba con Lhanda? 10mil. Al final del día 4. Creo que os dais cuenta del cambiazo que he dado en un año. Sin duda alguna, lo que dicen de "escribe hasta que llegue la inspiración" es completamente cierto. Es más, hay muchas escenas que no están en el esquema de la trama, pero que salen solas. Y me lo paso genial escribiéndolas. No sé encontrar una escena sola, no sé decir cuál es la escena, pero hay miles que me hacen reír solo de recordarlas. Y otras que simplemente me reía escribiéndolas.
Por la tarde estuve de cháchara sobre el NaNo y algunas amigas bromeaban con lo de que me iba a poner a escribir 5mil palabras más. Y lo hice. Eso sí, tomándomelo con calma, descansando, y escribiendo sin pausa. Es que no me apetecía estudiar...
Pero aquí las tenéis. Y lo de pagar una cena está jodidamente cerca y no quiero. 
Final: 20011
- Bueno, han aparecido, no pasa nada…- Comenzó a decir, acercándose para cogerlas. Edira le sostuvo la mano al instante, impidiéndole tocarlas.- ¿Los guantes?
Se limitó a negar, un gesto mecánico y tan perfecto que se preguntó si su compañera era un robot. Entonces captó la palidez de su rostro y volvió a girarse, mirando mejor a pesar del cansancio. Una de las placas estaba boca arriba, y abierta.
- Mierda…- Murmuró. Edira no le había soltado la mano, comenzando a apretar. Con rapidez y su mano libre tapó la placa, aunque posiblemente el daño estaba hecho. La placa contaminada y la bacteria podía haberse expandido por el ambiente. Y, según Edira, seguramente toda la universidad estuviese contaminada. Su compañera estaba hiperventilando, y no dejaba de apretar su brazo. El joven se situó a la altura de los ojos de su compañera, arqueando un poco las rodillas.- Edira, mírame, estoy aquí contigo. Suéltame la mano, por favor.

Día 5.
Inicio: 20011
Dormí. Este día dormí. Pero demasiado. Iba a ir al gimnasio pero entre el cansancio y los mocos lo retrasé hasta el viernes. Recuerdo que Martín me dio un beso antes de irse y luego dormir. Dormir hasta las 11 y pico. Y por la tarde estaba completamente dormida y me tomé un café. Fue horrible. Bueno, escribí genial y muchas palabras... el problema fue que hasta las 5 de la mañana no me dormí.
Final: 23713
 Casi parecía que se lo había imaginado todo y que él en realidad quería solo hablar, pero si en algo era experta Mara era en ver cosas de apenas cien micras, y captaba mucho más de lo que su ojo parecía ver. Podía notar que, en sus pausas, buscaba las palabras adecuadas para volver a verse. Le había visto tantas veces relamerse los labios antes de un beso que no se sorprendía al ver que hacía el intento de acercarse a ella y retrocedía, consciente del cambio de relación entre ambos. Era duro, ver a alguien enamorado de ti cuando tu cerraste esa puerta hacía tanto. Sobre todo cuando lo último que quería era hacerle daño.
Día 6
Inicio: 23713
 Os podéis imaginar que si me dormí a las 5 de la mañana, luego estuviera cansada todo el día, ¿verdad? Hoy ni café ni leches, que le tenía miedo. Lo poco que escribí fue lo que escribí de madrugada y unas 100 palabras en todo el día, pero ya iba más de 25mil. Me he hecho medio NaNo en 5-6 días. Ya me lo podría tomar con calma, pero voy a ver hasta donde voy.
Final: 25133
Día 7
Inicio: 25133
Y al fin llegamos a hoy. Por la mañana uno de mis personajes rompió aguas en un ascensor y no pude evitar escribir hasta que el bebé nació. Dosmil palabras después lograba dejar al bebé en un hospital y a dos personajes traumatizados mientras decidían que eso del sexo estaba sobrevalorado.
Si me pongo a comparar mi gráfica de Lhanda con mi grafica de LMDLD no me lo puedo creer, estoy contentísima porque veo que voy a acabar la novela y está todo escrito en el mismo estilo, sin diferencias de 4 años. Creo que voy a llorar de la ilusión y ponerle una estatua al NaNo por hacerme esto. En fin, os dejo con las dos gráficas para que apreciéis el cambio.










Y esa es la diferencia. Os podéis hacer a la idea de la ilusión que me hace verlo. Y por supuesto pensar que voy a acabar antes de mediados de noviembre a este paso también me hace ilusión. Ahora a ver cuánto le queda a La Molécula para acabar...
¡Nos vemos la semana que viene!
¿Final? 27154
Lorna apoyó su cabeza en el hombro de Marcus.
- Lo logramos- Susurró. Él rió, acariciando la cabeza de Lorna.
- ¿Crees que podemos ponerlo en el currículim? “Ayudó a dar a luz en un ascensor”. Nos contratarían para que les contásemos la historia.

10 comentarios:

  1. Eres una crack. Ahora que estoy estudiando como editora, puedo editarte el libro cuando termines el NaNo ;) Un beso enorme. ¡Tú puedes, vikinga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes tendré que revisarlo, pero no se yo XDD Si eso te lo paso y me dices correcciones.
      Un besazo dragona!

      Eliminar
  2. Genial!!! Enhorabuena por tu constancia y tu progresión. yo he tenido que hacer un parón a causa de clases, estudios, recados y quehaceres que han consumido mi tiempo... pero a ver si puedo hacer una maratón el fin de semana y luego ya intentar seguir el ritmo... (que es más complicado de lo que quería)
    Que la segunda semana vaya tan genial como estaa!! =D

    un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hoy estaré por la noche nada más, me he despertado tardísimo y con un gripazo... Si haces un maratón por la noche podemos competir a ver quién escribe más palabras en una hora jajaja
      ¡Un besín!

      Eliminar
  3. Gema, eres una crack. No sé como puedes escribir tanto y seguir yendo a clase y demás. Y los sneak peaks que has ido poniendo de la historia me han llamado mucho la atención. (:
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco. Bueno, miento, creo que la cosa es crear el hábito, de lo que va el NaNo. Normalmente un capítulo lo escribo rápido aunque sea la historia de Daphne o de cualquier cosa que tengo en el blog. Voy anotando lo que quiero escribir y así, cuando me pongo, lo tengo más claro.
      Me alegra que te gusten los sneak peaks, ya te pasaré la historia acabada a ver (?)
      ¡Un besín!

      Eliminar
  4. ¡Vamos, que ya lo tienes! Me quito el sombrero antes vos :-)
    Por cierto, veo que no tienes nada claro el "concepto apuesta", jejeje
    Besicos y a por ellos! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja lo sé, en realidad era una forma de que me animase porque normalmente mi novio es un soso al que no le interesa que escribo (mentira, me lee pero poco)
      Ya contaré cómo acabo y gracias por los ánimos Ramón.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  5. Madre mía, eres increíble Gema. Yo tengo ya dificultad en escribir las 1700 de cada día y vivir mi vida normalmente... Como ya te han comentado admiro el hecho de que puedas escribir tanto y compaginarlo con todos los quehaceres de la vida. Es genial, espero que con la práctica yo también consiga escribir tanto y tener esa fuerza de voluntad.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta! En serio, que no sé cómo lo hice. Es más, ya me estoy "secando" y me cuesta sacar las palabras, aunque ahora ando con una escena que me está devolviendo las fuerzas de escribir.
      Seguro que tú también llegas a estos números.
      ¡Un besazo enorme!

      Eliminar