Diario: ¿Qué ha sido de mí este año?

martes, 13 de mayo de 2014

De vez en cuando me encuentro en tumblr estas cosas que me hacen recordar que me había propuesto narrar un poco más mi vida.
Por si acaso decido no twittearlo, claro.
Así que ahí voy. ¿Qué estoy pensando? Pues estoy pensando en que hoy he hecho un examen que ojalá me hubiese levantado media hora más tarde y ya no llegaba, como pensaba para mí cuando creía que eran las seis de la mañana. Estoy pensando que este verano voy a estar yendo a prácticas por la tarde porque tendré exámenes por la mañana. Estoy pensando en qué ha sido de mí este año.
Porque lo malo es que no lo sé.
Simplemente ha sido un mal curso, un mal año. Decidí pasar un poco de las clases o tal vez perdí el interés. Me gustan, y lo peor es que recuerdo ir y pasarlo bien... en algunas. El problema venía de una mujer tartamuda incapaz de pronunciar la "r" y de unos médicos haciéndome la vida imposible.
Voy a creer que es eso y que puedo recuperarme en los finales.
Al mismo tiempo pienso en cómo explicarles a mis padres que existe una elevada posibilidad de vivir con mi novio en un piso de una habitación, cómo explicarles que el gasto será el mismo excepto la matrícula, y que si ellos nunca se han sentido un asco durante algún año de su vida. Pienso en cómo mi padre dijo que yo "siempre hacía lo que me daba la gana" cuando le expliqué mis motivos para irme con él y no buscar otro compañero de piso y en lo mucho que me dolió.
A veces, también pienso en por qué mi novio no confía en mí, y nada más salir de un  examen me empieza a exigir seguir estudiando, cuando el cuerpo no me pide nada más. Estuve a punto de quedarme en la cama, cielo, estuve a punto de dejarme vencer por un despertador que no funcionó. Por favor, dame una tregua. Sé que puedo salir de esta, pero no si cuando estoy saliendo del pozo me vuelves a empujar a él.
 Y esto está siendo un horrible desahogo, porque ahora mismo no sé en qué más pensar. Necesito pensar algo positivo... pero es más fácil decirlo que hacerlo.
Voy a darle una oportunidad y pensar en las cosas buenas que he hecho hoy. Porque recuerdo que había una profesora de inglés que me recomendaba anotar todas las cosas buenas en el día y celebrarlas, para ver lo bueno y no lo malo. Tal vez sea buena idea en esos días en los que no sabes encontrarle el lado bueno a las cosas.
La verdad es que fue una tontería, pero desde que recuperé mi pokewalker tengo un motivo para moverme, aunque solo sea la pierna para que contabilice pasos. Y es triste, pero me encanta contar pasos y conseguir puntos y capturar pokémon así. Además, capturo pokémon mientras estudio casi, y eso me hace tener menos tiempo la DS encendida. Todos ganamos si lo pensamos bien. Al salir del examen hoy ya había andado 2000 pasos. De todos modos al final encendí la DS porque hoy en la carpa Pokeathlon había a la venta una piedra fuego y yo quería un Arcanine.
Por otro lado, he escrito un mini fic sobre Thor y Loki que ya aparecerá en algún momento en el blog, y he aprendido a usar photoshop para poner texto en gifs de manera fácil. Me he sentido muy orgullosa de mí misma porque casi no he necesitado tutoriales y a la segunda me ha salido bonito.
Estoy consiguiendo que el método "ten un anillo en el dedo para girarlo en vez de morderte las uñas" funcione, y eso dicho de una mujer que se comía el pintauñas para dejar de morderte las uñas es todo un logro.
Y creo que en eso se resumen mis pensamientos sobre el día de hoy. En general no ha sido malo... pero tampoco bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario