Cómo rellenar una ficha de personaje.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Desde que me descargué scrivener, gracias al descuento del 50% del NaNo, suelo crear una pestaña para los personajes y la relleno más, cosa que no era difícil porque antes era un archivo de word con 5 palabras sueltas, 20 hojas perdidas entre mis apuntes con sólo una frase para cada uno y una imagen que solía repetir varias veces para 5 personajes de distintas historias (y eso seguramente lo siga haciendo).

Sin embargo sigo siendo muy vaga en las descripciones, soy mejor creándome personajes de rol.
Esto tiene un motivo, y es que para mí, un personaje es como un diamante en bruto, claro, tienes la base del personaje, pero desde luego no está para nada acabado. Aún no ha sido tratado, y aunque el mundo lo haya cambiado, el personaje irá variando a medida que la historia avance.

Otro motivo es porque soy una vaga y a veces pienso un personaje solo de manera superficial, y a medida que descubro cosas sobre su futuro, las descubro sobre su pasado.
Una persona es más que lo que se ve a simple vista


Hay gente que se toma demasiado en serio la creación de personaje y otros que se basan en lo genérico, sinceramente, yo suelo preferir lo genérico, es más, suelo abrir la página de tumblr de mi amiga. Sin embargo, una de las primeras cosas que tienes que hacer es tener claro los datos básicos.
  • El nombre no es un detalle básico, puedes saberlo pronto (y enhorabuena por ello) pero encontrar un nombre no es lo primordial en estos casos.
  • Es importante conocer ciertas virtudes del personaje, no te digo que te sepas todo sobre él, pero sí sus puntos fuertes, bien sean físicos o mentales (o mágicos, depende de dónde establezcas tu mundo).
  • Necesitan un motivo que los mueva. No solo que quieran sentirse héroes (aunque puede pasar), sino un pasado que los impulse a hacer las cosas. Luego en estos casos estoy yo, creando personajes que simplemente parecen ser atraídos por los problemas y a la mitad de la historia digo "oye, ¿y este tío cómo se metió en líos la primera vez?". Pues eso, es importante saber cómo se metieron en líos la primera vez.
  • Hay que conocer su personalidad, cómo actúa ante las cosas. No pensar en todo. Un personaje evoluciona al timpo que lo hace la trama, y por tanto puede que haya cosas que no sepas cuando lo estás creando. Eso no dice que no debas apuntarlo. Cuando te des cuenta de una característica del personaje, debes apuntarla (y así es como suelo tener yo al final 20 hojas con una sola frase para cada personaje).
  • Otra cosa que no es importante es el aspecto físico. Es decir, es importante, pero no básico. Será por veces que cambié de idea sobre el aspecto de los personajes durante su creación, o por lo poco que expongo de ellos en mis relatos. No siempre dependes de una descripción física, o tal vez prefieras que los personajes no estén descritos para nada, o estén descritos vagamente. Eso ya depende de cada uno.
  • También es importante conocer el camino que va a tomar el personaje en la trama. No solo su rol en la historia, sino alguna decisión importante que tomará y cambiará el transcurso de la trama.
Una cosa importante a saber es que todos estos puntos están interrelacionados. Cuando escoges una virtud, vas buscando un motivo, cuando sabes ese motivo, sientes el cambio en la personalidad, y por tanto sabes las decisiones que vas a tomar en la trama (¿te das cuenta ahora de por qué el nombre o el aspecto físico no son tan importantes a la hora de crear el personaje? A no ser que tu historia hable sobre diferencias raciales o de una familia rica, normalmente estas características no tienen importancia en la creación del personaje).  Solo tienes que empezar a pensar un poco, y todo surge como una reacción en cadena.

¿Es necesario hacer una ficha de personaje para cada personaje?

 

Después de todo el rollo que he metido, casi me veo obligada a decir que sí. Las fichas de personaje son muy importantes para conocer al personaje que has creado. Pero puedes encontrarte en un punto en el que ya conoces a ese personaje, bien porque estés escribiendo un fanfic o porque sientes que ya sabes todo de ellos. Yo tengo así las fichas de personaje de el Fantasma del Lhanda, porque cuando me decidí a hacerlas llevaba media historia escrita y es difícil no haberme acostumbrado a los personajes.

Comencé a hacer la de Clarya y me cansé a la mitad. En Tao ni le puse nombre


Por otro lado, así tengo las fichas de personaje de la molécula de la discordia. Y antes ni siquiera tenían nombres, este en mis apuntes está como "tatuajes". Lo difuminé porque tenía muchos spoilers.

Esta hasta tiene una foto en la esquina


Y por último, estas son las fichas del relato del otro día.

Scrivener tiene esta cosa tan chachi de poder tener 2 ventanas al tiempo abiertas, y mola.


La cosa cambia mucho dependiendo del estado de desarrollo de la historia. Si estamos empezando, sí necesitamos una ficha, aunque puede contener pocas cosas, pero sí una base. Cuanto más avanzamos, más conocemos al respecto del personaje y podemos añadir cosas, spoilers sobre todo. Y, cuando llevamos mucho tiempo con los personajes, la ficha nos importa poco: sabemos como son, la ficha no es necesaria.

¿Y vosotros? ¿Rellenáis fichas de personaje? ¿Buscáis algo más extenso que mis notas sueltas? Tal vez en esta selección podáis encontrar alguna ficha de personaje que os guste más.

1 comentario:

  1. Todo esto del trabajo de personajes me parece muy interesante. No hace mucho hice una entrada al respecto también, proporcionando modelos y plantillas de fichas.
    En mi caso, dependiendo de la historia necesito más detalles o menos para los personajes, pero sí es cierto que una ficha básica siempre hago. Luego se puede ir ampliando y, de hecho, tengo una ficha en borrador bastante detallada que algún día subiré al blog. Cuando la neceste y la pase a limpio la subiré, pero primero debo dar con una historia que me requiera personajes con semejante nivel de detalle :-)

    ResponderEliminar