Correspondencia ajena: Yo.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Y vuelvo a la correspondencia ajena tras mil años sin coincidir con la iniciativa. Hoy la carta me ha quedado... rara. Pero espero que entendáis lo que quiero expresar.
¡Espero que os guste! O que os haga pensar...

  Emisor: Un chico tratando de saber quién es realmente. Receptor: Sus padres.

Queridos padres
OS escribo porque estoy cansado de deciros que no sé quién soy. No soy vuestro hijo, no soy la persona que esperáis que sea.
Claro que tengo el nombre que me disteis, y en el carnet de identidad pone bien claro quienes son mis padres. Pero no creo que eso sea suficiente para decirle a alguien quién tiene que ser.
Estoy cansado de etiquetas que no me identifican, de ser encasillado, de parecer más un objeto con ingredientes que una persona con alma.
Porque ese no soy yo.
No soy un género, no soy una edad, no soy un color de ojos, no soy una identidad sexual, no soy un empleo y no soy vuestro descendiente. Soy algo más. Soy yo.
Y sólo quiero ser eso. Por favor, no quiero estrés, no quiero etiquetas. Llamadme por mi nombre y no por mi futuro, alabad lo que soy y no lo que hago.
Solo os pido eso. Que por una vez, veáis al hijo que tenéis delante, y no al que tendréis.
Porque, al final, lo perderéis.
Os quiero.
Yo. Si es que sabéis quien soy

15 comentarios:

  1. A mi me ha hecho recordar una época pasada con mi padre algunos años atrás.. pero más que verme como su futura hija, intentaba verme como la niña que fui antes: antes no hacías esto, antes no hablabas así, y mi favorita, antes no eras así. Realmente no me conocía bien e intentaba quedarse con una imagen más cómoda de mí. Padres...

    Besiños ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Alejandra!
      Ya, eso también lo he vivido. La verdad es que creo que pasa al crecer, tus padres quieren verte como eras ante sin darte cuenta que las nuevas experiencias evidentemente cambian a uno. Pero supongo que con el tiempo se adapten. A fin de cuentas, son nuestros padres.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  2. Creo que la mayoría que leamos esta entrada nos sentiremos identificados de un modo u otro. Los padre siempre tratan de encasillarnos, de decirnos qué es lo mejor para nosotros, qué debemos estudiar, en qué debemos trabajar... sin detenerse a pensar si eso nos hace realmente felices y si es lo que de verdad queremos hacer. Porque los padres siempre buscan lo mejor para nosotros, siempre nos ven como sus niños eternos a los que hay que proteger. Nos ven como "sus hijos" y no como alguien independiente que ha sufrido cambios en su vida. ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, creo que eso de "haceros pensar" os ha calado hondo, ¿eh? jajaja
      Yo creo que sí, que siempre están ahí protegiéndonos, sea bueno o malo, que no nos dejan tropezar y nos eligen el camino. Supongo que a veces uno tiene que imponer su criterio si no quiere acabar mal.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Es la primera vez que paso por tu blog, lo descubrí cotilleando en comentarios jajaj, me ha gustado mucho la carta y entiendo lo que es que miren lo que quieren que seas en un futuro y no lo que realmente eres...

    pásate si quieres por mi blog (no dejo el enlace porque no me gusta, no queda bonito jja)

    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cristian!
      Ya me he dado una vueltecita jejeje Me alegra que te haya gustado la carta, y me alegra que te hayas sentido identificado, ¡significa que hago bien mi trabajo! jajaja
      Un besín!

      Eliminar
  4. Un texto genial. Los personajes los propuse yo, y me parece maravilloso la cantidad de matices que se le puede dar...
    La verdad es odio las etiquetas, odio que se catalogue a las personas por las apariencias, odio los prejuicios de esta sociedad...

    Saludos, te espero con nueva entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido, es lo genial de todas estas iniciativas: no sabes a dónde va a llevarte el texto de tus compañeros. Ni siquiera sabía dónde iba a llevarme el mío, pues tenía una idea muy distinta de lo que iba a pasar, jeje
      Y sí, yo también odio los prejuicios. Recuerdo mucho algunos posts de tumblr al respecto, y supongo que me inspiré un poco en esta sociedad tan "etiquetadora" que tenemos.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  5. Sí, todos pasamos por esa época en la vida. El problema es que en esos momentos ni tú mismo sabes muy bien quien eres ni lo que quieres. Es el tiempo, la perspectiva y las vivencias personales lo que te acaban definiendo, y no porque te digan o te intenten dirigir vas a convertirte en lo que quieren.
    Muy chula Gema, hace pensar...
    Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que he logrado que todos os pongáis en modo pensativo, jeje. La verdad es que sí, hay veces en las que uno está muy perdido y no ayuda ver que tus padres te intenten encasillar en algo que no eres.
      Me alegra que te haya gustado, Ángela, se te echa de menos :)
      ¡Un besín!

      Eliminar
  6. exelente ! la verdad que mucha gente debería leer esto y dejar de poner etiketas
    te espero por mi blog besito te sigo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me alegra mucho que te haya gustado, y sí, si la gente leyera el texto y pensara en la cantidad de etiquetas que le atribuimos a las personas...
      ¡Un besín!

      Eliminar
  7. Muy bueno, aunque no me siento asi creo que hay una epoca en la que todos nos sentimos un poquito asi. Me encanta como escribes.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Amanda!
      Me alegra que te guste.
      Un besín

      Eliminar
  8. beautiful blog kisses albert

    ResponderEliminar