El tesoro del futuro {Relato Corto}

viernes, 26 de septiembre de 2014

¡Hola!
Hoy vengo muy feliz. No me digáis por qué, pero me ha encantado escribir esta historia, y tenía ganas ya de compartirla con vosotros. Es una historia que surgió medio dormida y que decidí escribir todavía en ese mundo entre el sueño y la realidad.
¡Espero que os guste!



Los único que se escucha a 500 metros bajo el nivel del mar es la respiración de las bombonas de oxígeno, y las burbujas alcanzando la superficie. Margaret conocía aquel trabajo, vivía sumergida, bien descubriendo nuevas especies de peces, o bien buscando los secretos de las viejas civilizaciones.
A su izquierda, unos metros más arriba, buceaba Dave. Era mucho menos atrevido y siempre temía ser atrapado por una morena mientras vagaba entre las columnas de algas o corales que atravesaban. Ella prefería inmiscuirse, vagar entre las aguas más frías y oscuras. Y así acababa siendo ella la que alcanzaba sus pequeños tesoros, aunque fuera Dave quien preparara los sistemas para llevarlos a superficie.
- Marge, el radar ha detectado algo a 500 metros dirección noroeste. Puede que sea nuestro cofre del tesoro.
Ella asintió, avanzando hacia el punto que el radar en su casco de buzo le señalaba. Pudo ver la sombra de Dave sobre ella, siempre rezagado. Era como su guardaespaldas submarino. Le pegaba ese mote. Cuando el oxígeno no quemara su garganta, haría ese comentario.
Avanzaron entre grandes columnas que poco tenían de chimeneas volcánicas y ambos buzos se miraron. Era esa mirada de complicidad, de saber que habían encontrado uno de los tesoros más codiciados en la actualidad, les hizo sonreír.
- ¿Es aquí?- Preguntó Margaret, ignorando la quemazón de su garganta. Las aletas rozaban una superficie lisa, poco habitual para las profundidades marinas.
- creo que sí, será mejor subir las torretas a superficie. Dave.
El segundo buzo asintió, comenzando la laboriosa misión de amarrar con fuerza lo que bien podrían haber pasado por arrecifes de coral verticales.
Marge rodeó las columnas. reconocía la vieja tecnología. Bancos de datos, lo que antes se había considerado la nube, sumergido tras el calentamiento global. Información perdida durante décadas, olvidada casi. Hasta que gente como ella había decidido que era hora de hacer resurgir a esa gente, de recordar lo que habían vivido.
De recuperar sus fotos.
Tenían cuadros antiguos, tenían fotografías en blanco y negro, y tenían algunas imágenes a color. Pero de golpe llegó la tecnología. Llegó la nube, llegaron las redes sociales. Y las fotos en formato físico desaparecieron. Y con ellas, se perdió la historia.
Hasta entonces.
- Ya está asegurado. Marge, es hora de ascender.
La joven asintió, dejando que una nube de burbujas se escapara de su boca mientras iniciaba el ascenso. Estaba eufórica.
Porque, en aquella época moderna, de tecnología y de abundancia, el mayor tesoro era algo tan simple como unos recuerdos.

23 comentarios:

  1. Yo tuve el privilegio de conocer cachitos de este relato que al final no has puesto, así que me siento una chica con suerte <3 Me gusta mucho tu creatividad y como consigues hacer una buena historia de algo tan cotidiano. Y encima consigues que enganche. Eres increíble. Un besito <3

    PD: jo, yo quería mi ingeniería genética de dragones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja esperate, que saldrán a la luz. Todo sale a la luz tarde o temprano ;)
      Me halaga muchísimo y me alegra que te haya gustado, en serio, muchas gracias dragona, enseguida investigaré para darte a tus descendientes (?)
      ¡Un besín!

      Eliminar
  2. Ohayo!! :D

    woooww me mola como escribes! te sigo quiero leer mas de esto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchísimas gracias por tu comentario, me alegra que te guste.
      ¡Un besin!

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho el relato, está genial la atmósfera submarina en la que has situado la historia.

    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor yo creo que ha sido esa atmósfera tan bonita en la que lo he colocado, sí. No sé, me apetecía algo marino, que hacía tiempo que no tocaba el tema jejeje. No puedo apartarme demasiado del agua, parece (?)
      ¡Un besín!

      Eliminar
  4. Hola!! Vengo a decirte que ya te añadí a la lista de la iniciativa :) Te añado a la cabaña de Hermes?
    Si prefieres a Artemisa me avisas y ya me invento yo algo para que ella tenga hijos jajaja lo que no quiero ves que haya gente descontenta!

    Mil besos ♡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Irene!
      No no, no hay problema, Hermes me encanta igualmente y no voy a estar descontenta para nada jajaja
      Estoy pendiente a ver cuando subes más cosas de la iniciativa.
      ¡Un besín!

      Eliminar
    2. Valee, me alegro
      Entonces te apunto ahí ;)
      La próxima semana subiré algo para que vayáis sabiendo la clase de actividades
      Mil besos

      Eliminar
  5. Precioso, sencillamente precioso.
    Breve pero muy imaginativo, con un toque nostálgico ;D
    Espero poder seguir leyendo tus maravillosos relatos, un beso
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, me alegra mucho que te haya gustado, Lena, esperaba que tuvierais ese toque nostálgico también.
      ¡Espero que te sigan gustando el resto de entradas!
      ¡Un besín!

      Eliminar
  6. aprecciate your blog kisses albert

    ResponderEliminar
  7. Mira... este final no lo habría sospechado en la vida... Se me ocurrían cosas de todo tipo, pero esta... Me has pillado (una vez más)
    Genial :-)
    Un besico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja me encanta sorprenderos. De vez en cuando se me ocurren cosas muy raras, lo admito :)
      ¡Muchas gracias por tu comentario Ramón!
      ¡Un besín!

      Eliminar
  8. uis, no esperaba ese final, sorprendente pero me ha encantado, me he quedado un poco rara al principio para que engañarte jeje, pero me ha molado que conste,
    ha sido algo así como Sorpresa!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que con el principio nadie sabe por dónde voy a ir, jeje, en parte eso me gusta. No se me da bien el misterio pero os puedo sorprender aunque sea un poquito.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  9. me ha gustado mucho porque no sabía que esperar):
    me quedo por aquí, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado :) Siento que no supieras qué esperarte jeje
      ¡Muchas gracias!
      ¡Un besín!

      Eliminar
  10. Hola.
    Muchas gracias por el relato. Lo leeré con calma :)
    Posdata: Déjame tu correo en mi último post, me ayudarías mucho :)
    Saludos con Hermes.

    ResponderEliminar
  11. ¿Cómo se puede escribir tan bien? Comparte con nosotros tus trucos, te aseguro que me encantan tus relatos cortos, todavía no he encontrado a nadie que escriba como tú.
    Este me ha fascinado por completo.
    Un besazo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, pues no sé. Escribir sin pausa. Aunque que lo digas tú con tus relatos...
      Intentaré ver si tengo alguna pauta que compartir con vosotros, pero de momento lo que te puedo decir es... PRÁCTICA :D
      ¡Me alegra que te gustase!
      ¡Un besín!

      Eliminar
  12. Oh, me encanta, me encanta. El final es que es demasiado genial❤ Hacia mucho que no me pasaba por aquí, ¡lo siento! Pero es que estoy sin portátil y no hay manera de entrar en blogger TT

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja muchas gracias Claudia, hacía tiempo que no te leía :) Esperemos que recuperes pronto tu portátil, yo también he pasado por eso :(
      ¡Un besín!

      Eliminar