Te Robo Una Frase: HeLa

lunes, 15 de septiembre de 2014

Hay momentos en la vida en los que la única manera de salvarse a uno mismo es muriendo o matando. — Julia Navarro — Dispara, yo ya estoy muerto.  (Propuesta por Kary)



A veces la persona por la que interceptaríamos una bala es aquella apretando el gatillo. Y en esos momentos es cuando sientes que todo tu mundo te da vueltas. Supongo que algo así sentí yo, supongo que fue mi culpa por confiarme, por dejarme consumir por un amor tan inocente que no vi lo que se escondía detrás.
Supongo que es mi culpa.



- Te creía mejor persona.- ¿Qué se supone que dices en estas situaciones? Cuando te ves atrapado sin capacidad de escapar. Todo lo que pasaba por mi cabeza era una sarta de estupideces, tal vez para tener un poco más de tiempo y pensar. Él pareció notar mi ineptitud con las palabras, porque se acercó, todavía pistola en mano, y me alzó el mentón. Ese gesto había sido una muestra inocente de afecto apenas unos días atrás, y ahora se notaba desafiante, demostrándome que todo había sido una mentira.
- Y yo te creí más lista. La gente cuenta verdaderas maravillas sobre tu inteligencia. Bueno, no habrías podido crear el elixir de la vida si no.
- Y lo piensas vender en el mercado negro.
- Ya te dije que siempre he sido un hombre con ambiciones.
- ¡Hablaste de ambiciones de futuro!- Es triste que los nervios pudieran conmigo, pero pudieron, me incorporé, a pesar de mis dificultades por estar maniatada. Logré ponerme de pie frente a él y no dejar que las lágrimas cayeran por mi mejilla.- ¡Hablaste de familia, hijos, de una buena vida!
- Nunca dije que fuera contigo.- Respondió, cabizbajo.
Hay palabras que rompen, palabras lapidarias, y luego están las suyas. Dispuestas a destrozar, como llevaba demostrándome desde que me había raptado y comenzábamos el viaje hacia el interior del laboratorio, pasando todas las barreras de seguridad con mi ayuda. Tal vez debería haberme roto y todo habría sido más fácil. Desmayada en el suelo nunca habríamos llegado hacia el elixir. Pero mi orgullo me impidió darle ese placer. Me mordí el labio inferior y miré al infinito. Él estaba abriendo la puerta que almacenaba el elixir.
- Contraseña fonética requerida.
- Vamos, preciosa, no me decepciones ahora y todo saldrá bien.
Pero ya nada podía salir bien, porque después de jugar a ser Dios, de crear una vacuna que permitía la regeneración de cualquier tejido en cuestión de segundos, y que impedía la muerte, no me sentía capacitada para dejarme mangonear. Hay momentos en la vida en los que la única manera de salvarse a uno mismo es muriendo o matando, pero es peor cuando tienes que salvarte de uno mismo. Porque yo sabía que ya no era la misma, que nunca más sería la misma. Y supongo que por eso hice lo que hice. Porque era la única forma de salvarme.
- Soy la doctora Lacks, investigadora del elixir de la muerte... Iniciar protocolo de autodestrucción.
Al instante, la sala perdió toda iluminación. Pude ver, aún así, la silueta del que había sido mi marido durante diez años acercarse.
- ¿Pero qué haces?? ¿¡Acaso quieres morir!?
Sonreí. Esa debía haber sido la primera pista de su ausencia de amor. Ni siquiera conocía el tumor que, pocos días antes, hacía metástasis en mis huesos y aseguraba mi viaje a la tumba. Un dolor que me recorría de pies a cabeza en todos los momentos del día, una herida incurable, siguiendo el legado de mis antepasados.
- ¿No lo entiendes? Morir es una bendición. Aunque tenga que morir a tu lado.
Supongo que es el precio de la investigación en mi familia. Una muerte joven, rápida, y memorable.






26 comentarios:

  1. Impresionante. Soy muy fan de este tipo de historias, con personajes tipo "novela negra", y tu la has bordado. Y el final me ha dejado roto, jejeje.
    Gracias por volver a jugar y compartir tus letras en el reto. :-)
    Un besico!
    PD. Yo no he adivinado el significado del título :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía que hacer ese final. Bueno, no, posiblemente podía haber hecho otra cosa, pero teniendo en cuenta el toque "histórico biológico" que había querido darle, pues tenía que hacerlo.
      sobre el títlulo. Las células HeLa, de Henrietta Lacks, son un tipo de células inmortales, una línea celular que ha sobrevivido hasta nuestros tiempos. Se utilizan en gran parte de las investigaciones contra el cáncer y, como en realidad el cáncer es un poco el modo de inmortalidad, decidí como hacer ver que eran estas células las que habían conseguido el elixir de la vida. Supuestamente nuestra joven científica es descendiente de esa mujer afroamericana que cedió sin saberlo su tumor a la ciencia.
      Era difícil que lo supierais, por eso lo del premio. Mi vena bióloga de vez en cuando sale a la luz, jeje.
      ¡Un besín!

      Eliminar
    2. Gema, no te conocía; me ha gustado mucho cómo has tratado este tema. Ya te sigo con mi perfil de seudónimo y en cuanto me conecte como Inma Flores también lo haré. Un abrazo y enhorabuena por el relato.

      Eliminar
    3. ¡Gracias Irene! Me alegra que te haya gustado la historia. ¡Un besazo enorme!

      Eliminar
  2. Muy buen relato y el final magnífico, lo has bordado. Saludos Gema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Frank! Me alegra que te gustara.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  3. Muy buen relato,y gracias por las explicaciones dadas a Ramón, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Amelia! Me alegra que te gustara, y sobre todo, que disfrutaras con la explicación del título :)

      Eliminar
  4. Gracias por jugar. Me ha encantado el relato y me ha gustado mucho saber más....
    En cuanto a la historia, bueno, es una pena que el capullo del profesor no la quisiera... y que acabe en "murieron infelices y no comieron perdices", pero eso lo digo yo porque soy más de finales en boda y películas con palomitas! jajaja. No, en serio, me gustó de verdad.
    Nos leemos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja yo los finales de boda los llevo en los relatos largos, en estos... Ya se ve que no tanto
      Me alegra que te gustara, Mary Ann :)
      ¡Un besín!

      Eliminar
  5. Me gustó muchísimo! Muy buena historia (muy ilustrativa) y mucho mejor el final. Nos leemos en la próxima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Patricia! Me alegra que te gustara.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  6. La historia está muy bien enlazada y el final me ha gustado mucho. La iniciativa es estupenda.
    Yo no hubiera acertado el significado del título si no lo explicas. Gracias por las aclaraciones, todos los días se puede aprender algo nuevo.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustase, Abril. Lo del título me parece que al final solo va a ser cosa de biólogos y médicos jajaja
      ¡Un besín!

      Eliminar
  7. Otra que no hubiera entendido el título si no lo hubieras explicado. Me ha gustado la narración en primera persona. El regusto amargo que dejan las letras mientras van desfilando en la lectura del relato. Interesante final, a juego con una relación que está más muerta que la protagonista. Por cierto, da la sensación que el relato pertenece a algo mucho más grande.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tu comentario, Sandra!
      La verdad es que haces un análisis super interesante de la obra, yo creo que no llegué a tanto jeje. Sobre el relato perteneciendo a algo más grande... tal vez por la magnitud de la historia, que podría haber dado para más, pero la verdad es que ni lo había pensado tanto. Sería cosa de darle vueltas a la cabeza, pero no sé si sería capaz de llevar algo tan grande y dejarlo bien.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  8. me gusto la narración, muy profunda, y sincera; un golpe al corazón.

    ResponderEliminar
  9. Fantástico el relato, me ha encantado, de verdad! Yo no veo otro final a esta historia. Tenía que ser ese! <3

    un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra que te gustara, Anyi! La verdad es que adoro vuestros comentarios. ¡Un besín!

      Eliminar
  10. Tan maravillosa como siempre. No dejas de sorprenderme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para maravillosa tú, cielo <3 jo, me alegra que te guste.
      ¡Un besín!

      Eliminar
  11. Un gusto leerte. Me gustó el final. Nos leemos en la próxima entrega de este fantástico juego.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!
    Te felicito por el relato, es fantástico.
    Un beso

    ResponderEliminar