Tres para el descenso {Relato Corto}

viernes, 6 de junio de 2014

Y comenzamos el segundo mes del four by flash. Hoy os presento a Angie y Nir, personajes de la secuela de mi primera historia acabada (que por favor ignoremos que existe). La verdad es que los echaba de menos y una noche con semi-imnsomnio me puse a pensar en ellos y surgió esta serie de relatos cortos. Espero que os gusten :D


 Tres para el descenso.



Siempre dije y repetí que yo, como ángel, no bajaría al infierno por distintos motivos. El primero y más importante no era el orgullo, sino el mareo que me producía teletransportarme hasta el lugar decidido. El segundo, por ser imposible pasar desapercibida ahí abajo. Ser hija de una cazadora de demonios no iba a conseguirme muchas amistades en el infierno, más bien todo lo contrario.
El tercer motivo era porque tenía que formar un plan con Nir, el demonio de mi clase. Y ya tenía suficiente con esa especie de simbiosis en la que ambos nos protegíamos, como para encima tener que depender completamente de su ayuda.
Habíamos elegido el día de la tierra para bajar, por ser el momento en el que el acceso era más fácil. Los Dioses confinados en la Tierra eran más fuertes cuanto más se acercaba el solsticio de primavera, y eso hacía que los demonios no pudieran invocar tormentas, huracanes y otras catástrofes naturales. Tras años de intentos habían decidido que lo mejor era no malgastar sus fuerzas, y dedicaban aquel día a celebrar un gran baile para todos aquellos que estuvieran dispuestos a descender hasta las profundidades terrestres por un par de copas y canapés.
Y claro, estaba nerviosa.

Un par de golpes a la puerta de mi habitación me sobresaltaron e hicieron que ocultase el vaporoso vestido azul que había decidido ponerme bajo montañas de ropa. Por suerte era un desastre como persona y nadie sospecharía de la ropa desordenada por mi habitación.
Abrí la puerta intentando ralentizar mis pulsaciones, pensar en otras cosas y, cuando abrí, vi la corta cabellera rojiza de Nir. Ahí mi corazón volvió a acelerarse.
- ¿Qué haces en casa?- Murmuré. Alguien debía haberle abierto, y teniendo en cuenta que iba de traje, mi tapadera de salir a cenar con amigos se iba al traste.- ¿Qué te han dicho?
Nir rió, ignorando mi estado de preocupación y dando un rápido vistazo a mi habitación. Sus ojos negros escrutaron el lugar hasta localizar la tela azulada bajo la ropa y, sin siquiera pedir permiso, entró y alzó el vestido entre sus manos.
- ¿No es un poco llamativo para lo que teníamos pensado?
Arqueé una ceja.
- No irás a creerte que porque vaya a bajar al infierno pienso ir vestida de cuero y con un látigo en la mano, ¿verdad?
- Qué decepción.- Comentó, volviendo a posar el vestido sobre la cama. Desvié la vista para que no viera el color en mis mejillas y miré de reojo el vestido.- Tu padre me fulminó con la mirada antes de dejarme entrar pero no dijo nada.Tu madre solo me sonrió.
Mi madre sabía más de lo que me contaba, pero esa es otra guerra. Cerré los ojos, consciente de la situación.
- Ve fuera, me visto y salimos.

Tardé media hora en vestirme, arreglarme y maquillarme, y cuando llegué al salón descubrí a mi hermano también vestido de traje y con el ceño fruncido, sentado frente a Nir. El pelirrojo alzó la vista para mirarme con preocupación y de golpe olvidé cómo caminar con tacones y tuve que sostenerme a la pared. ¿De verdad mi viaje al infierno acababa de torcerse porque mi hermano iba a ser mi carabina?
¿Quieres saber lo que pasa? Lee la continuación aquí

4 comentarios:

  1. !Hola!:
    Qué buen relato.
    Ya te sigo y espero sigas mi blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fabián.
      Muchas gracias por seguirme, me alegra que te gustara el relato.
      Nos vemos por google plus ;)
      Un besín.

      Eliminar
  2. Me gusta *-* Voy a buscar la continuación. Y me hizo mucha gracia lo de "olvidemos que existe" con respecto a tu primera novela, yo suelo sentir lo mismo con la mía. Me quedo a seguirte. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Genial! Creo que me has enganchado a estos relatos, así que me tendrás muy seguido por aquí ^^

    ResponderEliminar